Haití y los colóncratas fripière ambientales y economentales

La “fripière” (comercio de bienes usados importados, o “rastro” nacional haitiano), este veneno “floundering” (desconcertante) que hace trastabillar en un mar de dudas a los haitianos sumidos en la pobreza, se opone a toda forma de producción y a la noble y necesaria empresa de desarrollo del pueblo y el suelo haitianos. Es lamentable que los haitianos crean que pueden resolver el problema ambiental o económico (“ecología integral”) en Haití sin atacar la cuestión de la importación de cualquier tipo de fripière, que es la base fundamental del desempleo en el Haití de hoy.

Siempre habrá ambientes y situaciones insalubres, pero el desempleo es el más grave problema ambiental y de éxodo rural masivo que no permite llevar adelante ninguna iniciativa para trabajar y mejorar la situación socioeconómica en Haití. Es totalmente imposible pedir a la gente que vive día a día en la penuria y a la espera de la remesa del familiar expatriado el pago de impuestos y el cumplimiento de deberes cívicos, e incluso organizarse y trabajar para buscar una razonable opción política frente a la tasa de analfabetismo y de la alienación económica, tanto nacionales como internacionales de la más desoladora marginación .

Es importante que el Parlamento y el gobierno haitianos busquen y pongan en marcha mecanismos para evitar la cantidad de embarques diarios de fripière que llegan a Haití, o, al menos, deben reducirse drásticamente, lo que automáticamente atraerá a los inversionistas y a los esclavócratas nacionales e internacionales que vienen a invertir directamente en Haití en el montaje de negocios de fabricación de piezas y todo tipo de productos como la ropa, medio para la creación de empleo, poder adquisitivo, reducción de la pobreza, las privaciones sociales, la bidonvilización (chabolización), construcción sin ley, criminal tala de árboles y desentierro de raíces, éxodo marítimo de riesgo máximo, la humillación, la discriminación y la alienación por extranjeros.

(Los haitianos somos víctimas de largo plazo en el plano internacional).

Mientras sufrimos las penurias de la desertificación de nuestros campos, ni caemos en la cuenta de que el recurso más valioso para mejorar el problema del desempleo en Haiti, radica en la recuperación de nuestro medio ambiente.

Nuestras élites: los intelectuales, la clase media y la burguesía de Haití no plantean soluciones de ningún tipo. Haití es una sucursal o una gran tienda para vender sólo los productos extranjeros. El jóven haitiano está hastiado. Cómo detener la creación de imaginarios políticos de la oposición y la infernal realidad de la inseguridad.

Haití no llegó realmente donde se encuentra social, económica y políticamente debido a problemas de mal gobierno, sino por falta de voluntad politica para con los poblemas del pais, para invertir en el pueblo para que pueda vivir en su propio territorio.

El caso Merilus Carlos decapitado en la República Dominicana es el colmo del egoísmo inhumano y falta de conciencia hechos realidad, que nos llevan a constatar cruelmente que no hay diplomacia sin la libertad económica.

El nombramiento de Bill Clinton en Haití sobre la situación del medio ambiente y la misión oculta, de una base militar en Cité Soliel, no nos sorprende, nos hacen pensar en la ocupación norteamericana de 1915 o de 1994... Hoy les es más fácil a la vista de la situación socioeconómica en Haití: EE.UU. no necesita hoy utilizar la fuerza de las armas para esta nueva conquista; no es el caso de Iraq, del que EE.UU va pronto salir con las manos vacías, la cabeza gacha y... “el rabo entre las patas”.

A menudo hemos dicho que de haber algo serio a las Naciones Unidas no sería el reino del "Negro". ¿Quiénes son los autores intelectuales que han acordado destruir nuestra raza criolla de cerdos, eliminar los pequeños zapateros, los carpinteros, los pequeños agricultores, pequeños empresarios y otros?
Es evidente que los empresarios de Haití no pudieron hacer frente a la gran competencia de Noerteamérica del año 1987 con la llegada de Henry Namphy al poder; que había una alternativa en el momento de abrir los puertos Haitianos a productos extranjeros de todo tipo sin ningún tipo de condiciones ni reservas, a fin de proteger su golpe y mantenerse en el poder durante tanto tiempo.

Hoy en día, resolver nuestro desastre socioeconómico, exige el sacrificio de todos los haitianos, sin distinción. La conciencia colectiva no hace fácil de celebrar la importancia del interés individual y el sentido de egoísmo humano que se encuentra en el lucro
personal, pero si realmente queremos construir una nación llamada la Nación Haitiana, que si es posible, esta es la fórmula: "La unión hace la fuerza y el éxito", en el nombre del perdón a nuestro antepasados, la moral y la conciencia del pueblo.

Haití es símbolo de la libertad. Los haitianos no podemos encontrar en la situación actual la razón de nuestros males: debemos mirar a través de las causas indirectas que han llevado a la desgracia de todos los haitianos y haitianas. No obstante, no debemos permanecer en el pasado ni bloquear nuestro Espíritu de conciencia, eso no nos servirá para salir de este abismo sin fondo real.

Tenemos que liberar nuestras mentes: sin egoísmo, sin ignorancia, sin resentimiento, sin traición, sin mentira; dejar el enfrentamiento del cristianismo con el Voudou...

Sociológicamente Haití no necesita un "fuerzas armadas", pero histórica y psicológicamente, es necesaria una. ¡¿Qué se hace...?!
El caso omiso de Haití acusada por todos y criminalizada porque se había expuesto a todos los males por haber osado romper el "sistema de esclavitud" .
La situación haitiana es similar a la historia de Cristo. Lo que Jesús ha hecho mal contra el mundo para que la humanidad de su tiempo lo haya odiado lo suficiente para llegar a crucificarlo.
Estoy orgulloso de ser haitiano y ser del primer país negro indepediente de mundo.
Soy haitiano y me contenta el haber nacido en Haití. Mi cuerpo puede tener que dejar el suelo de Haití, pero mi espíritu NO.

Hoy en día los países ricos nos ocupan en forma arrogante: nosotros debemos demostar que "la libertad humana no tiene precio". Cuando el presidente de un país rico humilla al pueblo haitiano, su libertad y su democracia son dudosas.

Hoy, el juego es muy apretado, necesitamos mucho trabajo para sacar adelante a Haití. Nuestra lucha política debe ser pragmática y dinámica. Tengo en mi proyecto al verdadero pueblo haitiano: con este proyecto podemos ganar en sólo un año hasta el noventa y cinco por ciento (95%) de los haitianos.

El horrendo crimen, atroz y cruel, ataque a los haitianos en la República Dominicana, es inaceptable. Este tipo de acción bárbara, de nuevo este nivel de racismo y discriminación en el espacio dominicano contra los haitianos que viven en su territorio exiliados por necesidad hija de la política, debe merecer reflexión responsable por el pueblo y respeto por el Estado dominicano. Recordamos tristemente la matanza de nuestros hermanos haitianos en el año 1952 por aquel dictador dominicano de triste recuerdo para ambos pueblos hermanos de la isla de Santo Domingo.

Aquel triste evento no fue casual, pero tiene que ser desterrado de nuestros recuerdos y de las enseñanzas que les demos a nuestros niños. Si Jean Pierre Boyer sometió a ambos pueblos nuestros, ambos también debemos compartir – si las hay – culpas: nuestros hermanos dominicanos no pueden, por ignorancia ni por olvido, desconocer que los haitianos fuimos en su auxilio...
Nos luce lamentable la opción de poner en peligro las buenas relaciones desarrolladas entre las personas que comparten la misma ínsula y originalmente fueron la misma gente caribe... extinta a ambos lados de nuestra común frontera de tanto tiempo.

Este tipo de acciones deberían alentar a los haitianos y haitianas, mujeres de todo el mundo a tomar conciencia para cambiar el problema socioeconómico de Haiti, en lugar de continuar dándole pábulo a falsas y falsos críticos que plantean tal problema sin fondo real.

La pregunta que se debe hacer para crear puestos de trabajo en las Cooperaciones de la Agricultura y el Turismo, con el fin de mejorar la difícil situación de miles de jóvenes y otros que aún están sin nada que hacer y sin esperanza para el futuro. Este es el verdadero método con que podemos defender los derechos y el respeto de los haitianos y haitianas en todo el mundo. Debemos exigir la cesión de derechos y del respeto de la dignidad humana de Haití no sólo en teoría: deben ser acciones concretas.

Necesitamos una vertadera clase media con objetivos genuinamente dignos, no de las mercancías de importación para hacer grandes beneficios para al final encontrar gran cantidad de dinero para mantener a sus familias en un pequeño paraíso en la selva, lo que no serviría para alimentar, educar ni proporcionar trabajo a nuestros hermanos haitianos, quienes seguirían siendo humillados, marginados, torturados, decapitados y maltratadas en Haití y en el mundo.

Si los haitianos queremos hacer valer nuestra sensibilidad, respetemos aquellos que son vulnerables.
El problema haitiano, por complejo que pueda lucirles a quienes no lo conocen a fondo, se reduce a una criminal falta de creación de empleo. Quienes viven en la pobreza, viven en la humillación y la alienación: ese es el orden mundial.

El compañero Carlos, quien fue decapitado en República Dominicana, es la consecuencia de la pobreza y de la ocupacion en Haití; en lugar de tener un rencor contra el pueblo dominicano, debemos meditar sobre la causa del mal de nuestras élites culpables de egoismo apátrida y fraticida. Esa es la triste y pesarosa razón por la
que sufro y escribo hoy, escribí ayer y escribiré mañana, sobre las causas de la pobreza y la ocupación, en busca de las solución reales a los males de nuestro querido y sufrido país y nuestras heroicas gentes.
Aunque respeto nuestro voudu y su cultura, no creo que sea necesario recurrir a su magia arcana para enrumbar nuestra marcha hacia el ALBA de nuestro futuro digno.

Prof.
Secretario General de la Hermandad Cultural Haitiano-Bolivariana de Venezuela
Coordinador General del MOUSHA
(Movimiento Unido Socialista Haitiano por el ALBA)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2344 veces.



Fritz St Louis


Visite el perfil de Fritz San Louis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a82525.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO