6 años después.

11 de abril 2002

xactamente 6 meses después del ataque a las Torres Gemelas, Chávez fue secuestrado por la oligarquía criolla apoyada por un centenar de militares vendidos a los intereses de las multinacionales, base del imperio capitalista. Todos los partidos de la cuarta república se prestaron al golpe como lo hicieron los canales privados atendiendo más a la conspiración y a la mentira, que a la realidad de lo ocurrido. Las cúpulas de la CTV, FEDECAMARAS, y la antigua PDVSA fraguaron conjuntamente con la complicidad de la cúpula de la iglesia católica, la traición más grande al pueblo venezolano. El embajador norteamericano Charles Shapiro era la voz y la acción de la CIA y el Pentágono, y el Departamento de Estado de Bush y el lobby sionista que lo apoya. Toda esa estructura golpista que rompe las fronteras nacionales, tuvo en el gobierno fascista español de Aznar otro implicado más en el golpe. Y al igual que muchos de los golpistas criollos, el ex –presidente gallego continúa seis años después del golpe, atacando la revolución bolivariana, como lo hizo recientemente desde Rosario, Argentina, junto a Vargas Llosa y a Marcel Granier.

El golpe del 11 de abril del 2002 no sólo tiene un antecedente en la traición de Don Miqui sino que lentamente irá quitándole las máscaras a futuros traidores como Ismael García que siempre se prendió de la chaqueta del máximo líder, y hoy seis años después, no se cansa de enfrentar a Chávez, llegando al extremo de pretender todos los domingos retar al comandante revolucionario desde el canal golpista Globovizion. ¿De qué le sirvió al traidor de Aragua aparecerse en Miraflores si seis años después estaría apoyando al golpista Ravell y desde esa misma trinchera terrorista atacar al pueblo todos los domingos? El y Baduel son hoy por hoy los emblemas de la traición cívico militar en Venezuela, y eso es bueno que el pueblo lo sepa claramente. Así como Baduel venía traicionando a nuestro líder máximo, Ismael García y Didalco Bolívar lo hacían también desde Aragua. Hoy las máscaras están caídas y todo el pueblo conoce e identifica al enemigo con más transparencia y claridad.

Si el 27 de Febrero tuvo el valor de mostrarle al mundo que Venezuela no se calaba más al neoliberalismo satánico que impulsaba la burguesía criolla y sus aliados, el 11, 12, y 13 de abril vino a demostrarle al mundo que el mismo PODER POPULAR que explotó desde Guarenas para toda Venezuela, explotaba ahora en Caracas, Maracay, Valencia y otras ciudades del país reclamando al líder revolucionario y reestableciendo el orden constitucional. La dignidad de un pueblo soberano se manifestó tanto en 1989 como en el 2002 y fue así como durante 13 años de lucha el pueblo bolivariano orientó su rumbo hacia el socialismo liberador que hoy por hoy reimpulsa con ardor y optimismo la revolución socialista en Venezuela. Trece años en los que se rescató la dignidad de un pueblo y de un líder nacidos para conquistar la libertad, la soberanía y la independencia.

La perversión unida al odio festeja en Miami la traición golpista contra el PODER POPULAR. Viejos traidores a la causa revolucionaria de la hermana Cuba galardonan al militar que sometido a los intereses capitalistas y apoyado por los contrarrevolucionarios en Venezuela envía un mensaje de burla, desprecio y soberbia. Baduel exaltado por gusanos cubanos y venezolanos en Miami es la bandera de los partidos de oposición que no tienen líderes y defienden a los ricos, a los asesinos que masacraron al pueblo en Puente Llaguno un día como hoy hace seis años atrás. La misma perversión que organizó en los espacios de Venevisión la mentira que daría piso al golpe militar que el pueblo 47 horas después disolvió con fuerza patriótica y conciencia revolucionaria.

Seis años de toma de conciencia popular debe darnos las armas para defender la causa revolucionaria en Venezuela y en el resto del mundo. No las armas del terrorismo que usa y abusa de la violencia para amedrentar y someter a través del miedo y el pánico, sino con las armas de la revolución socialista bolivariana fortaleciendo al PODER POPULAR. ¿Existe arma más poderosa que la verdad? Hace seis años el pueblo bolivariano desmontó la gran mentira que fraguaban los intereses capitalistas de varias naciones contra Venezuela reunidas en el interés del gobierno de Bush por destruir a Chávez. El pueblo lo impidió y hoy goza de buena salud revolucionaria contagiando al resto de las naciones hermanas que luchan por la dignidad de los pueblos destinados a ser libres.

Ahora más que nunca, de cara a las próximas batallas electorales en Noviembre donde se medirá otra vez la fuerza de la traición y la fuerza de la razón revolucionaria. Celebremos con un contundente contra ataque. Unamos fuerzas para evitar que el decadente gobierno norteamericano a menos de 7 meses de su disolución nos destruya. Afirmemos la revolución bolivariana sin perder ningún espacio ganado por el socialismo en Venezuela, fortalezcamos la patria dándole más alcaldías y gobiernos estadales al PODER POPULAR.

¡No volverán! ¡No pasarán!

¡Patria Socialismo o Muerte!

¡Venceremos!

Mforti9@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5739 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Oposición