Mala leche... la agresión se salió de los cálculos

Lo primero que hacemos es condenar la agresión, porque se trata de conductas cuarto republicanas ejecutadas por la tristemente célebre Sotopol, haciendo honor a su creador Hugo Soto Socorro, comandante de los paramilitares adecocopeyanos, con los cuales la Guanábana, ganaba sindicatos, centros de estudiantes y hasta asociaciones de vecinos a ráfagas y cabillazo limpio, bondades de la “Democracia” que defienden Un Nuevo Tiempo, Primero Justicia, AD, Copei, Podemos  y sus aliados, que sueñan con ver las patrullas de los boinas verdes recorriendo nuestras calles y avenidas, mientras los Cachorros, reciben adiestramiento para optar al cargo de mandaderos del imperio, tal como ocurre en Irak.

Acaso resultemos un tanto reiterativos, cuando a menudo hacemos referencias a las democráticas prácticas de la Cuarta República, pero es que no podemos permitir que eso se olvide y mucho menos que las nuevas generaciones crezcan sin conocerlo, porque del conocimiento de esa historia reciente depende en buena parte la fortaleza revolucionaria, porque solo conociendo en detalle lo que fueron estas personas que hoy se rasgan las vestiduras invocando la democracia y con el mayor descaro pidiendo “libertad” podemos decirles NO VOLVERAN.

 ¿Como olvidar por ejemplo,que en el quinquenio del presidente bueno Raúl Leoni, fue que nació en Latinoamérica la figura de las desapariciones forzosas, que luego sería copiada por Viola, Videla, Massera, Pinochet y demás dictadores del Cono Sur, para alimentar la Operación Condor y la Caravana de la Muerte que tantos desaparecidos dejó en países, como: Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile?

Aquí  en Venezuela mencionaremos algunos casos  emblemáticos como los de: Alberto  Lovera, los hermanos Pasquier, el sociólogo Soto Rojas. Noel Rodríguez, uno de los casos más sonados del primer gobierno de Rafael Caldera. Fueron miles los desaparecidos en los Teatros de Operaciones, como el TO3 y Cachipo, de donde era difícil salir con vida luego de ser recluido allí en calidad de prisionero militar, amén de los asesinados en los calabozos de la DISIP, en el célebre edificio Las Brisas, como el caso más conocido del primer mandato de Carlos Andrés Pérez, nos referimos al vil asesinato de nuestro inolvidable Jorge “Carorita” Rodríguez, joven intelectual revolucionario cargado de sueños y amor revolucionario.

Luego de esta disgresión volvemos al tema que nos motivó este artículo y sobre el cual no opinamos en las primeras de cambio, porque queríamos hacer seguimiento a la reacción mediática y al mismo tiempo haciendo acopio de nuestra larga experiencia como reporteros de calle, mover algunas piezas del rompecabezas y ponerlas en su justo lugar para acercarnos a lo que pudiera ser medianamente la verdad de esta jugada en la “Operación Jaque al Rey”,que cumplió sus expectativas y logró con creces los objetivos planteados, ya que la reacción en los medios nacionales no puede ser más productiva para la derecha reaccionaria, que sigue cabalgando el potro del “Golpe suave” y que no se rinde. En el ámbito internacional, al mezclar estos hechos con el “peligro que representa la revolución bolivariana y su proceso de exportación hacía sus vecinos” por parte del Comandante Hugo Chávez, constituye un espaldarazo para la justificación de los “siete puñales clavados en el corazón de América”, con las bases militares en Colombia, que de acuerdo a conspicuos representantes del nacionalsocialismo de Uribe, no son una amenaza para América, pero si disuasivas contra “la amenaza que  para Colombia, representan Venezuela y Ecuador”.

Cuando nos detenemos en el análisis de los periodistas golpeados durante una confrontación callejera, surgen las preguntas naturales que un reportero se hace en un caso como este. 
 

a) ¿Si este grupo de periodistas dispone de la cadena mediática más poderosa del país, en cuanto a circulación de sus periódicos se refiere, porque no disentir razonadamente contra la Ley Orgánica de Educación  (LOE), utilizando las páginas de esos medios particularmente Ultimas Noticias?. Que no me hablen de información “objetiva” por favor. 

b) ¿Si tienen el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa,en sus manos porque no ejercer la protesta o la crítica a través de esta organización gremial?. 

c) ¿Si tienen la directiva del Colegio Nacional de Periodistas, en contra del gobierno, porque no hacer los planteamientos a través de este gremio? 

d)¿Porque escoger para la protesta pacífica al más genuino estilo de los “Manitas blancas” el mismo día que la oposición sale a calentar la calle? 

Al buscar la respuesta a estas preguntas es cuando uno empieza a dudar de las democráticas intenciones de los honorables colegas que resultaron víctimas de las agresiones por parte de grupos violentos, que los mass medias no dudaron en endilgárselos al gobierno de Chavez y a la planta Ávila TV, es decir matando dos pájaros de una sola pedrada. Por un lado preparar otro expediente contra la “Dictadura chavista” para llevarlo ante la Comisión Interamericana de “Defensa de los Derechos Humanos” y por la otra, satanizar a los reporteros de Ávila TV, que cada día desenmascaran a los peones del imperio y le hacen la vida imposible a los lacayos vende patria. Era necesario poner en evidencia la cordura y ética de los periodistas de la planta capitalina, que es el molino contra las mentiras de la oposición mediática.

Entonces, sin ninguna mala intención inferimos, que detrás de esa manifestación pacífica estaba la mano de un cerebro, porque de paso defendían intereses y posiciones de editores y que casualidad, que la trifulca se presenta justamente frente a la sede de Ávila TV, edificio en el que de paso la planta televisora tiene solo el 5to piso, pero para los efectos de la denuncia el edificio es solo sede de Ávila TV. Y necesariamente nos tenemos que plantear otra pregunta: ¿ No sería que la planificada agresión se le fue de la manos a alguien y entre las sardinas se colaron bagres? ¿Sería que la ficción se convirtió accidentalmente en realidad y en vez de unos toquecitos recibieron sus buenos jetazos y resultaron realmente víctimas de sus propias manipulaciones?

La verdad verdadera, es que nuestra profesión cada día se contamina más. Ya no conforme con plagar de informaciones sesgadas las páginas de los diarios, los diales de las radioemisoras y las pantallas de TV, hay que salir también a vociferar, a insultar y con las manos en alto, al más genuino estilo de los “Manitas blancas”, punta de lanza de las “revoluciones de colores”, que actualmente están muy activos en Irán.

No queremos  emitir juicios de fondo, ni de valor sobre este percance que corresponde al Ministerio Público y organismos policiales investigar, y a los tribunales de la república juzgar, pero si queremos dejar esas reflexiones,para que usted amigo lector active sus neuronas y saque sus propias conclusiones. 

Periodista

CNP 2414  cd2620@gmail.com  cadiz2021@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2807 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: