Libertad de expresión Vs cloacas y pozos sépticos

El bombardeo incisivo y recalcitrante de los diferentes medios en contra del gobierno se hace cada vez más insoportable, es una epidemia que tomó al país impunemente sin que nadie le ponga preparo, ni tan siquiera se les arrugue el entrecejo en señal de reprimenda. Hasta cuándo nos vamos a calar que nos inoculen en la sangre, a través de los supuestos medios de información contrarios al gobierno, excrementos y todo tipo de inmundicias envueltas en odio, rabia y miseria humana. Hasta cuándo tendremos que soportar que a cada instante nos suministren dosis de rencor y de desprecio por nuestros semejantes por el simple hecho de querer sonreír y vivir en paz. Hasta cuándo Globovisión, El Nacional, El Universal y todos los pasquines existentes en el país nos van a estar inyectando mierda en el cerebro, acompañados de sus acólitos internacionales, por supuesto, bajo la conducción del imperialismo que no descansa ni un segundo para tratar de desestabilizar al país, que no cesa de joder y joder a través de sus serviles arrastrados que se hacen llamar venezolanos porque quizás tienen una cédula venezolana y no porque quieran a esta tierra. Esos que maldicen a la madre que los parió aquí y no en USA o en cualquier metrópoli Europea, es decir, que nacieron aquí por desatino de la vida, pero que su tripa umbilical se les quedó enredada en cualquier otra parte menos en nuestro terruño patrio, convirtiéndose en una vergüenza, en una pena ajena que tenemos que llevar sobre los hombros los hijos de Bolívar que si estamos orgullosos de nuestra patria, que arrullamos a nuestro hijo con el himno nacional y cuando sonreímos brotan de los labios los tres colores de la bandera, mientras, el brillo de los ojos se nos repotencia con el fulgor de las ocho estrellas que nos alumbran el camino.

Es hora de detener la impunidad que se gesta a diario a través de los medios de comunicación liderados por Globovisión y la SIP, no es posible que se continúe pateando nuestro gentilicio nacional, que se insulte a mansalva nuestros símbolos patrios y se despotrique contra nuestro presidente, que se trate de desprestigiar a nuestros lideres, a nuestras instituciones y a todo lo que huela patria, a Bolívar y a pueblo. Hasta cuándo nos vamos a calar a Leopoldo Castillo, a Nitu Pérez Osuna, a Bocaranda, a los Poleos y no sé cuantos degenerados más echando baba por la boca, llenándonos de mierda, inoculándonos rabia y racismo, generando en la sociedad un estado de inseguridad, de terror, y de paranoia.

¿Es que no existe dentro de nuestras instituciones, dentro de nuestras leyes, dentro de nuestro código, algún instrumento legal, moral y ético que les haga meter la lengua a estos señores donde no les pega el sol. No se puede crear un decreto, un mandato que les de tres coñazos a estos desgraciados jeta para que dejen de hablar tanta paja y sigan enfermando al país?

Bien bueno que nuestro presidente haya exigido, haya emplazado públicamente a la Fiscalía General de la República, a la señora Luisa Ortega, que haya hecho un llamado al tribunal Supremo de justicia y que le haya dicho al mismo Diosdado Cabello que actúen, que hagan su trabajo, que tomen cartas en el asunto, como también les dijo, que él va a esperar repuestas de sus exigencias en un tiempo prudencial, porque de lo contrario, si no ve ningún producto, él mismo tomará el caso en sus manos y hará que este país, sus representante y sus instituciones se respeten, que ya basta de tanta impunidad, estamos cansado de tanta vaina. Llegó el momento de parar a todos aquellos que se creen con derecho a golpear, ofender y hacer lo que les venga en gana a lo largo y ancho del territorio venezolano amañando, falseando burlándose de un pueblo cuyo único pecado es haber optado por la felicidad y la alegría.

Señor presidente el pueblo, Venezuela entera necesita que de una vez por todas se desactive toda la campaña mediática que nos enferma, nos trasmite indefensión, se hace urgentemente necesario atacar fuertemente sin contemplación a esa oposición dañina y enfermiza que hasta a usted mismo le saca la madre, en su contra aúpan el genocidio, ofenden a nuestra tierra y nadie toma carta en el asunto, como si esto fuera una tierra baldía, donde la clase poderosa, los ladrones de cuello blanco, la oligarquía, el clero y cuanto degenerado existe jode hasta mas no poder sin que haya alguien capaz de asestarle un coñazo en en el hocico para que se les acabe el envalentonamiento y sus creencias de intocables.

No es posible que cualquiera que le de la gana de venir de cualquier parte del mundo venga a hablar mal del gobierno y del pueblo, que se sienta guapo y apoyado, que nadie lo ponga en su sitio, sino que por el contrario, los medios contrarios al gobierno, le dan cualquier centrimetraje en la prensa escrita y le montan tarima en las televisoras para que despotrique y nos embarren con su odio visceral, sin que haya ni una amonestación o que por lo menos se les expulse del país. Cuántas veces más tendremos que seguir calándonos a un Vargas Llosa y cualquier representante de la más rancia extrema derecha internacional, o a cualquier intelectual fascista del mundo que vengan a nuestra propia tierra a pisotearnos la dignidad.

Magistral la invitación que les hizo el señor presidente el viernes pasado a los intelectuales de la derecha invitados por CEDICE a elucubrar y a parir soluciones para solucionar la supuesta hecatombe, que según ellos, destruye al país, invitación que les desmontó la falsa de la tan cacareada falta de libertad de expresión y les desmanteló el show mediático, por supuesto, que no aceptaron tal invitación, poniendo de manifiesto una vez mas la incompetencia, la falsedad de sus argumentos y el interés desestabilizador que encierra cualquier evento o planteamiento que venga de la oposición. Sin embargo señor presidente, el pueblo está arrecho y reclama mano dura, el pueblo que tanto le ama, plantea que se retiren del cargo, que se expulsen del puesto a todos aquellos funcionarios vestidos de rojo enquistado, cual tumor purulento, que retrasan y enferman al proceso, como también a todos aquellos que hasta ahora no han tenido las bolas suficientes y necesarias para hacerse respetar, para hacer que respeten a nuestra leyes y a nuestras fronteras. Señor presidente esculque bien y en cualquier rincón del país encontrará un centenar de hombre y mujeres capaces y dispuestos a ocupar esos puesto que hasta hora no han sido ocupados por hombres y mujeres que hagan honrar esta patria que heredamos de nuestros libertadores. Acuérdese del alicate y apriételes el trasero y las entrañas al más pintao para que usted vea como el país se enrumba por los senderos de la paz, de la armonía, de la magia y de la poesía.

PATRIA SOCIALISMO O MUERTE… VENCEREMOS.

torcatizw@pdvsa.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2582 veces.



William Torcátiz

Ingeniero, Poeta, Musico, Chavista. Analista Mayor de Conformación y Seguimiento de Empresas Mixtas Internacionales de PDVSA.

 torcatizw@yahoo.com      @torcatizw

Visite el perfil de William Torcátiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación



Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a79156.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO