Con sus buenas noches se quedó la Angola

"Con su buenas noches", como dice la actriz Mimí Lazo en la novela estelar de Venevisión, "Voltea pa que te enamores", al parecer le dijo el veterano productor de televisión, Esteban Trapiello, a la altanerísima periodista de Globovisión Carla Angola, conductora del programa "Buenas Noches", quien junto al periodista Kiko y Roland Carreño, intentan una suerte de programa de opinión ¿con humor?. Aunque a la Angola hace dos noches se le borró la risa, la sonrisa y su rostro virulento no pudo ocultar lo furiosa que estaba porque Trapiello le dijo unas cuantas verdades, quien habló, habló y habló y no se dejó acocoquinar por la consentida de Globovisión. Fue una entrevista para la historia, al menos la de Granier. Nos enteramos de la millonada, perdón billonada de billete que se gana el emporio de Granier, en novelas y publicidad. Lo de la gran familia quedó buenisímo, cuando Trapiello dijo "que los trabajadores nunca jugaron dominó con el bigotudo".

Pero a mi no me extrañó la explosión de Angola, (quien creía que se la estaba comiendo). Me recordó viejos tiempos, cuando yo era reportera de la agencia de noticias Venpres. Se comportó como una vez la ví fuera de cámaras, altanera, ingreída y creída.

El invitado, Trapiello, quien no respetó la cintita negra que exhibía Angola en la solapa de su traje (por el luto activo del inminente cierre de rctv el 28 de mayo) se destapó y dijo todo lo que seguramente no había podido decir a Granier, al menos publicamente.

Pero es que Angola al parecer tiene mal caracter, por no decir otra cosa. Nunca olvidaré su grosera intervención en Santa Marta Colombia, en el año 2001, cuando la Angola (no tan conocida como ahora), en una rueda de prensa que dieron los presidentes Hugo Chávez y el entonces mandatario colombiano Andrés Pastrana puso la comiquita. En el acto, en una tarima los presidentes atendieron a los periodistas internacionales. Al llegar el turno de Angola, sin recato alguno y con el tonito punzante que acostumbran los periodistas disociados, hizo sus preguntas a Pastrana, a quien pidió su opinión ante el supuesto ataque que según sufrían los medios de comunicación venezolanos por parte del gobierno y otras cosas por estilo. El tono y las preguntas fueron formuladas para molestar al mandatario venezolano. Angola fue punzante y certera. Buscaba ridiculizar al presidente Chávez en ese auditorium, quien ante la embestida de la dama, se mantuvo en silencio. Pastrana logró salir del lío, aludiendo que no iba a contestar a esa pregunta y pasando a otro tema dio por finalizada la desagradable intervención de Angola. Muy Parecida a Lousiana Ríos. Se notan entrenadas para crear ese ambiente. En esa ocasión de Santa Marta, a la salida, los reporteros seguimos a los presidentes. La Angola alcanzando a Chávez, con microfono en mano, sólo obtuvo una mirada al ras de Chávez y una negativa, quien logró decirle algo sobre su mal proceder. Este episodio, por demás desagradable, en donde pude ver una guapa mujer fanfarronear, pavonear su periodismo farandulero, fue muestra suficiente para entender que el periodismo serio, responsable y de respeto había quedado en el recuerdo. Cuando el productor Trapiello hace dos o tres noches le dijo a Angola que "esperaba que los demás dijeran lo que ella deseaba oír", no es más que la verdad. Mientras el daba su opinión ella insistía en defender el artículado de la Constitución, que según ella, favorece a Rctv. Por momentos al parecer se olvidó por que era simplemente una periodista, una moderadora. Atacó a Trapiello y perdió el equlibrio y su caracareada objetividad. Lo increíble es que Angola y sus compañeros, (perplejos ante el impetú de la modelo-periodista) e incluso Trapiello, sentaron catedra sobre cómo anda la LIBERTAD DE EXPRESION en Venezuela esa noche.

La verdad sea dicha. Muchos intereses se tejen en la gran industria televisiva del país, porque la conclusión de la concesión de Rctv no es solo por lo maloso de su programacion y por ser politiqueros, sino que este hecho marca un precedente trascendental: Se libera al pueblo venezolano de un monopolio feudal de la televisión. Se restablecen nuevas reglas del juego para el periodismo y los medios de comunicación social en el país. Además debe quedar claro que las decisiones del gobierno nacional, del presidente constitucional de la República se respetan, porque Hugo Rafael Chávez Frías, sí es el teniente coronel pero además el Comandante en Jefe de las FAN y Presidente de todos los venezolanos hasta el 2013, por ahora. VIVA LA LIBERTAD DE EXPRESION porque gracias a ella Angola, Kiko y sus colegas pueden decir lo que les viene en gana. Buenas Noches.

*Judith León periodista

leonjudi@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 13776 veces.



Yudith León

Periodista e internacionalista.

 Leonjudith@gmail.com

Visite el perfil de Judith León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a34790.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO