El cura Palmar, ni “padre” ni “sacerdote”, sí un renegado.

Pildoritas 91 (año V)

El solo sustantivo “padre” le queda grande a este sujeto, que sin la menor muestra de caridad cristiana, manifiesta de forma pública su alegría por la lamentable muerte inesperada del padre Martín Zapata, un sacerdote como él, pero que deja una obra inmensa, como educador y como intermediario entre el pueblo y la divinidad que es para lo que se forman principalmente los sacerdotes, pero además para dar ejemplo de entrega a las causas por los pobres y los excluidos.

Este cura, descarriado cual Luzbel que traicionó a Dios y devino en Satanás es el más genuino representante de la maldad, quizá designado por la huestes infernales para servir de ejemplo, en estos tiempos, de lo que no puede ni debe ser alguien que supuestamente tiene la misión de predicar amor, de evitar acciones de odio, que es lo que le hemos visto y que ahora viene a ratificar con sus expresiones en la red, inconcebibles, inaceptables para quienes practicamos la religión católica.

Pero aceptando que toda conducta humana tiene su explicación, así esa conducta venga de parte de un ser que pasó varios años de su vida formándose como pastor de la Iglesia, para servir a Dios y por lo tanto a su evangelio, para ser portador de la palabra de Cristo y como buen pastor guiar a sus ovejas por el camino del bien, tenemos que darnos por enterados de que ese comportamiento reñido con la moral y la ética, con los principios cristianos más elementales, lo asume este sujeto porque sabe que su superiores de la CEV, esos a quienes hemos visto atentar contra la paz como en abril del 2002 y cuando morían cristianos como consecuencia del criminal paro petrolero, le van a aplaudir su conducta y sus acciones, que consideran puedan afectar a un gobierno, por primera vez ejecutor de los preceptos del cristianismo, razones suficientes para colocar como objetivo de redención los pobres de esta patria.

Menos mal que quienes militamos en el cristianismo que somos la mayoría del pueblo venezolano, que por obra y gracia de la Revolución hemos avanzado en conocimientos, quienes no sabían leer y escribir ahora lo hacen y muchos han logrado metas que parecían imposibles, estamos en capacidad de distinguir dónde están los verdaderos enemigos, así sean curas o pastores, muchos de los cuales predican amor, pero como este cura actúan en contravía con los principios de una religión, en la cual no está permitido salir por medios masivos como las redes sociales a expresar su regocijo por la muerte de un ser humano en contraposición con la lógica, y que fue  un ser que se destacó por formar jóvenes como profesionales idóneos, no solo por sus logros académicos, sino principistas y no locheros como son los que lamentablemente egresan, con excepciones, de otras universidades autodenominadas católicas.

En conclusión duele comprobar que existan seres con características tan negativas e inexplicables como las de este cura que son factores disfuncionales, que los hay en toda sociedad, por ello hay delincuencia, que también la hay entre los llamados escogidos que como éste, llegan hasta hacernos superar la capacidad de asombro, por venir de donde vienen expresiones tan terribles como las de este sujeto que ha pisoteado hasta el cansancio, todo lo bueno y hermoso de las enseñanzas de la doctrina, que recibimos cono legado de Cristo por lo cual también le queda muy grande lo que significa la palabra “sacerdote”. y para quien los ángeles del averno deben estar reservando una habitación 5 estrellas.

saulmolina2006@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3615 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición