Supina ignorancia parlamentaria restó brillo a interpelaciones

Una vez más la bancada de la Mesa de la Ultra Derecha (MUD) hace el papelote de siempre y pone a pasar vergüenza y tragos amargos a quienes de buena fe o con engaños les dieron el voto para llegar a la Asamblea Nacional, a la cual lejos de darle calidad y consístencia la devaluaron con sus pobres y mediocres actuaciones, desperdiciando una oportunidad de oro para satisfacer al pueblo en sus dudas e inquietudes, con la comparecencia de los ministros del gabinete del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

Creo honestamente, que quienes perdieron su voto apoyando a estos arlequines, deben estar si no arrepentidos, al menos avergonzados y como hierro sobre brasas porque hay que ver la vergüenza y pena ajena que dieron el pasado jueves 17 de febrero en la oportunidad que comparecieron seis ministros entre ellos Rafael Ramírez y Alí Rodríguez Araque, ambos tienen sendas papas calientes en sus manos, dos sectores sumamente sensibles y que han sido el blanco de los ataques de la ultra derecha venezolana, como lo son la industria petrolera y la industria eléctrica.

Las exposiciones de ambos ministros fueron brillantes, una clase magistral, a través de la cual de manera muy elegante invitaron a los voceros de la MUD a estudiar a documentarse a ponerse a tono con el escenario ofrecido por la revolución, para que no den lástima en cadena nacional. Tanto Ramírez, como Rodríguez Araque frente a los discursos insolentes y provocadores, con preguntas signadas por la ignorancia a cerca de quienes tenían en el estrado, sin inmutarse se dedicaron de manera didáctica con lujo de detalles a mostrar los avances de dichos sectores, que fueron recibidos por la revolución, como entelequias chatarrizadas, que los gobiernos apátridas de la IV República tenían listos para privatizar vendiéndolos a sus cómplices de la oligarquía y las transnacionales a precio de gallina flaca, como lo habían hecho con SIDOR y CANTV, a través de un cadalzo denominado “Fondo de Inversiones de Venezuela”, a cuyo frente estuvo un eminente subastador de la soberanía nacional de nombre Herber Torres.

Ramirez, con pruebas en mano y proyecciones de láminas destrozó el discurso tendencioso y apátrida, mediante el cual se pretendió estigmatizar a PDVSA, como una empresa quebrada, endeudada y con fuerte caída en la producción, sueño dorado de estos peones de Fedecámaras, que en el 2002, quedaron frustrados, cuando el sátrapa que montaron en Miraflores con el apoyo del gobierno norteamericano y la complicidad de un generalato cipayo, fue depuesto por el pueblo a las 37 horas de haberse autoproclamado presidente con todos los poderes en su puño, pues mediante decreto había disuelto a la Asamblea Nacional, al Poder Moral, al Poder Electoral, al Poder Judicial y derogado la Constitución de la República, aprobada por el pueblo en un referendo nacional, Ese sujeto, Pedro Carmona Estanga, su secretario, que leyó en cadena nacional de Radio y TV los decretos que instauraban la tiranía y sus ministros, se defecaron y orinaron en el Palacio de Miraflores, cuando la Guardia Presidencia los detuvo y vieron, como estaban rodeados por el pueblo que pedía sus cabezas, que no rodaron, gracias a la protección de los militares patriotas y de los ministros de Chaávez.

Por su parte Rodríguez Araque, hizo una radiografía de la industria eléctrica, su recuperación a través del proceso revolucionario y de cómo se enfrentó con éxito el fenómeno del Niño, con lo cual quedaron frustrados los sueños de las “matadores de esperanza” que se frotaban las manos esperando el colapso del embalse de Guri, que genera 70 por ciento de la energía que consume el país; y con ello el apagón nacional, que sacaría del poder a Chávez y “sus hordas” y ellos volverían a disfrutar de lo que consideran su hacienda particular, el país.

Rodriguez Araque los remató con su larga y documentada exposición sobre el plan de aseguramiento del Sistema Eléctrico Nacional en el cual trabajan 15 mil hombres y mujeres, instalando equipos en todo el país, para garantizar para el años 2015, una inyección al SEN de15.510 MW, con lo cual el sistema quedará definitivamente blindado contra cualquier contingencia.

Desafortunadamente los diputados de MUD no supieron identificar que frente a ellos tenían a dos capitanes que comandan las naves más complejas de la revolución y se dedicaron a descalificar sin pruebas ni argumentos serios, y a preguntar estupideces, como por ejemplo que respondieran ante el país, porque en Falcón había barrios con calles sin asfalto, porque en Anzoátegui una alcaldesa construye una costosa sede para el gobierno municipal, porque un contratista de PDVSA, tiene una casa de 3 millones de dólares en Fort Lauderdale, porque no se tapan los huecos de las carreteras nacionales. En fín todo fuera de lugar, incluyendo el ataque a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. En otras palabras la supina ignorancia parlamentaria de la bancada de la MUD restó brillo a las interpelaciones,

Periodista CNP 2414
cd2620@gmail,com
cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2087 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: