¿Por qué se alegran de la muerte de un compatriota?

      Es increíble como los líderes de la oposición venezolana han logrado sembrar el odio fratricida en la mayoría de sus seguidores.

      Los líderes de la oposición, desde que perdieron el poder político, por su indolencia ante los pesares del pueblo, han venido practicando la vieja estrategia política de sembrar caos, de sabotear para crear un clima de inestabilidad que inquiete a la población y de esa manera la gente busque un culpable, que siempre termina siendo “el gobierno”. En la práctica de este juego sucio, se les fue la mano. Con el poder acumulado durante “La Democracia Representativa”, los actuales líderes de oposición ( que antes eran gobierno y destruyeron al país), no han escatimado esfuerzos para envenenar la mente de sus seguidores; para envenenar con odio la mente de venezolanos que antes podían soportar  a su contraparte política, pero que hoy se alegran de la muerte de un ser humano, por el simple hecho de que son seguidores del gobierno.

      Han utilizado toda la fuerza del poder invasivo, de la psiquis que tienen la televisión y la radio, principalmente; así como también los medios escritos. Es por eso que defienden a muerte la supuesta “libertad de expresión”, para evitar que les quiten la fuente del veneno.

      Ya existe un caso emblemático en Ruanda del odio que pueden inocular los medios de comunicación masiva en una población.

      En ese país, el nombre de una emisora "La Radio de las Mil Colinas", conocida también como la "Radio del Odio", todavía retumba en las silenciosas calles de un país de huérfanos y viudas.

      La Radio Television Libre des Mille Collines (RTLM) comenzó a emitir en agosto de 1993. En los primeros meses, hasta el inicio del genocidio de abril de 1994 difundió de manera divertida y sutil propaganda anti-tutsi. La evidencia de que era divertida es que las guerrillas tutsi del Frente Patriótico de Ruanda preferían escuchar RTLM en vez de su propia estación de radio.

      Una vez que se inició el genocidio, cambió el carácter de las transmisiones y empezó a dar detalles de aquellos que debían ser acosados y asesinados al punto de ofrecer descripciones individuales y número de placas de automóviles. Esa campaña creó un odio racial que conllevó a la muerte de miles de seres humanos.

      La decisión del El Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR) que  sentenció a dos hombres a prisión perpetua y a otro a 35 años de cárcel por considerarlos responsables de alentar, a través de medios de comunicación, el genocidio en Ruanda durante 1994, es una evidencia de lo peligroso que son los medios de comunicación en manos de gente irresponsable, que no les importa crear odios para lograr sus objetivos.

      Da mucha tristeza ver por twitter, facebook o cualquier medio o red social, como mucha gente, en especial Comunicadores Sociales que adversan al gobierno del Presidente Chávez, que ligan la muerte de un ser humano con su rabia opositora. Apreciados, tengan un poquito de Ética Profesional y si la perdieron hagan el intento por rescatarla!

      ¿Acaso esa conducta sádica y morbosa de quienes se regocijan de la muerte de un compatriota que apoya a la revolución, es propia de nuestra idiosincrasia?, yo estoy seguro que no.

      ¿Acaso es Chávez el que llama a odiarnos los unos a los otros? Si así fuera, luego del golpe de Estado de abril del 2002, cuando el presidente entró triunfante a Miraflores, Chávez hubiese mandado a destruir a sus opositores, y no hubiera quedado piedra sobre piedra, de medio de comunicación alguno, ni de los golpistas. Sin embargo, el presidente sacó un Cristo y llamó al perdón y a la reconciliación. Lo cual llevó a los líderes de la oposición a planear y ejecutar guarimbas, donde asesinaron a personas que apoyaban al gobierno y luego ejecutaron un paro petrolero sin importarles las consecuencias nefastas y además predecibles de esa acción terrorista.

      Chávez es el único que ha logrado contener la violencia que los líderes oposicionistas quieren desencadenar en nuestro país.

      No quiero imaginarme, qué ocurriría en Venezuela si la oposición llegase a recuperar el poder político. 

      ¡Que Dios nos agarre confesados! 

valgo7@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3915 veces.



Juan Carlos Valdez G.


Visite el perfil de Juan Carlos Valdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición