Atención, Aporreadores

Estimados y apreciados Aporreadores. Es decir, quienes expresan sus alegrías o sus arrecheras, a través del portal más famoso dentro y fuera de Venezuela. Tal vez, algunos de ustedes no tienen el "raiting", o la visitadera que tiene un José Vicente Rangel, Jesús Silva, Roberto Malaver, el ex ministro de Planificación Jorge Giordani, Earle Herrera, Nicmer Evans, Toby Valderrama, Luis Britto García, entre otros personajes que usan este postal, tanto los afectos al gobierno como los que no lo son. Estos son los líderes en visitas. Ellos pasan de mil en adelante. Sin embargo, hay otros escribidores que también gozan de elevadas visitas, sin tener estos nombres famosos. Se trata de quienes escriben duro contra Diosdado Cabello, contra Maduro o cualquier alto funcionario. Dicen cosas duras. Son criticadores a fondo, con palabrotas. Y si se trata de un chisme contra una hija de Hugo Chávez, la espuma sube y sube.

Estas cosas las digo para que los escribidores que no pasan de unas 200 o 300 visitas, cojan el dato, y no mueran de desespero, o de desgano porque no son leídos y no reciben, además, insultos o halagos por parte del lector, a través del correo de cada quien. Porqué hay otra cosa: quien escribe a favor o en contra del gobierno, o de maduro recibe lo suyo. Escribir a favor de Enrique Capriles, Leopoldo López, María Corina Machado, julio Borges, Henry Ramos Allup, o el Chuo Torrealba, es perder el tiempo. ¿Por qué? Por una sencilla razón: estos personajes están devaluados, no los quieren ni sus propios partidarios. Entonces, ¿qué hacer? Agárrela contra Mario Silva, por ejemplo. O con Nicmer Evans, ya está hecho el mandado. Y si habla mal de Toby Valderrama, le aseguro que pasa de las mil quinientas visitas… ¡Bueno, ¿verdad?!

Por otro lado, si usted escribe un artículo formal, conservando la más mínima regla del buen escribidor, y trate temas profundos, a pesar de que sea de interés internacional o nacional, recibirá la "mínima pena". O sea, será leído por sus amigos y familiares. Estoy consciente que al decir estas cosas me podría meter en camisa de once varas. Por lo que llevaría leña de un lado y del otro. Pero pido comprensión a mis lectores, hoy no tenía tema interesante para escribir, y se me ocurrió teclear sobre lo dicho. Reitero, no solo pido comprensión, pido perdón si molesto a alguien. ¿Saben algo? Soy periodista. Tuve los mejores profesores, entre ellos Earle Herrera, quien dicho sea de paso fue mi Tutor, en la UCV, pero con todo y eso no sé escribir. Me cuesta hacerlo bien, no tanto por la rapidez del tiempo en que vivimos, sino porque académicamente hablando, no respeto las reglas. Escribo como usted. Plasmó las ideas vayan viniendo, vamos viendo, parodiando mal a aquel célebre personaje de la novela "Por estas calles". Tengo lectores que me siguen, pero otros me "odian", no por ser chavista, sino por las dos cosas: por serlo y por escribir mal. Les juro, que vivo mi vida con intensidad, como si fuera mi último día de vida. Eso sí, si ustedes supieran la historia que se esconde detrás de este rostro viejo y cansado, me lloverían las felicitaciones, aunque con eso no se come, sobre todo hoy en día, pero el ego también come.

Amigos Aporreadores, tomen este rosario como una manera de "matar el tiempo" y de hacer no haciendo. Ustedes, todos, toditos, cumplen un rol dentro del portal y dentro de este país, que es de usted y es mío, y es de todos, incluidos los seis millones de colombianos que viven dentro de nuestro territorio. Pero saben qué me gustaría: que los mensajes de ustedes llegaran a sus destinatarios y éstos lo tomarán en cuenta. De seguro tendríamos un mejor país. Y hablando como los locos, ¿qué piensan ustedes de las locuras de Ramos Allup? A este señor sí es verdad que lo afecto las locuras del señor Donald Trump… Y yo que se los digo, se metió en problemas. Él solito se mató, como Chacumbele… También huele a Ramo Verde… Pero suertudo el señor de marras: vive en Venezuela. Y así haya denigrado soezmente contra un prócer, como lo es Ezequiel Zamora, aquí, en su país, en mi país, en nuestro país, no pasa nada. Pasan cosas en otros, pero en Venezuela hay veces somos bobos, o pendejos, como dijo un día Arturo Uslar Pietri. Ya veremos al señor Presidente Nicolás Maduro sacar un Cristo, emulando al Comandante Supremo de la Revolución, cuando el 11 de abril lo apresaron, lo vejaron, lo amenazaron de muerte, y cuando llegó, de madrugada, a Miraflores, lo segundo que hizo, después de saludar a algunos colaboradores de su gobierno, fue sacar del bolsillo de su chaqueta, un Cristo. Lo llamó el Cristo de la Paz y el Amor. Ya sabemos lo que pasó poco después… Así amigos, sigamos escribiendo aunque no lo hagamos bien, pero "pálante es payá". ¡Viva la tolerancia! ¡Viva la paz! ¡Viva el amor! ¡Viva Venezuela!

Nota: pido perdón si he molestado u ofendido a algunas de las personas que escriben en el mejor y más famoso portal dentro de Venezuela. A pesar de que la mayoría son escribidores contra el gobierno y la revolución… ¿Qué le vamos a hacer? Así es la vida.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2282 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a240912.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO