Los medios, el escándalo y los miedos...

La pretensión de los medios de comunicación privados- audiovisuales, impresos y radiofónicos- de banalizar y escándalizar el crimen político homologándolo con el estado de inseguridad y criminalidad social por la que ha venido atravezando la sociedad venezolana a lo largo y ancho de la geografía nacional desde los últimos cuarenta años de la realidad social, económica y política de la nación, no es un hecho casual si hacemos memoria de los antecedentes históricos que ha vivido el pais víctima del recurrente estado de descomposición producto de un modelo y mundo de vida condenada a vivr una ilusión de armonía individual que le depararon como oferta clientelar, las fracasadas reprsentaciones políticas y sociales, las tradicionales élites, en sus propósitos de condenar a la sociedad a vivir en estado de anomia.

Es falso imaginar que el crimen político es una novedad. Los casos del pasado recién lo confirman; el asesinato de Renny Ottolina, el ajusticiamiento del abogado Carmona, el caso del padre Biaggi, el secuestro y asesinato de un n niño de la clase media alta por parte de su propio entorno y así, tantos hechos que suman un gran prontuario inimaginable por el silencio y la complicidad donde los medios, aportaron con el silencio y la autocensura.En fin, con la complicidad cínica.

Hoy, a pesar de contar con los medios tecnológicos y científicos en el campo criminalístico, los medios siguen recurriendo a través de la pretendida "información veráz y oportuna" de sus editorialistas, periodistas "especializados" y columnistas, a la práctica del escándalo y la banalización que les aporta, por cierto, dividendos económicos y políticos por los intereses que representan. Para ellos el público no es sujeto pensante, simplemente es masa consumista que recibe pasivamente un bien y servicio como necesidad. Así lo siguen pensando.

El crimen de Eliezer Otaiza, los cientos de campesinos asesinados por medio del sicariato y la recién muerte de Robert Serra y Maria Herrera, suman para el prontuario de la banalización y la incitación al miedo con el propósito de solapar el crimen político que pretende imponerse.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1940 veces.



Luís Palencia


Visite el perfil de Luís Palencia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: