Los guardianes del imperio

CNN en Español es un canal estadounidense de noticias que difunde y defiende los puntos de vista del departamento de estado norteamericano, por lo general divergentes o en abierta contradicción con los intereses legítimos de las naciones de América Latina y el Caribe.

Los locutores y periodistas de CNN en Español procuran lucir neutros o políticamente alejados de todo lo que critican. Son algo así como cirujanos pulquérrimos por completo inmunes a los tumores o enfermedades asquerosas que deben manipular en sus emisiones diarias provenientes de un tercer mundo con el que no se identifican en absoluto.

Por lo general, en algún momento fueron mexicanos o colombianos que hace rato repudiaron sus orígenes, particularmente tras la vigencia de la Ley Patriota que les exacerbó el orgullo de ser pitiyanquis, a mucha honra.

Es decir, se clasifican como gringos de las colonias originales, aunque sus patronos blancos, protestantes y anglosajones, no los traten como iguales o los consideren poco más que lacayos.

La importancia de los medios de comunicación de masas como agentes propagandísticos del capitalismo se comprobó a raíz del desmoronamiento de la URSS, donde los espías de la Otan (muy distintos a James Bond) no pudieron competir con el rock and roll, los walkman, las mini faldas y demás productos que marcaban la pauta en el mundo occidental.

Hoy en día, Venezuela está invadida por CNN y sus clones latinos, incluyendo a Globovisión, que transmiten constantes publireportajes cantando las alabanzas del neoliberalismo. Las demás televisoras privadas saturan las pantallas a toda hora con telenovelas colombianas, donde lo único que falta son los romances entre la beldad criolla y el soldado gringo que se salta el Palanquero para unirse a su amada y mejorarle la raza.

En materia noticiosa, montan ollas con los asalariados de las ONG subsidiados por la NED, para producir estadísticas inventadas o bien maquilladas, proclamando nuestros fracasos o los éxitos de sus obsecuentes aliados.

Según ellos México, Colombia y Chile son magníficos ejemplos, como si sus indígenas y sindicalistas pudiesen reclamar derechos sin ser asesinados.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2056 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor