Barack, cultivar el sentir latino

Tras la búsqueda del fortalecimiento bilateral, Barack Obama busca en Centroamérica y el cono sur una agenda común de trabajo con la idea única de encontrar para el próximo año un bienestar social para la comunidad norteamericana y avanzar en el programa hemisférico y global sobre las fronteras y el narcotráfico. Temas que llenan una gran expectación social porque desbordan los criterios de participación de algunos países de la alianza que desbordaron sus puntos de control. Es necesario avanzar sobre las reformas migratorias que han originado una crisis política interna, desatando fricciones comerciales, llegándose hasta la violencia, sobre todo, la presencia de los carteles haciendo vida activa en el continente con capital estadounidense.

Hay que buscar propuestas y salidas al problema latinoamericano, Venezuela como Brasil deben encontrar una ruta hacia el dialogo interamericano que beneficie sin demagogia a los intereses de la integración. Son años de brega y de críticas, porque todavía no se ha logrado la participación de los países del Cono Sur y Centroamérica al conocimiento de un liderazgo común que sea capaz de romper la hegemonía norteña en su plan avasallador sobre sus colonias.

Tenemos que dejar a un lado la novatez y avanzar hacia la búsqueda de un plan que nos describa la construcción de nuevos liderazgos que ocupen posiciones vanguardistas de protección hacia el mercado comunitario.

Sin duda, en el nuevo orden mundial esta privando el pragmatismo y que los dirigentes políticos estén conformes con la ampliación de una coalición que puede ser muy radical para explicar el problema mexicano del arroz, la migración , narcotráfico y maquiladoras. Es importante tomar en cuenta el hecho religioso insertado en todos los partidos conservadores de derecha porque existen aristas de destabilización sociopolítica tras el logro de controlar el mercado continental en esta parte del mundo. El presidente Chávez Frías ha expresado de una manera delicada la diversidad ideológica de la presidente Michelle Bachéele, quien muestra una condición inestable cuando le da punto de interés y control de poder a algunos partidos acusados de derechistas y que proyectan perspectivas diferentes al sentir ideológico latinoamericano, sin tomar en cuenta la repercusión de la crisis financiera mundial en nuestra región.

Lo cierto, es que vamos hacia una confrontación de carácter histórico con países como Estados Unidos y en menor escala, La Unión Europea por las infiltraciones globales que allí se han insertado. Hay que buscar la moderación y acercamiento para lograr una concertación ideológica para los asuntos de Estado. Se tiene que acabar el oposicionismo como tal y permitir que la democracia haga su juego ante la percepción izquierdista mundial y lograr en definitiva un postulado de paz y avance para Latinoamérica.

emvesua@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1460 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a76144.htmlCd0NV CAC = Y co = US