Occidente se enriquece a los ricos y empobrece a los demás

Hace ocho décadas, hubo un punto de inflexión fundamental en la historia estadounidense, los más ricos de Estados Unidos enfrentan, mayor presión fiscal. En esa época se impuso una tasa federal del 94 por ciento a los ingresos superiores a 200.000 dólares anuales, el equivalente a unos 3,5 millones de dólares actuales.

Fue un momento cercano al final de la Segunda Guerra Mundial. Sólo el Reino Unido gravaba a sus ricos con una tasa más elevada. Los británicos más ricos terminaron la guerra pagando un impuesto del 97,5 por ciento sobre el tramo más alto de sus ingresos anuales.

Estas pesadas tasas impositivas máximas (todas serían difíciles de imaginar en Europa o Estados Unidos hoy) Esa distribución era más equitativa , porque ahora los impuestos al consumo (20% ) hacen que el principal contribuyente al erario público sea la clase trabajadora que gasta en consumo todo su salario. El impuesto a los ricos disminuyó ligeramente en los años de la posguerra.

Pero aún en la década de 1950, los ingresos de los más ricos de Estados Unidos enfrentan una tasa impositiva máxima del 91 % por ciento.

El presidente del Partido Republicano que entonces habitaba la Casa Blanca, Dwight Eisenhower, no hizo ningún movimiento para reducir esa tasa máxima sobre los ingresos más altos. Eisenhower fue el mismo que en su mensaje de despedida advirtió sobre el peligro que para la paz mundial y la prosperidad representaba el Complejo Militar Industrial de Estados Unidos que es el principal beneficiario del gasto público del presupuesto que administran en Washington.

En general, señala el economista francés Thomas Piketty, los más ricos de Estados Unidos enfrentan una tasa impositiva máxima promedio del 81 por ciento entre los años 1932 y 1980, una razón clave por la cual nuestro 0,1 por ciento más rico -en el transcurso de las décadas centrales del siglo XX- vio su parte de la riqueza nacional de Estados Unidos. bajar del 25% a sólo el 7%. Después de que los más ricos gobiernan para sí mismos con Margaret Thatcher en Inglaterra y Ronald Reagan en Estados Unidos; los ricos hacen lo que les da la gana para enriquecerse más aún a expensas de los demás.

Hoy (13 /09/2023 ) leo en la prensa que un agente de la CIA denunció ante una comisión del Congreso de Estados Unidos que seis de los siete miembros del equipo que investigó el origen del COVID-19,creían que "la inteligencia y la ciencia que conocían eran suficientes para concluir con "confianza" de que el virus se originó en el Instituto de Virología de Wuhan (China ) ese instituto de virología fue contratado por el gobierno de Estados Unidos para hacer del Coronavirus de origen animal se convirtiese en un virus contagiable a los humanos.

Sólo uno de los miembros creía la narrativa de que el COVID-19 provenía de una Sopa de murciélago, pero ese era el miembro de mayor rango en la comisión.

Según una carta que los dos comités enviaron al director de la CIA, William Burns. Es evidente que en lo del COVID-19 hubo sobornos de autoridades norteamericanas y de otros países occidentales por parte de las industrias farmacéuticas para influir en los funcionarios a cargo de la salud pública. Eso es lo que sostiene Robet Kennedy Jr. en su libro " The Real Antony Fauci" (El verdadero Antony Fauci ) que trata de cómo hubo complicidades sobre ese tema.

Kennedy denuncia una conjura entre Antony Fauci director del Instituto Nacional para la prevención de alergias y enfermedades infecciosas de Estados Unidos Y Bill Gates, gran donante de la Organización Mundial de la Salud e inversionista en la Industria farmacéutica de Estados Unidos Antes del caso Coronavirus Se podía declarar Pandemia solo en el caso de que una enfermedad mortal se convirtiese en epidemia. Para el caso del COVID-19, se cambió esa regla, porque el COVID-19 no era mortal y un 78 % de los infectados lo sobrevivía ... ¿A quién convenía la mentira? . Convenía a la industria farmacéutica norteamericana exclusivamente. porque aunque los rusos y los chinos inventaron primero una vacuna la Comisión Europea nunca autorizó su compra.

Hubo varias denuncias de que las farmacéuticas norteamericanas ya habían patentado vacunas contra el COVID antes de que llegara la mal llamada Pandemia. Había que crear una gran alarma, haciendo creer que el COVID era una gripe mortal,

Se quería justificar que los gobiernos gastaran millardos comprando vacunas a las empresas anglosajonas.

Los científicos rusos y chinos fueron los primeros en sacar una vacuna contra el COVID; pero la Unión Europea nunca quiso autorizar su uso; a pesar de que aquella supuesta emergencia sirvió para justificar una medida tan brutal como estúpida, sin precedentes: el confinamiento domiciliario de la entera población europea!!

Está claro que el millonario negocio de comprar vacunas estaba reservado para las empresas farmacéuticas norteamericanas. Ahora se sabe que el marido de Ursula von der Leyen es accionista de una de ellas. Es así como en occidente se reparte la riqueza:

Los medios crearon un pánico mundial para justificar el enriquecimiento de las farmacéuticas. Mientras con el pánico creado por los medios se justificaba la reclusión domiciliaria bajo vigilancia policial de decenas de millones de personas. Una medida que arruinó a la clase de los pequeños comercios independientes a favor de las grandes cadenas transnacionales Los comerciantes independientes mantenían sus negocios vendiendo a los transeúntes. Eso benefició a las grandes empresas con sucursales internacionales que tenían los medios para vender a domicilio por Internet.

La "Pandemia" enriqueció a los millardarios y empobreció a los pequeños comerciantes que son justo los que generan más empleo.

La absurda medida de poner en cuarentena a la gente sana con el ridículo pretexto de que podían ser "enfermos asintomáticos" lo cual es un disparate médico inventado para impedir que gente sana circulara por las calles.

El gobierno de Suecia se negó a decretar el confinamiento que recomendaban desde Londres y Bruselas . Fue así como Suecia tuvo menos casos de contagio que el resto de los europeos que sí confinaron.

Una conjura criminal entre políticos en cargos de gobierno millares diarios accionistas de instituciones de salud y farmacéuticas que arruinó mucha clase media e hizo morir de tristeza en su soledad a muchos ancianos; pero muchos millardarios tienen ahora más millardos.

Es extraño que el revelador libro de denuncia de Robert Kennedy Jr. No haya tenido mayor trascendencia. Es que la gran prensa era parte de la conjura contra la humanidad. Antony Fauci fue quien encomendó al Laboratorio de investigación de virus de Wuhan el desarrollo de un Coronavirus (en origen un virus de transmisión animal contagiable a los humanos, es probable que con intención de usarlo en guerra bacteriológica. Tal vez por eso se haya barrido ese tema debajo de la alfombra.

Los ricos –en ambos lados del Atlántico– pasarían mucho tiempo dándole vueltas a ese impactante hundimiento de la economía mundial a lo largo de las próximas décadas, porque desde Sismondi (1819 ) y Keynes (1920 ) se sabe que las clases intermedias son el Mercado. Pasarán unas décadas si es que Occidente no provoca su tercera guerra mundial Pero los ricos esperan el desenlace eventual con los bolsillos llenos. Los pobres de conocerán el hambre porque uno de los efectos del sistema económico occidental es destruir deliberadamente la Soberanía Alimentaria de los países usando la narrativa climática en los países desarrollados y dejando imponer gobiernos de la añeja (1917 )narrativa socialista en los países en desarrollo (Cuba y Venezuela ) mientras el comunismo moderno (China ) recuerda que el capital inicial de un país es su tierra y que para hacerla producir son necesarios capitales y trabajo

Después de decaer en la década de los 1950 y de comenzarán a darse síntomas de una Economía Social en Occidente La narrativa liberal recuperó su encanto político, primero en el Reino Unido con el ascenso político de Margaret Thatcher en 1979 y luego, un año después, con la elección de Ronald Reagan. En 1988, la tasa impositiva más alta del Reino Unido se había reducido a menos de la mitad, y los más ricos de Estados Unidos se enfrentaban a sólo un 28 por ciento de la tasa más alta que era imponible a quienes ganaran más de 200 mil dólares al mes.

Ninguno de estos recortes de impuestos –en aquella época de concentración de la riqueza. Ni entonces- ni ahora– nos ha traído el nirvana de prosperidad compartida que prometieron los thatcherismo y reaganistas.

No hemos experimentado ningún efecto alentador. En cambio, hemos sido testigos de una concentración de riqueza increíblemente intensa que causa un grave desequilibrio económico como el que precedió la Gran Depresión de hace casi un siglo. Una depresión que sólo se superó con una economía de guerra y uniformando a los millones desocupados .

Solo así se entiende porque Inglaterra garantiza izó la frontera polaca sabiendo que eso envalentonar a los polacos para hostigar la minoría alemana de Danzig para provocar una invasión de Alemania. ¿Algún parecido con lo de Ucrania en el Donbass? Los anglosajones siempre repiten sus trucos para provocar guerras, como solución a las crisis económicas que proviene de la tradicional desigualdad de la distribución de la riqueza de las sociedades anglosajonas.¿Que pasará si pierden la próxima guerra? La próxima guerra mundial ya comenzó en Kiev el año 2014, Justo un siglo después de comenzada la primera guerra mundial.

Estados Unidos es un país zombi Desde 1971 es ese país es un país muerto que causa incendios por el mundo para incinerar previamente su cadáver junto con el resto del mundo..

Estados Unidos muere de una vieja enfermedad:La Codicia. Los síntomas de esa enfermedad son obvios en New York, la ciudad que alberga la horda humana más codiciosa del mundo: Las calles de New York son una muestra de su realidad:mucha gente in hogar, delincuencia, drogadicción, una clase media que desapareció. la infraestructura de todos los Estados Unidos están en ruinas y, lo más importante, todos los gobiernos del país, incluyendo el gobierno federal, están en quiebra.

Estados Unidos declaró la quiebra en 1871, Cuando causó conmoción mundial que Richard Nixon anunciase al mundo, que Estados Unidos no podía mantener el patrón oro del Dólar y que desde entonces Estados Unidos viviría del crédito. Desde entonces el país es mantenido en vida con oxígeno que le da su prepotencia militar y la venta de armas. Un negocio que para mantenerse necesita que Washington necesita promocionar confrontación y conflictos. Es un reciclaje interminable de odios y rencores. Cuando no los hay los causa con falsos atentados y mantener la autodestrucción ( Rusia vs Ucrania ).

La humanidad debe unirse en este momento crítico en que Estados Unidos hace la guerra con intermediarios, sin exponer a los propios soldados. Se alimenta la venta de armas haciendo gastar las suyas a sus vasallos. Es un cálculo lleno de imprevisibles, porque ahora al territorio de Estados Unidos ya no lo protegen dos océanos. Sus adversarios tienen medios para llegar a su corazón sin usar soldados. Es un hecho inevitable. Solo queda la esperanza de que la humanidad sobreviva a este momento crítico de su existencia sin sepultarse junto con el zombi que murió enloquecido por la codicia El Ternero de Oro tiene adeptos pero no es ídolo comestible



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1278 veces.



Umberto Mazzei

Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Florencia (Italia ) y Profesor Emérito de Relaciones Económicas Internacionales del Instituto Sismondi de Ginebra (Suiza)

 umbertomazzei2@mail.com

Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Umberto Mazzei

Umberto Mazzei

Más artículos de este autor