Universos paralelos

Hay unos físicos teóricos por ahí que sostienen que hay universos paralelos que jamás entrechocan ni se estorban porque sus respectivas leyes físicas son radicalmente distintas. Andrei Linde llama eso “eterna inflación caótica”. En fin, cosas que apenas entiendo y ni siquiera me constan. Baste con lo dicho solo para ilustrar metafóricamente lo que quiero exponer.

De todos modos no es imprescindible meterse en esos laberintos teóricos para ver cómo en la sociedad se dan esas burbujas inconexas.

Experimento: busca un kiosco de revistas y periódicos bien nutrido. No mires las publicaciones como haces siempre porque solo verás las que ya conoces. Míralas en un orden distinto, una por una de izquierda a derecha y ese otro orden te dará la impresión de desorden porque no es tu orden. Descubrirás revistas que ni imaginabas porque te conectas con universos sociales paralelos. Lo mismo pasa si vas viendo uno por uno los canales de un servicio de televisión por suscripción. Descubrirás canales nuevos, porque normalmente siempre ves los mismos.

A un bolivariano le parece un escándalo que la oposición diga que el gobierno no ha hecho nada en 11 años. Porque ambos viven en universos desconectados, que jamás se acarician. El opositor nunca verá el canal que le informaría que acaban de inaugurar un Metrocable. O que se inauguró el Hospital Cardiológico Infantil Gilberto Rodríguez Ochoa, años ha.

No sé qué ve la oposición porque eso no se percibe desde las leyes de mi universo. O sí, algunas cosas, como ese distrito del infierno que llaman Noticiero Digital, en donde la imbecilidad fascista en estado puro ovaciona de pie el terremoto de Haití. Una mente capaz de esa monstruosidad (desde los códigos de mi universo se percibe como una monstruosidad) no puede ver Barrio Adentro porque su cerebro destruye esa percepción.

Pero dentro de la oposición hay universos paralelos: un joven manifestante nalgas blancas afirma que es pacífico mientras ejecuta violencias contra la humanidad, como el cierre de avenidas o la quema de palmeras y cerros. Y no puede ver a los francotiradores que mataron a dos muchachos en Mérida.

En esas condiciones, ¿cómo emprender un diálogo con la base opositora (la “dirigencia” nunca se pudo hablar) para comenzar a entendernos? No es imposible, pero sí radicalmente difícil.

roberto.hernandez.montoya@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2671 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a94100.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO