Curetaje a la Televisión privada venezolana

Me levanté una mañana de estas y encendí el televisor que casualmente estaba sintonizado en Televen, sin querer me recosté a ver el programa 100% Venezuela, solo un minuto aguanté, para cargarme de indignación cuando constaté la visión que nos muestran los medios privados sobre lo que supuestamente es la realidad venezolana, como si no hubiera espacio para pensar en una realidad cierta, una verdad universal de cómo es realmente Venezuela, con todo su crecimiento, su alegría de vivir, de estudiar y de reconocernos como una pueblo de empuje y de dignidad.

Apague el televisor, me levanté y cargue a mi hijo y frente a los ojos de Dios le pedí al Poderoso todo lo mejor para él y para los hijos de este país y que el Gobierno aplique por fin y de una vez por todas la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión que expresamente debería sancionar programas como “100% Venezuela”, igual que otros que han vuelto casi locos y enfermos a 4 millones de venezolanos.

Televen violó el artículo 6 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión cuando el día viernes1 de diciembre presentó ese programa que mostraba a una banda de delincuentes en un barrio de Caracas enfrentándose a tiros, eran las 6:30 de la mañana, horario regulado según el inciso 4 del mencionado artículo.

Ese evento es público y notorio y los amigos de CONATEL deberían chequearlo y de una vez actuar según lo que establece la ley, de otra manera no estamos realizando el cambio que tanto espera la sociedad venezolana.

Se trata de un problema de sanidad pública, la disociación sicótica que mantiene en estado de infofrenia a más de 4 millones de venezolanos no es un problema que debe ser cubicado en el territorio de lo político, es un problema grave de salud pública .

Pude observar a niñas aterradas el domingo 3 de diciembre en la noche porque que supuestamente las iban a enviar a Cuba, toda vez que el Presidente Chávez fuera reelecto, eso no puede ser, de manera que estamos ante una grave situación de salud pública de dimensiones respetables por la cantidad de personas atrapadas en la maraña de mentiras de las “noticias de Globovisión” de las locuras en las mañanas de opinión en RCTV y de las de “realidades” descontextualizadas de Televen, de las irresponsabilidades de shows chatarras y de los noticieros entintados de sangre de toda la televisión privada venezolana.

El pueblo ya lo ha dicho, lo mostró en las elecciones recientes, ya el pueblo habló, ahora le toca a los órganos del Estado Venezolano de una vez por todas iniciar el proceso de curetaje de todas las programaciones podridas que han enfermado a más del 25 % de la población venezolana y que la tienen en estado de zozobra, de ansiedad mental y de disociación psicótica. Pero que lo hagan y así dar inicio a un período tranquilidad, paz, armonía, convivencia y reconciliación de esos venezolanos que hoy están enfermos para que sientan en su propia conciencia la vitalidad de un país grandioso como Venezuela, para que se sientan orgullosos de sus valores culturales y que reconozcan su propia dignidad como gente con valores espirituales propios.

Los venezolanos nos merecemos esa paz y esta navidad será el mejor momento.

aldemarobar@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3543 veces.



Aldemaro Barrios Romero


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor