Se venden y se compran periodistas

Sin duda que este título será un poco chocante para los periodistas honestos, pero es la realidad cotidiana, el hoy de cada día, no tan sólo en Venezuela sino en el mundo.

Termino mi guarapo mañanero, rumbo al hacer diario, por las calles de la vida.

Me desvió sin darme cuenta ensimismado en mis pensamientos, por una estrecha callejuela. Mis pasos se marcan en el cemento húmedo de la calzada, mi andar se detiene de repente, al ver en una empolvada ventana de marco negro con algunas telarañas, un cartel escrito en letras grandes de color negro, que reza.

SE VENDEN Y SE COMPRAN PERIODISTAS.

Me paro sorprendido un instante frente al portón del local, deseo conocer ¿de qué trata este curioso aviso? Al fin el morbo de la curiosidad vence todos mis reparos y entro.

Que desea me dice una voz con acento gringo, vistiendo un traje azul, sombrero y gafas, camisa blanca y una corbata amarilla, “chocante contraste me digo” El míster, con cara de empresario sin bigotes y voz de flautín desafinado, parece un petimetre sacado de un guacal de lechuguinos.

Las incógnitas se agolpan en mi mente una tras otra, y pregunto de entrada

¿De que trata el cartel?

Con sonrisa en el rostro me responde. Somos una agencia internacional con sede en U.S.A, nos especializamos en dar empleo a periodistas modernos que necesiten ganar buen dinero. Nuestros clientes son importantes y acaudalados editores de medios. Prosigue el míster, los cuales contratan por nuestro medio a periodistas sin escrúpulos de conciencia, ni ética profesional, los que ganaran altos sueldos y que se presten a escribir todo lo que necesiten sus futuros jefes y también respalden con sus artículos en los medios a nuestro clientes, que son los dueños de estos medios. -En fin, como usted comprenderá, redactar los artículos que en el momento necesiten los clientes de nuestro cliente.

Que son a su vez, importantes políticos, dueños de empresas, banqueros, industriales, exportadores, importadores, grandes consorcios, importantes hombres de negocios, candidatos a presidentes, ministros, partidos políticos y un largo etc.

Puedo decirle señor……-Ruperto, le digo al míster.

–Soy Mr. White, me responde, y viendo yo su cara de duras facciones sajonas cubierta por finos surcos de los años.

-Prosigue diciendo, nuestros clientes pagan muy bien en dólares o euros.

-Este es un negocio nuevo, novedoso y muy floreciente,

-de mucho futuro, haciendo énfasis en esta última frase que repite con entusiasmo en el idioma de Lord Byron.

¡Much future!

¿Es acaso usted uno de ellos? Me interroga Mr. White.

¿Periodista sin ética ni escrúpulos?,

¿Acaso un rico empresario propietario de medios?

Me interroga Mr. White con voz de flautín desafinado.

Me quede petrificado, como clavado en el piso con tachuelas, sin poder moverme.

-Un sudor frío recorrió mi cuerpo, un calor de rabia recorre mis venas.

¿A dónde hemos llegado?

Me pregunto en silencio.

Mr. White, repite en correcto inglés con acento sureño.

“Journalists are sold and bought

Este es el nombre de esta empresa

-Insiste Mr. Perry White en repreguntar de nuevo.

¿Empresario?

¿Dueño de medios?,

¿Acaso periodista?

Añade Mr. Perry White, tenemos un “staff” de periodistas que se ofrecen, y nuestros clientes son empresarios de medios que pagan muy buen dinero por su trabajo. En dólares unos, otros en euros

Repite mister Perry White entusiasta en English language.

¡At a good Price!

Nuestros periodistas suben muy pronto de estatus social y muy pronto manejan mucho dinero

No gracias respondo, entré sólo por curiosidad respondo.

Pensando para mis adentros, en el periodismo honesto y en medios que deberían estar al servicio del pueblo, medios y comunicadores que orienten, informen y le digan la -verdad de los hechos- al lector y que no se presten a manipular la información.

Pero estoy soñando, las cosas hoy son de otra manera.

-“El editor manda”, afirma Mr. White en la rica legua de Shakespeare.

-The editor is boss.

Al salir me da un folleto, leo entre líneas.

-Contamos entre nuestros clientes con países como EE.UU. España, Colombia, Brasil y Venezuela. Grandes consorcios de medios internacionales, y un grupo importante de periodistas trabajando en medios y reconocidas empresas como CNN, NBC, BBC, NEW YORK TIMES, ABC de España. Radio Caracas Radio, El Nazional, El País, Diario 21, Noticia 24, Radio Caracol, TVE, *El Planeta de Metrópolis dirigido por Perry White

* Donde trabaja Superman ocultando su verdadera identidad, como el periodistas Clark Kent.

Porsiacaso, dijo Monchito...

Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, "Todo persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión". Asamblea General de la ONU a 10.12.1948.



¡Hasta la Victoria Siempre!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2264 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor