El Efecto Globo-Terror

En la Esquina Caliente, escuche esta tertulia::

Andelfo, pienso que el efecto mediático que está trasplantando
globo terror, en la mente de muchísimas personas que por una u otra razón la ven
(incluso por curiosidad) es desbastador, supera con creces por ser sensacionalista, alarmista y amarillista, la información positiva que sobre el proceso difunden nuestros propios medios revolucionarios.

Ya que, los programas de globo terror están dirigidos psicológicamente a esa parte del pueblo a la que pensar le cuesta trabajo o le origina un esfuerzo que no está acostumbrado a ejercer. En efecto globo terror, está en la conspiración para derrocar al gobierno del pueblo, desde aquel fatídico once de abril por cualquier método factible. Globo terror, siguen un plan de tácticas y estrategias dirigidas desde el imperio, al que le interesa recuperar para sí, las riquezas de Venezuela entre otras el petróleo y el gas. Por esto la cúpula de globo terror se sienten apoyados, y en verdad lo están, por parte del imperio y la oligarquía criolla. No debemos olvidar, que eta es una lucha de clases por el poder.

Además Calistro, las acciones mediáticas de globo terror son abonados generosamente por las torpezas y entuertos cometidos por personas que hablan con poder de decisión y mando a nombre del proceso. El nombrar tanto a globo terror, en los medios del pueblo, los fortalece pues se les da importancia "cosa que hace la hojilla diariamente" y otros programas de radio televisión y noticias de prensa. El estiércol hay que dejarlo como estiércol, pues si se remueve es peor, y huele mal.

No debemos Chico Mena, tener tanto miedo en hacer revolución, el revolucionario
verdadero debe ser audaz. Opino que ya deberíamos haber decidido desde hace
mucho que hacer con globo terror. Claro Calixto, creo que se le debe entregar la frecuencia o el espectro que ocupa, a un colectivo del pueblo que le de un mejor uso de este medio.

No Doro, no debemos preocuparnos tanto, ni ser timoratos, por el membrete colocado a
nuestro proceso de "revolución pacífica" es tan pacifica, que los que conspiran para derrocar a Hugo Chávez, están más protegidos que los verdaderos revolucionarios que apoyamos un
verdadero cambio de estructuras necesario para la continuidad de este proceso bolivariano y socialista cosa esta, que no se ha hecho aún.

Así pasan los días Gaspar, y con ellos las oportunidades de hacer revolución y
profundizar el proceso cosas estas de vida o muere para su continuidad en el tiempo, y de verdad, verdad, darle poder al pueblo. Vemos amigo Chayo, como en las
últimas elecciones la oposición ganó en cifras de votos y conquistó en espacios que nunca se
debieron perder, y menos luego de diez años de proceso y de batallas populares.

Esas actitudes timoratas Juan de Dios, nos han llevado a esta realidad: existe una forma de
derrocar este proceso sin disparar un solo tiro, y es infiltrarlo desde adentro,
es la llamada quinta columna, son los que no actúan cuando deben hacerlo, los que no
hacen las leyes para el pueblo, que tanto sigue esperando soluciones a muchos de sus problemas actuales, las demoran y las hacen dormir en una gaveta el
sueño eterno. Esa es la burocracia que no da soluciones rápidas, ni respuestas
inmediatas a los pedidos del pueblo para la solución de sus problemas. El papeleo innecesario y engorroso para cualquier trámite, que lo retrasa innecesariamente, esto es burocracia. A eso, si debemos tenerle miedo. A la corrupción, denunciada por el propio presidente Hugo Chávez.

Sí, en efecto Secundino, hemos hecho muchas cosas, algunas maravillosas, pero se ha
podido hacer más si tan sólo hubiésemos dado siempre un buen ejemplo
revolucionario; como lo hicieron los apóstoles y el Cristo de Nazareth, como lo
hizo Bolívar, Martí el Che Guevara y otros muchos. Pero me pregunto yo Secundino, ¿Se ha
dado ese ejemplo por parte de muchos dirigentes? No, no lo creo.

 Yo me pregunto José María, ¿porque se pierde en estas elecciones estados y alcaldías como:
Miranda, Carabobo; la Alcaldía Mayor de Caracas, Maracaibo, (caso
espectacular donde nuevamente gana la Alcaldía un connotado y presunto corrupto) que además, se va del país y pide asilo en Perú, y aquí no ha pasado nada Dorilo. Además,
se pierde la alcaldía del Municipio Sucre. Y también la oposición golpista o no, gana la gobernación del Táchira. La oposición golpista Dorilo, gana los estados con más población.

¿Quienes tienen la culpa de estos resultados? Dorilo, algunos o ninguno, y si a esos
algunos, además se les premia en lugar de sancionarlos por su mal desempeño y actuación
durante sus gestiones que por esto se pierden en estos estados y alcaldías las votaciones con cargos aún mejores. En lugar de degradarlos por sus mala gestión pública. ¿Qué pasará? pues muy sencillo Chico Mena, el pueblo pierde la credibilidad en su dirigencia, nace la desconfianza, y crece una voz llamada "populi". Que dicen no es otra que la voz de Dios.
 

Me pregunto Espiridión, es justo sacrificar el futuro y la continuidad de este proceso
por culpa de algunos que no han sabido cumplir e interpretar el verdadero sentimiento de
aquel pueblo que se levantó sólo con el alma y sus manos desnudas a defender a su presidente Hugo Chávez aquella mañana del trece.

Me parece Dorilo, que nuestro líder y presidente Hugo Chávez, no se merece esto, aún
tiene a varios judas sentados en su cena. Que fingen estar a su lado. 
Tan sólo esperan, el momento preciso y oportuno para ejercer su rol de Judas

Ya se han marchado varios Judas Lipo, Judas que como aquel general Basura, y otros, que estaban en el gobierno Chayo, cada uno cuando le tocó jugar su papel en su momento dentro de la conspiración. Conspiración que aún continúa para derrocar el proceso revolucionario bolivariano y socialista y acabar con el presidente Hugo Chávez y los sueños reivindicadores de su pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2976 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor