Bicentenario: corona, sotana, sangre y bum!

El presidente Chávez lanzó una nueva misión con la cual pretende
resolver el drama de la carencia de una vivienda digna que afecta a 10
millones de venezolanos. La respuesta a tal acción tiene dos versiones:
la alegre, la del pueblo que alimenta sus esperanzas de tener techo
propio con la acción del líder; y la rabiosa , la del escualidismo
enfermo que desde ya pretende descalificar y torpedear la misión.

Millones de seres humanos en el mundo darían parte de su vida por tener
un jefe de gobierno que se planteara acabar con el analfabetismo, brindar
acceso gratuito a las universidades, llevar asistencia médica gratuita a
los barrios o dotar de vivienda a quienes no la poseen.
Sí, millones, pero no los escuálidos venezolanos. Ellos actúan diferente
porque el odio contra Chávez los tiene locos y su único anhelo es
derrocarlo y destruir su obra.

Leopoldo Castillo, ese a quien llaman el matacuras por su vinculación con
el asesinato de monjas y sacerdotes en El Salvador, es quizás el vocero
más connotado del sentir escuálido y excelente ejemplo de lo que aquí
expresamos.
En su programa aló ciudadano (así en minúsculas, porque no puede
escribirse de otra manera) el matacuras, en relación a la Gran Misión
Vivienda Venezuela dijo lo siguiente: “La Misión Vivienda es una gran
lotería. Si usted tiene suerte y sale sorteado su número, probablemente
tenga alguna posibilidad remota de que le entreguen una casa, que tal vez
pueda ser construida en cinco años”

¿Se da cuenta, amigo lector, por qué he dicho tantas veces que este
sujeto es un sucio, manipulador cuyo único objetivo es sembrar odio,
desesperanza y frustración? Él sabe que dos millones de viviendas no
pueden entregarse de inmediato y como lo que es, se aprovecha del hecho
para intentar desmotivar a quienes hoy portan un sueño en el alma,
sembrado por el gobierno revolucionario.

Del matacuras sabemos lo que tenemos que saber y no nos asombra ni
preocupa su accionar, ese es un bolsa con un micrófono en la mano y hasta
un imbécil como Ismael García puede sustituirlo sin problema alguno.
Sobre lo que quisiéramos alertar es sobre los efectos que el medio (la
televisión) pueda ocasionar en la población escuálida (los chavistas
están curados contra manipulaciones) .

Creemos que no serán pocos los fanáticos que aún viviendo en un rancho
miserable o careciendo de vivienda se negarán a inscribirse en la Gran
Misión Vivienda Venezuela perdiendo con ello una inmensa e irrepetible
oportunidad… y no crea usted que serán pocos.
La dirigencia escuálida y sus voceros están conscientes de que si Chávez
entrega 160 mil viviendas este año y 200 mil más antes de las elecciones
del 2012, como ha prometido; no habrá, manera de derrotarlo. Por ello
trabajan duro, muy duro para ocultar la verdad y desmotivar a los
posibles beneficiarios de la misión.

Así son ellos, así es el matacuras… es su naturaleza y no hay manera de
cambiarlos.


arellanoa@pdvsa.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2328 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor