La reunión de UNASUR

El Judas de Uribe continúa con suerte, sus amigotes se están frotando hoy las manos, y por ende los EEUU, sus amos. Es sin duda, el mejor vendedor del globo, el presidente Uribe, quien actuando como un Judas moderno vendió a su patria Colombia, con colombianos y todo incluidos en un mismo paquete por un puñado de dólares verdes sí de esos mismos que tienen escrito nosotros confiamos en Dios.

Duele ver como en la reunión de UnaSur, presidentes de al talla de Lula, y otros varios patinaron en la concha del mango uribista se apendejearon, se encandilaron, se deslumbraron, se enfrontilaron se entumecieron sus cerebros ante el uso del léxico del castellano y la elegante retórica oportunista y sin duda brillante del hoy representante de la oligarquía colombiana fieles herederos de Santander el que trató dos veces de asesinar a el libertador Bolívar.

El señor de Las Sombras, como le llaman en los bajos fondos, aparece sonriente, cínico y apoyado por sus amigos los gringos y terroristas del pentágono y demás cofrades, contentos claro están los machos, que ahora ya cuentan con lo que necesitan para llevar adelante su plan macabro, y desde Colombia dominar toda Sur América, destruir a sus gobiernos progresistas, socialistas y populares empezando por Venezuela, Ecuador y Bolivia, Nicaragua, y Cuba.

Aparte de la necesidad de apoderarse de toda la biodiversidad amazónica tan necesaria para la subsistencia del imperio en los próximos cincuenta años.

Fue triste el ver y escuchar a algunos presidentes, pues gracias a que esta reunión fue transmitida por los medios modernos y a pedido de Uribe, incluso por satélites,  apreciamos como algunos presidentes que intervinieron tenían más prisa en marcharse a tomar un descanso y su palito de escocés sobre las rocas, que el de condenar e impedir que este continente Suramericano nuestro, sea dominado por los EEUU y sus bases en un futuro mediato, y damos por entendido que será saqueado como era la costumbre de los piratas de antaño cuando se apoderaban de un pueblo un barco o una pequeña isla.

No me queda más que decirles a esos miserables y cobardes presidentes, que no saben representar con dignidad su cargo ni a los pueblos que representan que la historia será su juez implacable, pues es ella, la que escribirá las consecuencias futuras que su actuación cobarde frente al imperio le ocasionará en años futuros a Sur América, a sus países y a sus pueblos.

Cabe destacar aquí, las actuaciones valientes y decididas de los presidentes: Hugo Chávez de Venezuela, Rafael Correa de Ecuador y Evo Morales de Bolivia. Ellos sí, y nada más ellos, salvaron la dignidad de nuestros pueblos y demostraron a los que escuchamos y vimos la reunión de UnaSur. Que aún hay hombres dignos en América, en nuestra América. La que hoy nos quieren arrebatar los gringos a lo macho con la complicidad de su compinche Uribe (El Señor de las Sombras) Nos gustó el ver como estos tres presidentes latinoamericanos se portaron a la altura de muchos de nuestros próceres libertadores que perecieron luchando contra los imperios internacionales. Como fueron: Bolívar, Martí Sandino, Pancho Villa, Zapata, Morazán, artigas, Sucre, Che Ernesto Guevara. Dejaron claro que: nuestras patrias no se venden, ni la dignidad, de los pueblos tampoco.

La tímida resolución, que no condena, ni impide que bases del imperio sean situadas en territorio que antes era de Colombia, para amenazar a nuestros pueblos y sus gobiernos socialistas y rebeldes a la explotación y a los designios inhumanos del imperio yanqui.

Ahora: bolivarianos, martianos, sandinistas, villistas, guevaristas, fidelistas y nacionalistas.

Esta resolución no tiene la contundencia que las circunstancias ameritan, no condena a nadie, ni impide nada de nada, al contrario es lamentablemente blanda, y casi complaciente, pero aún así, ni siquiera esta resolución fue firmada por todos los presidentes, algunos les tembló el pulso, y se les chorreó el valor.  

Sin duda los colombianos que tienen fama de excelentes oradores, y de usar muy bien la retórica sin duda con Uribe a la cabeza pudo neutralizar a los participantes opuestos a él, su aplomo, y el cinismo que adornaron la exposición de Uribe los impresionó. El Señor de las Sombras, rindió sus frutos como lacayo, y alcanzó su objetivo.

Para qué el uso de aviones steel invisibles, aviones de radar que bloquean y escuchan todas las comunicaciones de un país cualquiera previamente elegido.

Aparte de las burlas de Uribe ante las palabras de Hugo Chávez, que comía el dulcito que parecía de lechosa, mientras Chávez hablaba, y de Alan García, su eterno compinche, para tratar de ridiculizar al presidente Hugo Chávez, señalando que Chávez se estaba quedando ciego y corto de voz para minimizarlo como gigante líder revolucionario de esta América nuestra, como la llamó Martí. Sus palabras de doble intención y sus chistes a costa de Hugo Chávez no lograran que nuevamente regresen los oligarcas, ni los gringos y sus compinches a dominar Suramérica como en el pasado lo hicieron: con sus cabalgatas de muerte y desolación, con su operación cóndor, su plan Colombia, sus madres de mayo en la argentina, llorando por hijos desaparecidos, el terror de las salas de tortura, los cadáveres flotando en la mañana fría y gris en medio del río Mapocho en el Chile de Pinochet, las tumbas sin nombre como las del Che Guevara y tantos revolucionarios desaparecidos.

Lamentablemente todo el discurso de Uribe, fue un discurso cínico sin duda, el del señor de las sombras, que ahora está respaldado por sus panas gringos.

 Recordemos los pueblos de la América nuestra, en esta hora aciaga de traición y oscuridad a los heroicos pueblos de: Irak, Afganistán. Palestina, Honduras a Zelaya, Guantánamo con su prisión infame de tortura y muerte, el golpe del 11 de abril en Venezuela, la muerte asesina de Salvador Allende, Santo Domingo de Caamaño Deño, Haití de Aristide, Granada, Guatemala de Jacobo Arbenz, Nicaragua de Somoza y los contras. Cuba y su interminable bloqueo, la prisión injusta de los cinco cubanos. Panamá y Noriega, Puerto Rico y sus 111 años de dominación.

La interminable guerra interna que sostiene la oligarquía colombiana por más de sesenta años con su otra mitad de paisanos a los que llama bandidos y terroristas por cometer el delito de atreverse a luchar con las armas en la mano por los derechos civiles y sociales que no tienen y que les arrebató la otra parte de Colombia la de los oligarcas.

¿Quién le puede creer en usted hoy señor Uribe?

 Señor de las Sombras, y menos aún a los que usted representa a esos herederos de Santander, los mismísimos oligarcas colombianos y asesinos de Don Jorge Eliécer Gaitán e históricamente enemigos de Venezuela y su pueblo, o es que se olvida usted el pirateo de la frontera venezolana por Colombia y de los intentos de apropiarse de parte del Golfo de Venezuela.

Usted señor Uribe tiene un pasado oscuro y miserable, y sus buenos amigos los halcones gringos del águila calva, acabaran con el mundo, que ya está gravemente afectado por los cambios climáticos ocasionados por la depredación, y abuso continuo de sus recursos, ya que los gringos consumen ellos solos el 25% de los recursos energéticos fósiles del planeta siendo nada más que el 4% de la población del total de la población mundial. EEUU es el mayor emisor de gases contaminantes. Pero eso nada les importa a ustedes señores del imperio y sus lacayos, mientras vivan bien y opulentos en este momento presente y de efímera gloria a costa de los pobres del mundo, del injusto tercer mundo.

requenave1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1294 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor