(Intoxicación cerebral con humo de lumpia)

Roberto Guisti y su desesperado llamado

  
La desesperación de Roberto Guisti es, sin lugar a dudas, un reflejo de la frase hecha popular: CHÁVEZ LOS TIENE LOCOS. Recientemente publicó un artículo de opinión en el Universal, intitulado “Todos seremos colaboracionistas”, un grito de SOS para que la oposición se una y contribuya a sacar al tirano de Miraflores.
 
 
 
Dice el “inteligente periodista”: “Las diferencias insalvables que dividen a la dirigencia de la oposición y la condenan al eterno dilema de participar o abstenerse, anuncian una nueva derrota, en esta oportunidad sin atenuantes de ningún tipo”.
 
Debo reconocer que hace mucho perdí la capacidad de asombro ante las barbaridades que a esta gente se les puede ocurrir, resulta que si la oposición se une y si resuelven el eterno dilema de participar o abstenerse, seguro ganará en diciembre el NO. Definitivamente este señor vive en un planeta muy alejado del nuestro, señoriito Guisti, permítame informarle, que ustedes no podrían ganar por una razón muy sencilla, NO SON MAYORÍA, ustedes, como minoría, deben entender que  quienes deciden son las mayorías, viven enfermos, esquizofrénicos, pensando que son mayoría, no señoriito Guisti, fueron mayoría cuando usted trabajaba en Miraflores al lado de su táita Carlos Andrés. Se podrá unir la oposición (“líderes”), pero seguirán siendo eso, minoría. Para ganar se necesitan votos, votos que a ustedes les faltan, su argumento no guarda relación alguna con la Venezuela de hoy.
 
 
 
Sigue en su análisis: “¿Es posible, a estas alturas, evitarlo? ¿Poner de lado las mutuas acusaciones de "colaboracionista" y empujar todos juntos en la misma dirección? Posiblemente no, pero si no se hace el intento todos seremos "colaboracionistas" y todos, por igual, pagaremos las consecuencias de la confiscación definitiva (o al menos por mucho tiempo) de la democracia, de la cual seremos tan o más responsables que Chávez, sus alfiles y peones”.
 
Tiene toda la razón, es inevitable su derrota, al pueblo no lo detiene nadie, está casado con la Reforma Constitucional. Lo que me preocupa es que piense que será usted un colaboracionista, un peón o alfil del régimen, ¿es que acaso usted no es colaboracionista, peón y alfil de la derecha venezolana? Su condición de servil está claramente dignificada en Globovisión y su bizarra manera de hacer periodismo. No se preocupe por la democracia, es la que sigue permitiendo que usted difame, agreda y ofenda la Majestad presidencial, claro, hay que entender a qué democracia usted se refiere.
 
 
 
Más adelante señala: “Si en verdad todavía hay una mayoría nacional firmemente opuesta a la consolidación de la tiranía, ¿no sería lo más sano ejercitar ese colectivo, medir su talla, sacarlo a la calle, airear su rechazo y empezar, aunque ya sea un poco tarde, por hacer unas cuantas y contundentes demostraciones de fuerza que pongan las cosas en su lugar y demuestren como la fatalidad puede resultar evitable?”
 
En este párrafo señoriito Guisti, a usted se le fueron los tapones, mayoría son en el edificio donde usted vive, muy probable en su urbanización, pero Venezuela es en demasía muy grande, recuerde que el mapa de nuestro país está coloreado rojo rojito. ¿Usted fuma lumpia señoriito Guisti?, usted está no de psicólogo, debe ir urgente a un neurólogo. Lamentablemente usted no puede aceptar su locura, paso previo a su desintoxicaron cerebral, usted no razona, de ahí  su gran problema, que ve mayorías en donde son minorías.
 
 
 
Roberto Guisti es un claro ejemplo de la disociación, alguien que se niega a reconocer que dejaron de ser mayoría hace mucho tiempo, sólo rememoran la marcha del 11 de abril, añoran concentraciones del pasado con romerías incluidas. Su mundo se suscribe a espacios cerrados que no permiten la ventilación, la oxigenación del cerebro es escasa. Te invito a que salgas de las paredes de globovisión, el oxigeno que se respira en esas instalaciones está condimentado con humo de lumpia, lo cual perturba la sindéresis del discurso.
 
 
 
La sinopsis de tu artículo es esperanzadora, es la utopía viva de todos aquellos que han perdido sus privilegios, ver un barril de petróleo a casi 90$ y no participar en esa piñata debe ser frustrante, te imaginas al tocayo tuyo (apellido también Gusti) aquel que fue presidente de PDVSA, ¡verga! que duro debe ser. Los espejismos de día, las pesadillas de noche, deben ser motivo como para entender que quieren seguir siendo mayoría, el lexotanil ya no reconforta su descanso.
 
 
 
Me voy a permitir darte un consejo, no soy médico, no soy psicólogo, si siquiera pana tuyo, pero la Revolución Bolivariana me ha enseñado a no ser egoísta, a ser solidario y humano, un consejo gratis pués: Señoriito Guisti, lo primero que debes hacer es poner tu renuncia en Globovisión, ya liberado de la única tiranía (no hablemos del Universal, ni la radio) que te somete, toma una mochilita, te pones pantaloncitos cortos (short en tu lenguaje), zapatos de goma, una franelita y te vas al Ávila unos días (está muy bonito y está bien cuidado, veras que la Revolución trabaja) y te desintoxicas cerebralmente, el aire puro que se respira allá arriba es muy beneficioso para la salud. Sacas el Proyecto de Reforma (que llevarás en tu mochila) y en las noches con tu soledad, la lees MUY BIEN, trata de ver la bondades de ese Proyecto de Reforma, te digo que hay cosas muy buenas en ellas, aunque los panas diputados se fueron de vivos y plasmaran en ella su regreso a la Asamblea si el Ejecutivo los llama a ser ministros, de pana te digo que no estoy de acuerdo con eso, si no sirves como Ministro o cualquier cargo que te designen, es preferible que te vayas a tu casita, es más honesto y más revolucionario, pero bueno, están defendiendo su arepa, sus millones mensuales, no los culpo, a ellos no les ha llegado los principios que se promueven en la Revolución. Si te vas próximo a un fin de semana, y el domingo te sientes solo o aburrido, saca el radio que deberás llevar en tu mochilita y escucha “Aló Presidente” y verás que sí hay obra de Gobierno, aunque Ravel diga lo contrario. Deja de juntarte con tus compañeros de globovisión y del comando de resistencia, fíjate lo que han hecho con la muchachita esta del programa buenas noches, la pobre ríe por necesidad mediática. Sé que es dura la terapia, pero estoy convencido que a tu regreso, estarás más recuperado, no creo quieras irte a Cuba a un centro de rehabilitación, por eso no te lo propongo. Este primer paso te ayudará a ser más gente, aliviará un poco más tu desquiciada conducta. Después te podemos hacer un tour por los barrios populares para que sientas el calor de pueblo e incluso, hasta te invitaría a una reunión de batallón para que palpes en carne propia cómo se discute la Reforma Constitucional, es obvio que esto es para cuando te hayas recuperado casi totalmente, para que no sufras una recaída.
 
De tí depende tu salvación, reconocer tu enfermedad es lo más sano que puedes hacer.
 
 
 
Patria, Socialismo o Muerte
 
Venceremos
 
P.D, Roberto, mi mama no tiene que ver en esto, te agradezco no me la recuerdes ok.
 
 
 
http://chamosaurio.blogspot.com/
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3772 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a42782.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO