¿Ponche a Ravell o estrategia mediática?

“Un, dos, tres…Chávez estás ponchao” esta es una consigna típica de la “profundidad” intelectual del escualidismo y sus manitas blancas que ha sido coreada en los últimos días. Sin embargo, los recientes acontecimientos parecieran indicar que el ponchao es el jefe de una fracción de esa oposición dividida en decenas de fracciones.

¿Está realmente ponchao Ravel?... ¡Cuidado! Que todo puede ser una estrategia.
Si es cierto que a Ravel lo botaron de Globovisión porque los accionistas mayoritarios se dieron cuenta de que su odio y disociación psicótica los estaba conduciendo a una situación en la que podrían perder todo; la noticia es excelente para el país. Recuerden que siempre hemos dicho que lo que es malo para la oposición es bueno para el país y viceversa.

Advertimos, sin embargo, que detrás de esta acción puede haber un plan (personal de Ravel o de la parte de la oposición que él dirige).
Dios quiera que nuestra desconfianza no tenga asidero, pero creer que el turquito Mezerhane y el mafioso de Zuloaga buscan un cambio en la línea editorial de Globovisión para defender otros intereses, nos luce, por lo menos ingenuo.

Para Globovisión es un negocio redondo su confrontación con Chávez. Ellos acaparan el nicho de mercado que representan millones de escuálidos ávidos de noticias que alimenten su odio y confirmen la existencia de un tirano al frente del gobierno nacional.
Esa confrontación les asegura una audiencia y ella, unos anunciantes que dejan en las arcas de los mencionados, millones y millones de bolívares anuales.
No parece sencillo que los dueños de Globovisión abandonen una postura que representa un negocio redondo.

Por otro lado, cuando formaron parte de la conspiración para derrocar (y asesinar) al Presidente sabían que corrían riesgos, pero le echaron pichón. Incluso después que fueron derrotados, lejos de rectificar se “montaron” en el sabotaje petrolero y el sainete de Altamira.
¿Por qué ahora y en vísperas de unas elecciones parlamentarias superimportantes van a salir de Ravel?

En escuálidos redimidos no creemos. Algo está dentro del saco y lo que es, está boca arriba.
Si Globovisión deja de mentir, de manipular y de conspirar dejaría de ser la Globovisión que le encanta a los enfermos del alma y además de generar algunos suicidios entre ellos, vería mermada su audiencia y sus ingresos. Eso nos cuesta creer que no lo hayan evaluado sus dueños.

Veremos que pasa en los próximos días, pero para nosotros esos caimanes del mismo pozo no se están destrozando entre ellos, buscan destrozar a otro.
Mientras tanto, vista con la actitud de Ismael García que puede arrojar luces sobre lo que hay en el fondo de este teleculebrón.

ALEXIS.ARELLANO@pequiven.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3836 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor