Genocidio en Gaza y las organizaciones internacionales no pueden controlar por incompetencia

El conflicto histórico de la humanidad ha sido la lucha de poderes por la tierra y sus recursos y, en esta disputa se han sacrificado millones de personas a riesgo de sus vidas para satisfacer tales apetitos de poder; las presunciones de la Corte Penal Internacional ante el conflicto Israel-Palestina de crímenes de guerra, en la cual la mayoría de las víctimas son civiles hacen evidentes las violaciones del Derecho Internacional, cuántas más evidencias se necesita, a la vista global está demostrado que el "Estado de Israel" no respeta a las Naciones Unidas sabiendo que dicho Estado existe por resolución emanada por éste organismo internacional, donde se le concede dicho "derecho".

A partir de 1881, se inicia un proceso de emigración judía, y fue en 1948 en que por imposición de una resolución llevada a cabo por la Naciones Unidas se crea el "Estado de Israel" con capital en Jerusalem la "Tierra Prometida", hoy gobernada por el Primer Ministro Benjamin Netanyahu. Actualmente la Corte Penal Internacional, a cargo del Fiscal Jefe Karim Khan, ordena arresto contra el Primer Ministro y su Ministro de Defensa Joav Galant por presuntos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad; de igual forma ordena arresto contra los seudolíderes del grupo terrorista Hamás https://www.dw.com/es/cu%C3%A1les-son-las-consecuencias-de-la-orden-de-arresto-de-la-cpi-contra-netanyahu/a-68965219

Es importante comprender que Israel lidera el sionismo y su principal objetivo es consolidar un Estado Judío y "democrático" en la tierra prometida del judaísmo ubicada en Palestina, imponiendo un contexto más amplio del sistema de apartheid de Israel (https://amnistia.org.mx/contenido/index.php/apartheid-israeli/), lo que provoca un incuestionable genocidio en Gaza, pese al trascendental manejo de la fe de los creyentes de sus tres religiones judías; como lo son, el islamismo, el judaísmo y el cristianismo, promotores de un dios enjuiciador y castigador. Hoy observamos con madurez la gran estafa de los judíos al querer imponerse en sus sádicas intensiones de alimentar la muerte, para satisfacer sus políticas del mercado de la guerra y no es sólo éste su mayor interés, son los recursos y son las almas en disputa.

Podemos determinar entonces, que aquellas supraautoridades mundiales en defensa de los "derechos humanos" quedan en entre dicho, no demuestran fortalezas de autoridad, solo son organismos trincheras, que se hacen del poder y mantienen las políticas de facto que históricamente han oprimido los derechos de los pueblos.

Es importante que continuemos manifestando nuestro descontento mundial de tales prácticas opresoras y alcemos fuertemente las voces en contra de la incompetencia de éstas organizaciones globales inertes que amparan las fuerzas de la maldad y la muerte… cada vez más cerca de la justicia popular…! Pues la voz de los pueblos es la voz de Dios



Esta nota ha sido leída aproximadamente 463 veces.



Yasmeli Pernía Guillén

Activista por la Contraloría y la Auditoría pública y ciudadana. Merideña. Militante de Marea Socialista

 yasmeli2673@gmail.com

Visite el perfil de Yasmeli Pernía Guillén para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: