¡Diosdado Cabello le roncó a Aporrea!

La crítica y autocrítica sigue en el debate público dentro de la revolución. Cuestionamiento a una serie de errores políticos y administrativo de entes gubernamentales, funcionarios corruptos e ineficientes, decisiones atrazadas y hasta el avance de las Quintas Columnas que destruyeron el sistema Bicentenario de Alimentación, penetrando nuestra Policía Nacional Bolivariana y Guardia Nacional Bolivariana.

Igualmente críticas con respecto a políticas económicas donde la Oligarquía aprovechó deficiencias dando al traste con todo el Sistema de Producción y Distribución de alimentos y artículos de Primera necesidad.

Crítica a tanta impunidad y oídos sordos a la inflación y especulación galopante que al ya más no poder nos estalló en la cara lo que en el 2015 y 2016 transformaron una crisis económica como nunca antes en 18 años que estructuró una gran profunda Guerra Económica donde muchos de sus protagonistas siguen campeantes libres dentro y fuera del país que a pesar de tenerse tantas evidencias, se les recompensa en elecciones.

Crítica al avance de la nueva burguesía apoyándose en la revolución, pero poco se hacía hasta que se han tenido que enfrentar, revisar y depurar cuadros Medios Institucionales donde la Derecha ostentaban cargos de confianza.

Si esto y mucho es base para que en APORREA existan articulistas que cuestionen tal realidad, lo entiendo. Es necesario fundamentándose en el sagrado derecho de opinar a viva voz o por escrito.

Lo que sí he notado es que muchos en su frustración, desesperación e impotencia rayan en níveles de críticas y cuestionamientos al Gobierno de una manera proporcional que uno ya no sabe si el que escribe es un oposicionista o un preocupado revolucionario.

Suelo leer algunos artículos bien interesantes en Aporrea, pero otros son preocupantes donde dan la sensación de que esta prestigiosa página ha sido invadida por la Derecha venezolana ya que al solo leer los titulares de las columnas son más los que critican que los que construyen.

Esta es una humilde autocrítica, no podemos fundamentar aspiraciones políticas de poder sobre un constante cuestionamiento a los errores del Estado, aún sus grandes logros.

Tal vez hemos entendido mal lo de la autocrítica como un mecanismo de desmoralización Chavista, esa estrategia muy bien diseñada por la oligarquía en 18 años tratando de asesinar políticamente a Hugo Chávez y ahora contra Nicólas Maduro.

Entiendo a Diosdado Cabello cuando cuestiona esas actitudes cuasi derechista en un permanente ataque al gobierno como si no afectara a la Revolución.

En eso tenemos que tener mucho discernimiento, cuando la Derecha es inagotable en sus laboratorios de guerra sucia y ese empeño de dividirnos, desmoralizarnos y desmovilizarnos.

Estoy muy en acuerdo de la denuncia, de fundamentarla y señalarla con mucho rigor en pro de fortalecer el Proceso de Cambios, pero caer en la misma tónica derechista de vanalizar todo, de cuestionarlo y envenenar no es una actitud revolucionaria.

Aporrea debe ser o volver a la plataforma que fue como punta de lanza en la Internet. Una página revolucionaria para revolucionarios.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9144 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a240565.htmlCd0NV CAC = Y co = US