No pongas Globovisión

¿Quieres salir de Chávez?

Se llama “Decálogo de la Tranquilidad” y es una receta infalible para salir de Chávez. Desde que me la pasaron eliminé el 80% del stress, mi vida sexual ha mejorado y respiro mejor. He rejuvenecido y aprovecho mejor mis fines de semana y las vacaciones. Es una receta para la cual se necesita meditación intrascendental:

Primero tengo que concentrarme y diferenciar entre lo que me perjudica y lo que, supuestamente, va a perjudicarme “algún día”. Ni siquiera debo recordar las amenazas que llevan años sin cumplirse. Y debo pensar:

1) El gobierno no me ha matado a ningún familiar, amigo o conocido.

2) Ninguna de las personas decentes que conozco está en la cárcel.


3) No me han quitado nada (no soy terrateniente).

4) No he perdido mi negocio o mi empleo (claro: no soy de los vivos y los pendejos que apostaron que PDVSA le ganaba al Gobierno).

5) He pasado algunas dificultades económicas, pero ninguna tan grave como para ir a vivir con los pobres.

6) La economía lleva dos o tres años creciendo, hay dinero en la calle y eso me beneficia. ¿El crecimiento no es adecuado ni sostenible? No me preocupó antes y no me preocupa ahora: no soy economista.

7) Los gobernantes gastan el dinero en “Misiones”, becas escolares y ayudando a países pobres. No es mi problema: antes lo gastaban en sus queridas o lo metían en Suiza.


8) ¿Al Presidente (la receta dice que no lo nombre) le gusta Fidel Castro? Ese es su problema. A los presidentes anteriores les gustaban los gringos. No me gusta Fidel pero tampoco me gusta Bush. Yo estudié, me gradué y levanté mi familia sin ocuparme de Cuba.

9) ¿Qué cerraron RCTV? Mucho lo siento. Si la hubieran cerrado por quiebra, como cerraron el teleférico, nadie dice nada. Ese es problema de Granier, que era el dueño del circo. Yo tengo cable.

10) ¿Qué viene el socialismo? Cuando llegue me avisan.

Para aplicar este “Decálogo de la Tranquilidad hay que repetir: “Yo creo en el individuo, la democracia, y la libre empresa. Las causas nobles se las dejo a otros”. Soy quien soy porque me ocupé de los mío y no salí a quemar cauchos con la izquierda, no voy a salir a quemar cauchos con la derecha, con todo el respeto que ambos me merecen.

Y, lo más importante: SI QUIERES SALIR DE CHÁVEZ ¡NO PONGAS GLOBOVISIÓN! Pon canales de historia, de animalitos, de películas, infórmate de las noticias por otros canales, pero no pongas Globovisión. Yo no creía, pero el resultado fue instantáneo: el sol brilla más, cantan los pájaros, la lluvia huele bien, tolero mejor el tráfico y hasta, lo juro, el café de la mañana huele más sabroso.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2769 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor