Con las FARC: ¿Y qué?

Desde mi adolescencia en la vida y en la lucha revolucionaria, asumí una actitud de solidaridad, alianza y colaboración política con las FARC-EP.

Y no solo con las FARC, sino tambien con otros grupos insurgentes de Colombia y otras organizaciones político-militares del continente y del mundo.

Jamás me inhibí frente a las intensas y persistentes campañas de descrédito, que contra las FARC, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, la URNG de Guatemala, el Frente de Liberación de Viet-Nam, el ELN de Bolivia, el MRTA de Perú, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez de Chile, el PRT de Argentina, las guerrillas filipinas, la insurgencia palestina, las resistencias en Irlanda, el País Vasco, Turquía y muchas otras… han desplegado las oligarquías capitalistas, los Estados terroristas opresores y muy especialmente la potencia mundial líder en terror de Estado, genocidios, masacres y guerras destructivas a escala planetaria.

Nunca acepté el chantaje de las acusaciones de “terroristas”, “subversivos” y “narco-terroristas” empleadas en su contra. No olviden que siempre he sido guevarista.

Como me burlé tambien de la acusación de “saqueadores” contra la población negra empobrecida de Nueva Orleáns en ocasión del impacto del huracán Katrina y de la negligencia criminal de la administración Bush; y tambien de aquella campaña que calificó de “forajidos” a los sectores medios y populares del Ecuador que se insubordinaron frente a la traición de Lucio Gutiérrez.

Nadie, sin embargo, me ha visto respaldando a aquellos movimientos armados y Estados cultores del terror indiscriminado, del fanatismo aberrante y del despotismo desenfrenado a nombre de la revolución (tipo Pol Pot, Sendero Luminoso o Stalin).

Tampoco, en otro aspecto, nadie me ha visto en actitud seguidista, subordinada, dependiente o incondicional de nuestros aliados políticos por fuertes o prestigiosos que sea la organización y/o el Estado que los representan ¡Ni siquiera frente al respetable y admirable liderazgo histórico de la revolución cubana!

Nuestra actitud de solidaridad no solo ha sido desplegada hacia las más heroicas y honestas organizaciones político-militares, sino tambien hacia toda la diversidad revolucionaria, antiimperialista, socialista, comunista…; independientemente de los métodos de lucha que empleen, de sus fuentes de inspiración teórica-política y de sus trayectorias históricas, siempre que estén ajustadas a principios éticos irrenunciables .

Innumerables organizaciones revolucionarias y movimientos sociales, que no han recurrido a armas, han contado con nuestra solidaridad en escenarios electorales y en diversas luchas, protestas sociales y rebeldías culturales.

Ahora bien, si alguien esta en busca de aliados o colaboradores de las FARC-EP en la República Dominicana, debo decirles que aquí tienen uno con domicilio conocido y que en el proyecto de Nueva Izquierda -Círculos Caamañistas somos todos y todas amigos de las FARC_EP, como sucede tambien en otros sectores de la izquierda social, cultural y política del país, y en no pocos componentes de los grandes contingentes de los(as) dominicanos(as) “de a pie.”

Déjense de inventar el “hilo en bollito” y el “helado en palito”.

Déjense de hacer el ridículo y de prestarse a ocultos juegos sucios, llevándose del cuento inventado por la CIA, y por la inteligencia del gobierno narco-paramilitar de Álvaro Uribe -difundido recientemente por el diario “El Tiempo” de Bogotá- sobre las supuestas siete “fundaciones” dominicanas al servicio del “terrorismo” y sobre los misteriosos siete colaboradores de las FARC-EP.

Déjense de darle crédito a la perversa torpeza de los agentes que la Estación de la CIA siembra con esos fines en la DNI y en otras organizaciones de seguridad del Estado, instruidos por los “inventores” de las armas de destrucción masiva en Irak.

Vayan al grano, a lo concreto.

Pasen por mi casa y por la de todos los(as) dominicanos(as) que nos proclamamos amigos de las FARC-EP y del legendario comandante Manuel Marulanda Vélez, comunista y bolivariano de pura cepa. ¡Somos muchísimos(as) más que siete!

Lo que está a la vista no necesita espejuelos, mucho menos el microscopio de Orlando Martínez, quien fuera asesinado hace 33 años por personeros de la misma calaña de los promotores de esta perversa campaña.

Tengan valor: si les disgusta tanto nuestra actitud, aprésennos, acúsennos, procésennos. Y estén seguros que no nos vamos a amilanar ni a intimidar.

Y esto es válido para calieses y represores locales, agentes de la CIA, generales de horca y cuchillo, INTERPOL y todos las malas yerbas que pululan por aquí y en el mundo.

Váyanse al carajo con su chantaje.

Sí, reitero, he visitado campamentos de las FARC-EP, soy amigo y aliado de sus comandantes y de su guerrillerrada, tuve hace ya varios años con los comandantes Marulanda, Raúl Reyes, Jorge Briceño, Joaquín Gómez…; me he entrevistado más recientemente varias veces con los comandantes Iván Márquez, Jesús Santrich, Lucía y Rodrigo Granda.


¿Y qué?

¡Hagan ustedes lo que quieran!

Y a los periodistas amigos de la SIP y de la CIA que estén tentados a hacer con esto terrorismo mediático, les sugiero sinceramente que tengan en cuenta que en este país no hay caldo de cultivo para esa perversidad y menos contra nosotros(as). ¡Ahórrense esa ridiculez!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1771 veces.



Narciso Isa Conde / ABP


Visite el perfil de Narciso Isa Conde para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: