¿Qué pasará en Honduras?

No cabe la menor duda que lo ocurrido en Honduras fué la aplicación del Manual para el Perefecto Golpe de Estado. Y quizá para mí, una de las pocas variantes de este golpe militar, y que sin duda revela la profunda crisis institucional que vive la hermana República de Honduras, esto sin profundizar en los comentarios referidos a la represión salvaje por parte de este gobierno de facto, a través de las Fuerzas Armadas y los cuerpos de seguridad, ya que, el golpe militar, fué "legitimado" por una buena parte del Congreso hondureño, aunque no de todos los parlamentarios, justicia es decirlo porque los diputados que apoyan a Zelaya no los dejaron entrar a la sesión a punta de metralla, de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, y del resto de las instituciones.

Para mí, para este humilde opinador, Zelaya vuelve al poder y cumplirá su mandato, la pregunta seria, porque para mí no tiene una respuesta tan sencilla, ¿Que pasará con el Congreso Hondureño? ¿Que pasará con la Corte Suprema de Justicia allá? ¿Que pasará con los funcionarios que se plegarona este golpe? ¿Los destituirá Zelaya? y si Zelaya lo hace, ¿No será esto, aplicando la lógica de la Constitución y leyes hondureñas, hechas a la medida de la oligarquía de allá, una violación, y seria instaurar una dictadura? Esa es una buena pregunta, porque en las primeras de cambio pudiéramos decir que todos los implicados en el golpe deben ser arrestados y condenados a la pena máxima, pero no nos olvidemos que en un momento determinado, ellos contaron, por lo menos algunos de ellos, con la voluntad popular y son parte o fueron parte de la institucionalidad del país.

Por lo menos en lo inmediato, no sé lo que ocurrirá, una vez que el Presidente José Manuel Zelaya Rosales retorne al poder, porque para mí, a pesar de todos los riesgos, a pesar de los peligros, Zelaya retornará al poder, sólo que no tengo muy claro lo que hará en lo inmediato con los golpistas. Para el mediano y largo plazo, si hay una respuesta clara y contundente: No sólo haría la consulta para preguntarle al pueblo si quiere una Asamblea Nacional Constituyente, sino que hasta la convocaría, porque hay que diseñar un nuevo ordenamiento jurídico, Honduras necesita una nueva Constitución y refundarse sobre unas nuevas bases institucionales, sólidas y de un profundo carácter popular.

Un mar de declaraciones las podemos observar permanentemente por diversos medios, prensa, radio, televisión, internet, tratando de vencer el cerco mediático a lo interno de Honduras. Los organismos internacionales, ONU, ALBA, OEA,UNASUR, CARICOM, PETROCARIBE, CAN, premios Nóbel de la Paz como Adolfo Pérez Esquivel; organizaciones sindicales, indígenas y campesinas, gobiernos y organizaciones populares de países de todos los continentes, organizaciones de base de la ejemplar y digna Cuba, de todos los países dignos y que conforman el ALBA.

¿Bastarán todas estas declaraciones y apoyos internacionales para que en la heroica tierra de Morazán se vuelva a restablecer el hilo constitucional y el presidente Manuel Zelaya vuelva a recuperar el poder que le confirió el soberano pueblo hondureño?

Mientras el presidente Obama y su canciller Hilary Clinton hicieron público un inconsistente apoyo a Zelaya, uno se pregunta por qué el ejercito hondureño sigue recibiendo dólares y armas de Estados Unidos junto a cursos intensivos en que preparan a sus oficiales a subestimar la defensa de su propia soberanía y aplicar la tesis de que el enemigo esta dentro del territorio hondureño. Por eso el ejército hondureño reprime a su pueblo en vez de defenderlo.

Para mí lo más grave es que si el desarmado pueblo hondureño con su movilización, con su accionar, no echa por tierra al gobierno de facto, le tocará cumplir con la función histórica de que cerrada la brecha democrática, sólo le queda el camino de la insurrección popular.

Permitir que triunfe la fuerza bruta del gorilaje hondureño apoyado por la derecha nacional e internacional en un país de el ALBA, en este caso Honduras, abre el camino a futuros golpes de estados, no solamente contra todos los países del ALBA, si no también a todas las democracias de América Latina y el Caribe.

Varios articulistas y personalidades han denunciado en forma permanente el accionar de organizaciones como la USAID, desde las propias embajadas norteamericanas en cada país, cuya función esencial es desestabilizar donde la izquierda es poder y fortalecer a países como Perú y Colombia donde soldados norteamericanos con bases declaradas y ocultas trabajan activamente para, desde allí, con el cuento trillado de la lucha contra el narcotráfico, jugar un papel de puntas de playa para echar por tierra el proceso de integración.

Y acá me detengo para una pregunta interesante, y un detalle que quizás para algunos pasa por debajo de la mesa. ¿Por qué el día lunes, cuando casi todos los dignatarios de América, incluyendo al Presidente de México, Felipe Calderón, estaban en Managua reunidos condenando el golpe en Honduras, no estuvieron presentes los Presidentes de Colombia, Perú, Estados Unidos y el Primer Ministro de Canadá? ¿Porque Obama sale condenando el golpe en forma guabinosa, más el Estado gringo se nota que sigue apoyando el golpe? ¿Por qué Uribe Vélez, si bien por la formalidad, condena el golpe, más sin embargo para él era más importante el lunes era irse en lugar de Managua, a Washington, para firmar un Tratado de Libre Comercio con Obama? Y ni hablar del represor de Alán García. Ojalá y estas preguntas algún día puedan tener respuesta.

En la actualidad se está reprimiendo al desarmado pueblo hondureño. Se está deteniendo a periodistas internacionales como los colegas de TeleSur. Se ha ampliado el toque de queda tres días más, o sea, hasta el día viernes. Los que han falsificado la firma del Presidente Zelaya lo acusan ahora de delitos de corrupción.

Si así fuera ¿por qué no lo detuvieron y en cambio lo llevaron secuestrado a Costa Rica?

En su aislamiento y desesperación, la mentira los lleva a otra mentira más grande.

En la época de la Guerra Fría, Honduras jugó un papel importante, era el portaviones de Estados Unidos. Desde allí jugaron un papel decisivo contra Nicaragua en la época en que era extraño ver un gobierno civil y democrático en nuestro Continente.

Estados Unidos dice ambigüedades. Veremos si en los hechos, Obama demuestra que efectivamente "se produjo un golpe, un golpe militar, esto no es legal y Zelaya debe volver y nos unimos a lo que dicen los gobiernos del continente". (Declaraciones de Obama el día día 30/06/20009.).

Para qué hablar de la represión, de los desaparecidos, de las libertades democráticas violadas, de amigos que cayeron por pensar diferente a los golpistas, de lo que llegó a su cima con el periodo de Videla-Masera-Agosti en donde mas de 30.000 personas fueron detenidas y desaparecidas por las fuerzas del Estado, por quienes deberían velar por la vida, bienes y honra de todos los ciudadanos. Esa política de exterminio respondía al Plan Cóndor que en forma simultánea se aplicaba con desapariciones sistemáticas en Chile, Uruguay, Brasil y Paraguay. Todos esos militares recibieron instrucción militar en la Escuela de las Américas que funcionaba en Panamá por parte del alto mando militar de Estados Unidos.

Si se permite que el gobierno de facto en Honduras se consolide por cualquier motivo, volverá la triste y trágica época de los golpes militares.

¿Se puede permitir esto? ¿Qué es lo legal o lo ilegal en Honduras?

La guerra mediática se ha iniciado. Se trasmitió la manifestación de los que apoyan a los golpistas y se niega a los que defienden la constitución y la legalidad el uso democrático de expresarse.

En rigor a la verdad, uno como simple analista de los hechos políticos en movimiento se siente impotente cuando ve cómo se maneja a través de los medios los acontecimientos. Sabemos que detrás de esto están las grandes multinacionales de la desinformación. Ahora Estados Unidos está diciendo en los medios que en Honduras hay una sucesión forzada. Please, Obama, ¿nos podés dar claridad?: hoy a la mañana decías lo que dijiste: golpe militar. Ahora hablas de sucesión forzada. ¿Qué dirás mañana?

En fin, sólo tengo claro una cosa. Que los pueblos aprenden rápidamente de la experiencia de otros pueblos. El gorilismo ha resucitado en Honduras.

La derecha internacional será en definitiva vencida, no solamente en Honduras, también en todo el Continente. Puede haber pequeños retrocesos pero el triunfo final pertenece a los pueblos. Creo más en los cambios de los pueblos y gobiernos latinoamericanos y caribeños que en el cambio que ha prometido Obama.

Martí decía que había que hacer énfasis en la luz que el sol irradia, más que en las manchas que pueda haber en él. La luz de Inti iluminará siempre el andar de los pobres del mundo, de nuestros antepasados, de nuestros orígenes atropellados por los colonizadores.

Tenemos la alegría y el orgullo de haber nacido en un continente de libertadores y no permitiremos que en Honduras la barbarie triunfe sobre el humanismo.

En Honduras pasará, lo que el pueblo hondureño quiere que pase y lo que la solidaridad internacional pueda lograr para el retorno a la legalidad constitucional.

j_martorano@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1890 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a81417.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO