Llueve sobre mojado

Oposición no water resistant

El clima político de la oposición amenaza con empeorar por el  cúmulo de discursos moja pendejos. El detritus que les tupe el cráneo en tiempos soleados, se aguachina con el primer gran palo de agua y se desborda con cada declaración absurda. Lo mismo de siempre pero en vaguada. La depresión barométrica que  sufren porque el rrreeégimen está haciendo frente con éxito a las inundaciones más grandes en cuarenta años, los tiene locos. Tanto así que no aguantaron hacer una idiotez como esa de meter franelas con propaganda fascista y pañoletas con la bandera yankee en las bolsas de ropa que entregaron en un show aguado, vía Cloacaterror.

La MUD está húmeda. Pero no es porque salió a socorrer al Pueblo en necesidad, es el llanto desconsolado al ver que el cambio climático no influyó  en las elecciones del 5D y el pronóstico del tiempo en el 2012 es palo y no de agua. Tanto anhelo y pedido al cielo, tanto nadar y no nadan nada ¡Que llueva, que llueva, que Chávez no se mueva, los disociados cantan, los medios los encantan! Pero qué va, el Líder Comandante es bueno en el barro y lo que carga entre pecho y espalda es amor torrencial y anda por todo el país regándolo. Que el Pueblo baje de los cerros convencido con su verbo, les desbarranca los deseos de que haya más muertos.

El cardenal Urosa Ladino, en sotana de impecable talle, ora pro nobis pecatoribus. Pero vade retro si le solicitan hospedaje en “las casas” del Señor. Si Dios reside donde hay amor y misericordia, no debe estar muy a gusto en las iglesias. Solo un verdadero apóstol de Cristo abre sus puertas para que entren los necesitados; los niños, para que jueguen y espanten con sus risas a los verdaderos diablos que habitan entre confesionarios y púlpitos. Pero miremos la buena noticia; que mientras los heresiarcas rezan encapillados para que continúe el diluvio universal, se abren los portones de comandos y cuarteles, de ministerios e instituciones y juntos, militares, funcionarios, voluntarios y vecinos acuden presurosos a ayudar al prójimo, como Dios manda. El milagro que surge de entre la tragedia es la unión que florece como el araguaney en la sabana.

La basura acumulada en las cloacas mediáticas ha hecho que se desborden en estos días lluviosos. Incapaces de limpiar sus cauces informativos, la avalancha putrefacta arrastra cualquier vestigio de equilibrio periodístico. Mientras Colombia clama en Cancún para que se alcance un acuerdo sincero contra el cambio climático que amenaza al planeta, la incorregible fauna opositora asegura que la culpa es de Chávez. Menos mal que aquí no sufrimos los rigores de  una nevada como la que ocurre ahora en Europa. Pero como en la MUD lo que sobra es lunático, alguno pudiera salir con que esa vaina se debe a la última gira presidencial por esos lares.

En serio, camaradas. Mire que Orlando Urdaneta está tan trastornado que le aseguró a Jaime Bayly que con origami, Chávez cae. El entrevistador, burlón le preguntó que qué hierba se estaba fumando. Claro, experto en enrollar marihuana, seguramente habrá pensado que eso es papel desperdiciado.

Mañana, cuando las aguas vuelvan al cauce, la oposición seguirá fuera de madre arrastrando disociados con sus crecidas de odio. Acostumbrados a hacer poco o nada por el Pueblo, asumen que el país está paralizado mientras silencian en sus medios que la Revolución avanza sobre las aguas. Son como relojes de imitación, pura pinta, puro engaño y con el primer chaparrón que les cae se paran.

coolthin@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1153 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor