Periodistas: dejen la flojera, suelten el celular y salgan a la calle

Ayer leí un mensaje del Papa Francisco que me transportó a mis días de reportera en el diario El Nacional. Eran los años 80. Internet llegaba tímidamente a Venezuela y ya la telefonía móvil celular ganaba mercado.

El Nacional fue el primer medio impreso en entrar de manera contundente en la era digital y semanalmente hacíamos foros "online" con personalidades que estaban fuera del país. Entonces nació "El Nacional Online" pero en su esencia el periódico seguía siendo el mismo medio laureado no solo por el mérito de su fundador, Miguel Otero Silva, sino por el peso que ejercía en la formación de la opinión pública dentro y fuera de Venezuela.

En esos tiempos las encuestas arrojaban que las instituciones con mayor credibilidad en el país eran la iglesia, los militares y los medios. Así, en ese orden...Cuando esto escribo, 30 o 40 años después, es todo lo contrario. Pero particularmente duele que los medios hayan perdido toda credibilidad...

Quizás eso tenga mucho qué ver con esto que ha dicho Pancho: "La crisis del sector editorial puede llevar a una información construida en las redacciones, frente al ordenador, en los terminales de las agencias, en las redes sociales; en el celular, sin salir nunca a la calle, sin desgastar las suelas de los zapatos, sin encontrar a las personas para buscar historias"

Recuerdo que yo llegaba al periódico, en la esquina de Puerto Escondido, a eso de las 10 de la mañana. Buscaba mi puesto en la redacción y ya en el teclado de la PC estaba aquel papelito escrito a máquina por mi jefe, el Chino Becerra, reportero de mil batallas, responsable del célebre Cuerpo D de El Nacional. Decía en el papelito: "CEN de AD, mosca con el caso de CAP. Chequea Congreso, AMX-30". Y si no iba al diario ese día, pues nos daba las pautas a cada quien por teléfono. Ya sabía yo que en la tarde debía entregar la pauta cumplida, y si no conseguía nada de lo encargado, pues había que tener la iniciativa para no llegar con las manos vacías y escribir mis notas antes de la hora de cierre que generalmente era entre 6 y 7 de la tarde-noche. Si usted iba al periódico en la mañana, no encontraba ni un periodista, todos estábamos en la calle, desgastándonos las suelas de los zapatos o, en el caso de las damas, largando las tapitas de los tacones…

Un día de 1949, el jefe de redacción del periódico para el que trabajaba Gabriel García Márquez, se enteró de que estaban vaciando las criptas funerarias del antiguo convento de Santa Clara

Hoy, la mayoría de los periodistas se oxidan sentados frente a un ordenador, ejercitando el dedo índice que sube y baja por la pantalla de su celular a ver qué hay en las redes sociales. A veces ven un titular llamativo y sin chequearlo lo copian y lo pegan, fabricando una "noticia". Se ha perdido incluso el proceso de mediación y verificación entre lo que llega al periódico o portal de noticias y lo que sale publicado…

El periodismo está pagando muy caro la influencia de la tecnología aunque todo depende de su buen uso. No se trata de sustituir el trabajo reporteril por lo que se publica en las redes sociales. Se trata de "ir allá donde nadie quiere ir", como dijo el Pontífice durante la vigilia de la memoria de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas, este sábado 23 de enero.

El "fact-checking"

Es tal la desinformación y la proliferación de las noticias falsas, que desde 2004 se han creado grupos de investigación para "chequear" o "verificar" lo que se publica en medios e incluso lo que declaran las personalidades que generan opinión. Se trata del "fact-checking", cuyo nombre ya parte de un error porque los hechos ocurren, son verdaderos, de modo que lo que se debe verificar, en todo caso, es cómo los aborda y los narra el periodista.

En Alemania surgió el sitio llamado BILDblog. Esta web, única en su género, es lo que los alemanes llaman un watchblog, que consiste en señalar errores en la redacción de las noticias, artículos inadecuadamente investigados y violaciones del código de conducta del periodismo en el diario Bild, medio sensacionalista y el de mayor tirada en ese país, pero hoy en día, con la edición digital, la frontera entre la prensa seria y la sensacionalista se ha difuminado. De modo que BILDblog ahora ha extendido su trabajo a otros órganos de información.

Actualmente hay unas 160 organizaciones en todo el mundo que se encargan de hacer seguimiento a lo que se publica en los medios, a decirte que tal o cosa es verdadera o falsa. Pero ese umbral de tiempo entre lo que se publica y lo que se "chequea" quizás no sea suficiente para que la gente tome una decisión correcta.

El fact-cheking es la negación del periodismo ético. Quizás venga a reemplazar al Ombudsman, figura protectora de los derechos humanos y que después fue adoptada por los medios de comunicación para "proteger" a los lectores y ejercer la autoridad en defensa de la verdad y de un trabajo ético de los periodistas.

Cuando un periodista (o un medio de comunicación) pierde la credibilidad de sus lectores, debe dedicarse a otra cosa pues la fuerza que mantiene y anima al periodismo es la búsqueda de la verdad. En Venezuela los medios casi se han convertido en partidos políticos y vemos cómo asumen posiciones de defensa tanto de la oposición como del gobierno. Los primeros desprestigian todo lo que hace el gobierno. Los segundos construyen una realidad ficticia (propaganda) para esconder los errores del Estado. En medio quedan las audiencias, el pueblo con sus problemas que casi nunca son noticia, sin muchas alternativas para encontrar lo que en la Constitución venezolana se consagra como "información veraz y oportuna".

De modo que el llamado del Papa Francisco no puede ser más pertinente y oportuno, especialmente para las nuevas generaciones del periodismo. Las que se han formado en medio de la vorágine tecnológica. A ellos y ellas les digo: dejen la flojera, investiguen, suelten ese celular y salgan a la calle, a buscar historias y a sus protagonistas, y luego cuéntenselas a quienes aún consumen noticias...

Lecturas recomendadas:

https://www.aciprensa.com/noticias/el-papa-francisco-propone-rezar-esta-oracion-a-los-periodistas-que-buscan-la-verdad-75999

https://bildblog.de/

https://www.unir.net/marketing-comunicacion/revista/el-potencial-del-periodismo-de-datos-el-fact-check-o-la-verificacion-de-hechos/

https://revistachasqui.org/index.php/chasqui/article/view/1034

periodismo-investigativo-2-unesco-2

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2030 veces.



Luisana Colomine

Profesora de géneros periodísticos y periodismo de investigación en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Comunista.

 @LuisanaC16

Visite el perfil de Luisana Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad