Ni gorilas ni goriletis, asesinos y cobardes es lo que son

Mi presidente, perdóneme usted, en su exposición sobre los hechos que vienen aconteciendo en la hermana y a los herman@s de la República de Honduras, el día domingo en horas de la mañana, con el amor que le tengo, no me queda mas remedio que decirle, que Usted ofendió a los gorilas y a los goriletis, cuando calificó a estos humanoides con ese calificativo y ya les voy a decir porque:

La especie humana es la única capaz de albergar sentimientos tan sucios, bajos y escabrosos, hacia sus propios hermanos. Los animales son seres superiores, entre ellos se protegen, atacan para sobrevivir, al lado de la especie humana que nunca ha sabido cumplir con las normas de convivencia aún con las reglas convenidas entre ellos.

Mi presidente siempre lo ha reconocido, cuando hasta las mismas cucarachas las ha dejado seguir su paso por este paisaje llamado tierra y por esta sociedad llamada Venezuela, la cola de cucarachas, casi llega a 4 millones, según la cuenta de las cucarachas y que me perdonen las cucarachas.

Solo los animales inferiores, en este caso el hombre, ataca para imponer su poder sobre los más débiles, muchos serían los casos que se manifiestan en esta sociedad de enemigos comunes, para ser enumerados por aquí.

El día domingo 27 de junio del 2009, el imperio norteamericano, volvió a meter sus cochinas manos sobre los pueblos de América, la patria grande fue violada y ultrajada por parte la cochinera imperialista del gobierno de los Estados Unidos, solo los cobardes y asesinos, actúan de esa manera, tan ruin como es su costumbre. Tirar la piedra y luego esconder la mano, es la manera de intervenir en los asuntos internos de los pueblos dignos que quieren zafarse del yugo de la potencia extranjera. Pero para la desgracia de ese imperio, esa mano ya no la pueden esconder, los pueblos se han levantado y no hay venda que les cubra los ojos, por mucho que quieran tapar el sol con un l dedo siempre se escapa un rayo de luz.

Los pueblos de América, todos juntos en un solo canto, se unen en un coro infinito de voces claras y fuertes para anunciar la llegada del hombre nuevo. El hombre nuevo no es otro que el hombre y la mujer unidos por una sola causa, amar al otro como a uno mismo y que mejor momento para demostrarlo, que este que estamos viviendo. La América toda existe en nación en una sola voz, se ha unido para demostrar al mundo la fuerza, la decencia, y sea respetado de una vez el suelo donde trajina el pie del hombre libre.

No vamos aceptar declaraciones y manifestaciones hipócritas de los que siempre nos han pisoteado, si se quieren retractar de sus actuaciones que lo hagan sin adornos. Que su arrepentimiento sea con hechos y nos palabras confundidas, que solo traen impotencia al pueblo.

Honduras, es Venezuela y todos los pueblos que luchan por ser libres, el imperio, tiene que entender de una vez por todas, que todo ese libreto para dar golpes de estados, se le agotó, como dice mi presidente Correa, ya no son épocas de cambios son cambios de época y estamos viviendo cambios de épocas, el bloqueo mediático ya no les funciona, así se pongan a rezar u orar tomaditos de las manos, como la payasada que hicieron después de juramentarse como autoridades únicas de Honduras. Es que tienen que rezar porque ya saben lo que les espera.

Ya no es el Chile solo, que se enfrentó con su dignidad y que todavía ese imperio no ha podido derrotar, porque mientras luchemos estamos vivos y Chile sigue viviendo, como lo estamos haciendo todos los pueblos de América, hoy a Honduras, le toca su turno, que además de estar vivo, está luchando y con un batallón de amerindios detrás, empujando para derribar a ese tigre de papel.

Honduras, con el impulso de pueblo indio que nos llena, con ese espíritu batallador de nuestros antepasados que derramaron su sangre por nuestra libertad, va a derrotar y como dijo un día, aquel presidente venezolano, valiente que nos desparramó de moral y valor, como lo fue Cipriano Castro, cuando la bota del extranjero quiso profanar el suelo patrio. Así mismo el pueblo de honduras con su sabiduría y la solidaridad de los pueblos hermanos, sacará esa dictadura para restablecer la soberanía y la voluntad del pueblo.

Honduras no está sola, es un ejército de hombres y mujeres de México a la Patagonia dispuesto a ser libres, lo demás lo hacemos nosotros. No podrán con la dignidad, no pasarán con sus armas, un pueblo dispuesto a hacer respetar su soberanía es un toro desbocado, pero conciente de lo que quiere. Lo que le pronostico, a esos carapachos rellenos de buenas intenciones mal intencionadas, que mas dura un suspiro en un chinchorro que ellos queriendo ejercer cargos ilegítimos. Es que no pasarán, no volverán. Y, te voy a complacer Nelsón Lucena, no las voy a escribir. A la sayona de Hillary ya saben el apellido, que se vaya con su vacilón a pelarle el diente a Obama, porque a este pueblo ya no lo engaña nadie, que se vaya con sus buenas intenciones para otro lado.



Patria, socialismo o muerte… venceremos

Norma.rojita@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2130 veces.



Norma Rivas Santacruz


Visite el perfil de Norma Rivas Santacruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a81145.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO