Goicochea es el cipayo, no el enemigo real

Para Globovisión no hubo en Venezuela y el mundo, un suceso de más
importancia, el pasado 25 de octubre, que el atajaperros que se armó en
Pedagógico de Caracas; cuando el ahora derechista Pompeyo Márquez y John
Goicochea intentaron exponer sus “brillantes” ideas sobre la reforma
constitucional.

Esa afirmación se sustenta en el hecho de que el cuarenta ý cinco por
ciento del tiempo del noticiero de ese día, estuvo dedicado a mostrarnos
imágenes de la actitud agresiva de los chavistas y de los insultos que
estos profirieron contra su amado John.

Cómo de costumbre, Ravel y sus periodistas decidieron sobre qué deberían
enterarse, con detalles, los venezolanos que ven su canal y sobre que no
deberían estar muy bien informados.
Para ellos, por ejemplo, no tuvo ningún sentido dedicar tiempo a informar
sobre la visita del Ministro de Energía de Argelia a nuestro país, o
sobre el ascenso de los precios del petróleo hasta los 90 dólares. ¿Para
qué? si al pobre Jhon le habían dado un par de cachetadas.

Desde la lógica que impera en Globovisión y desde su concepción sobre lo
que es información veraz y oportuna, no podía dársele mayor importancia a
la posible reunión en Chile de los presidentes Chávez y Calderón o a las
declaraciones del Presidente de la OEA; si a pompeyito lo calificaron de
fascista.
Para qué perder tiempo informando sobre el anuncio del acta fundacional
del Banco del Sur, si el máximo líder de la juventud venezolana (léase
jhoncito) no lo dejaron hablar en el Pedagógico.

Desde su punto de vista, amigo lector, es muy probable que esa posición
de Ravel y sus empleados no sea ética, pero no puede negar que por lo
menos es consistente y perfectamente alineada a sus pretensiones,
intenciones e intereses.
Lamentable, en todo caso, es la actitud de quienes estando del lado de la
revolución le hacen el juego a la derecha más reaccionaria, dándole
cobertura mediática y relevancia a unos personajes sin moral, sin
cerebro y sin amor por la patria.

Resulta ridículo que Globovisión nos de la pauta y nos diga cual es el
personaje que debe aparecer en las pantallas de televisión, sobre quien
debe opinarse en los periódicos y en los programas de radio e incluso a
quien debe recibir y escucharse en la Asamblea Nacional.
A Dios gracias los líderes de esa alocada oposición son de la talla del
filósofo maracucho, de Enrique Mendoza, de cabeza de motor, de Corina
Machado, de las chicas de Primero Justicia y de John Goicochea, pues con
tantos errores de nuestra parte ya deberían habernos causado un daño de
significativa importancia.

Aprendamos de nuestro máximo líder. ¿Qué hizo él cuando el pataruco de
manuelito lo retó a debatir durante la campaña electoral?
Todos vimos como le dio al adeco el trato y la importancia que se
merecía. No podía un líder de la estatura política y moral de Chávez
perder tiempo y energías en un imbécil como Rosales.
Estaba claro el Presidente en quien es el verdadero enemigo y quienes sus
cipayos.

Ya es hora de que aprendamos y dejemos de distraernos con los payasitos
del circo. Prestémosle atención al verdadero enemigo que no es otro que
el imperio norteamericano y su servil oligarquía criolla.
Cuando dejemos la promoción de Goicochea en manos de Globovisión y no nos
preocupemos por si marcha, se va de vacaciones, si convoca a un foro o si
le dan una cachetada; éste tomará el mismo camino al olvido que una vez
tomaron Martha Colomina, Salas Feo, Pablo Medina, Franchesqui y otros.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3604 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor