En busca de la legalización de la marihuana..

¿Qué raro? Un ex presidente colombiano, César Gaviria, uno mexicano, Ernesto Zedillo y otro brasileño, Fernando Henrique Cardozo, este ultimo creador de la organización denominada Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia, y de la cual forman parte personajes como los que les menciono a continuación: Tomas Eloy Martínez de Argentina, Mario Vargas Llosa, peruano, Moisés Naim, venezolano, Antana Moskus, colombiano y Paulo Coelho, brasilero y otros representantes menos conocidos de países como Costa Rica, Bolivia, y Nicaragua.

Los tres personajes principales acaban de proponer la legalización de la venta de marihuana en el mundo en un cambio de paradigma similar a lo que se hizo con el alcohol a principios de los años 1900, hace algo más de 100 años y hoy es una de las industrias más grandes del mundo, que distribuye su producto por los 257 países que hacen vida en el globo terráqueo y tiene como clientes a mas de 6.000 mil millones de personas, de los que un millón meren anualmente en las carreteras del mundo por accidentes de tránsito.

A esa declaración inicial de los 3 ex gobernantes, uno productor, uno de alto consumo y otro de tráfico en su máxima expresión, Colombia, Brasil y México, se le unen trabajos que comienzan a circular por el mundo a través de la prensa como El País de España y rebotados por cientos y cientos de periódicos, emisoras de radio y canales de televisión, uno de ellos firmado por el venezolano Moisés Naim en el que subliminalmente señalan que es más importante la legalización del consumo y por ende de la distribución que la guerra que hasta ahora se ha planteado con la represión y la reducción de la demanda.

En ambos trabajos, el de los ex presidentes y el del venezolano que formo parte del famoso equipo de “paquetico Rodríguez” que propicio el “caracazo”, no mencionan ni hacen referencia a Colombia como productor de más de 600 toneladas de cocaína y un número no conocido de de marihuana, ni a Perú como segundo productor y en un tercer nivel a Bolivia.

Pero, tampoco señalan que en territorio de Estados Unidos, en Los Ángeles, se está produciendo lo que se ha llamado la “súper marihuana”, tratada genéticamente y que cubre con amplitud ese mercado que tiene aproximadamente unos 50 millones de consumidores y en el cual uno de cada cien habitantes está en la cárcel, por lo que se infiere que la producción colombiana y la nueva que nace en Afganistán se está consumiendo en los 34 países de América latina, Europa y África, lugar de almacenamiento de las producciones.

Por supuesto no hablan de Afganistán, país número uno en la producción de opio, elemento del que nace la heroína y posteriormente la morfina y solo justifican la presencia de las tropas de U.S.A y la Otan para combatir a los talibanes y que por cierto, el presidente Obama acaba de ordenar el envío de 30 mil combatientes a los que se les suma un pequeño número de soldados colombianos expertos en erradicación de marihuana. Será para custodiar, de igual forma que el Plan Colombia, la producción que se combina con Laos y Myanmar, antigua Birmania, en lo que se ha llamado el triangulo dorado del opio?.

No debemos olvidar a México donde se acaba de implementar el plan México que solo cambia con respecto a Colombia en cuanto a que el objetivo es controlar los carteles que dominan el trafico de la droga hacia Estados Unidos a través de la utilización del ejército regular manito y que solo el año pasado produjo la muerte de más de 6 mil personas y la pregunta final seria la de que hace un argentino en esa comisión?. Sencillo, los argentinos son los mayores consumidores de drogas, marihuana y cocaína de este continente.

Es un alerta que sabemos será difícil que tenga eco pero se hace porque hoy el consumo de drogas es el mal del siglo, no el virus del Sida.


ajvmederico@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5340 veces.



Antonio Valdez Mederico


Visite el perfil de Antonio Valdez Mederico para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Valdez Mederico

Antonio Valdez Mederico

Más artículos de este autor