Medios comunitarios y alternativos ¿Acorralados por la revolución?

La voz rebelde de que se levantó en el Encuentro Regional de Medios de la Comunicación Popular Alternativa, realizado en el Ecomuseo del Caroní, el pasado lunes 26 de septiembre, debe llamarnos a reflexión a quienes desde la década de los 70 del siglo pasado venimos luchando por una Venezuela Socialista y un mundo mejor, así como a los jóvenes que están de corazón y por convicción con este proceso, que está prohibido permitir que los Socios listos, lo saboteen, se apoderen de él, para entregar en bandeja de plata nuestra soberanía, dignidad y lealtad al pensamiento bolivariano, que tanta sangre, dolor y lágrimas nos ha costado.

No pudo ser más clara la voz unánime de los representantes de la comunicación popular alternativa de los estados Bolívar, Anzóategui, Amazonas y Monagas, cuando con acervo dolor denunciaron que esa herramienta para la liberación de los pueblos como lo es la comunicación popular alternativa, impulsada y apoyada por el presidente Hugo Rafael Chávez Fías, está siendo perseguida y amenazada por los gobernantes regionales y locales que se hacen llamar revolucionarios y que se visten de rojo rojito y se rasgan las vestiduras frente al máximo conductor del proceso jurándole una fidelidad que están bien lejos de sentir.

Hacen creer al presidente Chávez, que son fieles cumplidores de los lineamientos de la revolución, pero resulta que en los hechos son la negación de lo que juran y eso es sumamente peligroso. Ya lo vivimos el 11 y 12 de abril de 2002, donde buena parte de esos revolucionarios de nuevo cuño al filo de la medianoche del 11 de abril salieron a ponerse a la orden de “su presidente” Pedro Carmona Estanga, el más breve dictador del continente, que dejó el plumero en Miraflores, junto con los gandules, que se confabularon para secuestrar y asesinar al Comandante Chávez, acción que frustró el pueblo civil y en armas que puso en fuga a los pusilánimes, que profanaron al Palacio de Miraflores, a través de l altero y anti patria golpe de Estado.

Nos llenó de coraje, nos indignó, nos dolió en lo más profundo que revolucionarios que están al frente de instancias de gobierno, desprecien a los medios comunitarios para promocionar su obra como gobernantes y vayan a anunciar en los medios privados, para de esta manera engrosar las cuentas bancarias para el financiamiento de las campañas desestabilizadoras contra el proceso que lidera el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías y que quienes se dicen partidarios están en el deber de apoyar y defender.

La denuncia es tan delicada que la representación de la emisora Pública 100.3 de Upata, contó que el anterior representante del MINCI en Guayana había sido agredido por funcionarios del gobierno municipal, por una producción de esa estación, con la cual el alcalde no estaba de acuerdo. Se trataba de una propuesta de Jornada de trabajo voluntario para rescatar el hospital Dr. Gervasio Vera Custodio. Por esa conducta la estación presuntamente fue atacada y estuvo una semana secuestrada, porque para la autoridad municipal, se trata de un nido de activistas comunistas a quienes hay que neutralizar.

Los comunicadores y comunicadoras populares manifestaron su descontento a la vice ministra Lídice Altuve y al Director de Medios Comunitarios, Escorcia, por la manera como algunos gobernantes discriminan su trabajo y lo que es peor en muchos casos son perseguidos, como le ocurre a Pública en Upata.

En Monagas la estación comunitaria de Las Cocuizas, está cercada por emisoras comerciales, que le interfieren su señal y presumiblemente esas estaciones privadas no están legalizadas ante el MINCI, por lo que estarían violentando todos los principios legales que rigen el uso y disfrute del espectro radioeléctrico.

Las preguntas que flotan en el aire son: ¿El proceso revolucionario bolivariano está infectado con el virus del anticomunismo? ¿Como quedamos entonces allí, quienes nos proclamamos marxistas leninistas y que venimos de esa lucha donde el pueblo joven se levantó en armas contra el mackartismo que gobernaba a nuestro país? ¿Como quedan aquí los ideales del Ché Guevara? ¿Puede llamarse revolucionario a alguien que estando en posiciones de gobierno deje de apoyar a un medio aliado para llenar las alforjas del enemigo?¿Con esa estructura mental de algunos dirigentes del PSUV y en función de gobierno podemos construir la nueva sociedad y formar al hombre y a la mujer nuevos? ¿Puede el pueblo sentirse representado por un anticomunista, capitalista que está vestido de rojo rojito por intereses personales? ¿Están los medios alternativos acorralados por la revolución?

(*)Periodista

cd2620@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2376 veces.



Cástor Díaz(*)

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: