JAVU: El fascismo joven de la vieja escuela

Los estudiantes juegan un rol fundamental en las movilizaciones de los pueblos en su justa lucha por la emancipación. Por eso en Grecia, España, Italia; y otros países de Europa. Salieron a la calle junto con otros sectores de la sociedad, para reclamar soluciones justas ante la crisis económica que azota al continente europeo; y protestar ente los paquetes neoliberales impuestos por el Fondo Monetario Internacional. 

Por eso en Puerto Rico, los estudiantes desarrollan una lucha justa por la reivindicación de sus derechos; En contra del alza de las matriculas en las universidades, de la falta de equidad y oportunidades para acceder a la educación. En contra de un sistema educativo que discrimina por capacidad de pago y no por cualidades ni meritos. En contra de un sistema colonial, en pleno siglo XXI, los estudiantes puertorriqueños elevan su voz para que de una vez por todas, salgan los militares gringos de la valiente tierra boricua.  

Las reivindicaciones históricas conseguidas por los movimientos estudiantiles, han sido logradas ante el fuego y la sangre de muchos compañeros y compañeras. Como lo hizo el movimiento cordobés de Argentina en 1918. Como el movimiento rebelde de estudiantes de 1968 en Francia; conocido como el “Mayo Francés”. Cuya insurgencia traspasaba las fronteras de las universidades, para sumarse a la exigencia colectiva de los obreros y desocupados por el capitalismo, que protestaban ante la dictadura del mercado y que fueron traicionados por los dirigentes sindicales y los partidos que negociaron ante el poder. 

Sin ir muy lejos, en La Venezuela de la 4ta República, muchos estudiantes que protestaban en contra del incremento del pasaje estudiantil, en contra del incremento en las matriculas universitarias; por citar algunos casos. Eran duramente reprimidos, asesinados y torturados; por los cuerpos represivos que si allanaban las universidades cuando querían, para la caza selectiva de dirigentes.  

Por eso causa un poco de pena y risa, cuando en Venezuela, en medio de una Revolución Bolivariana que reivindica los derechos de todos los sectores prescindidos de la sociedad; que ha abierto la posibilidad de la educación a los históricamente excluidos, a través de la construcción de escuelas y universidades, facilitando el acceso al estudio académico a través de la municipalización y las aldeas universitarias. Un grupo de jóvenes estudiantes, pertenecientes a una especie de secta fascista, denominada: Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU). Financiada por el imperialismo estadounidense a través de United Agency for International Development (USAID) y National Endowment for Democracy (NED). Defiendan los intereses de la oligarquía y de delincuentes comunes de la burguesía, amparados en la figura de dirigentes políticos de oposición.  

Sabemos los revolucionarios, que se trata de un movimiento importado desde los laboratorios del imperialismo estadounidense. Que funcionó en Europa del Este con las llamadas “revoluciones de colores” o “golpe suave”, y el denominado movimiento OTPOR (cuyo símbolo es un puño cerrado). Que de ninguna manera tiene nada que ver con discursos “panfletarios” ni con la llamada “paranoia de la izquierda”. Que es real, que los mismos dirigentes de OTPOR en Servia y otros países, declararon ante las cámaras, que no habría podido ser posible nada de lo logrado, sin el financiamiento de la USAID y la NED, “agentes impulsores de la democracia”. 

Se equivocan, sin ningún “aire de triunfalismo” podemos decretarlo. El imperialismo vuelve a perder esta batalla en contra de la Revolución Bolivariana, por creer que las condiciones objetivas y subjetivas, son iguales en todas partes. Por creer que como se consumen las mismas hamburguesas de Mac Donals en todos lados, el pueblo venezolano también consumiría movimientos enlatados al servicio del imperio gringo. 

Ya es de conocimiento público, cuales son los cimientos de JAVU y otros movimientos estudiantiles al servicio de la burguesía en Venezuela. Todos pudimos observar las cruces gamadas nazis entre sus marchas escuálidas, sus declaraciones racistas y de clase burguesa, las llamadas “guarimbas” fascistas que quemaban el Ávila y atentaban contra el pueblo bolivariano. Por eso se equivocan de nuevo, aunque los “Miedos de Comunicación” y demás ecos de la oligarquía, los enaltezcan ante los ojos miopes de la comunidad internacional. 

Venceremos…   
 
 adaleduardo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3456 veces.



Adal Hernandez


Visite el perfil de Adal Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: