Bukele y el beso de la mujer araña

China declaró ilegales todas las transacciones en criptomonedas por consiguiente los libros contables o blockchain constituido por grupos grandes de computadoras que verifican y controlan las transacciones, cuyos costes son extraídos de los cobros que las compañías o mineros le aplican a cada transacción, por mínima que sea, han sido proscritos.

Y es que el proceso de las cripto monedas es simplemente, una nueva forma de saqueo de los recursos financieros y energéticos (Electricidad barata) de los Estados y de los ciudadanos. Los que reciben los beneficios y las recompensas son los que logran montar los libros contables o blockchain, ellos se llevan el 90% de las transacciones, porque participan en el evento ya sea como vendedores de los conductores electrónicos, también como vendedores de los de los hardwards o bien dirigiendo las empresas mineras o pool de mineros y los que entran a las apuestas financieras, jugando con grandes cantidades de dinero en la volatilidad del valor de la cripto moneda.

China, está corrigiendo y proscribiendo los azares económicos a los que la minería de criptomonedas había arrastrado las economías familiares de muchas regiones y las actividades financieras de algunos bancos; por atentar contra la seguridad económica de las finanzas familiares y estatales. Dado que promueven con tal especulación el crecimiento financiero de los mineros a expensas de los fondos públicos y familiares. Bitmain, Discusfish (no posee hardward), Bitfury y muchas otras. Han sido proscritas y han tenido que emigrar de China hacia lugares donde la energía eléctrica sea barata.

En ese juego de azar de a veces se gana, a veces se pierde, el presidente Bukele de El Salvador, ha metido los recursos financieros del Estado salvadoreño; no solamente comprando 400 bitcoins, en un valor que ronda los $ 21 millones; sino que también creó la ley de uso del bitcoin como moneda de curso legal, también el gobierno regala 30 dólares a quien baje a su teléfono móvil la billetera electrónica chivo wallet, creada por el gobierno para las transacciones; tal regalo cuesta ya varios millones de dólares. Para su aplicación ha ensamblado una red de cajeros electrónicos en todo el país y 50 cajeros en Estados Unidos con empleados orientadores asalariados y con vigilancia de la Fuerza Armada las 24 horas diarias, en El Salvador Y para la movilidad del proyecto mantiene una flota de camionetas nuevas por todo el país, con motoristas y empleados. Este fenómeno financiero le cuesta ya al gobierno salvadoreño, cerca de los 400 millones de dólares.

El proyecto Chivo Wallet esta sostenido por la empresa privada llamada ETESAL-S.A. de C.V. Empresa Transmisora de El Salvador Sociedad Anónima de Capital Variable. Esta empresa es parte del grupo CEL, que controla la producción de energía eléctrica, los puertos marítimos y el Aeropuerto Internacional del país. Como empresas mixtas funcionan con fondos y recursos del Estado, pero las ganancias mayores son privadas. La continuidad de la paradoja es que el gobierno llegó al poder con consignas anti corrupción y la directora de ETESAL es un miembro del gobierno mencionada en la Lista Engels y denunciada por fraude millonario en Alba petróleo El Salvador.

En este juego de incertidumbres, el gobierno ha implicado salarios, pensiones y los precios que conlleva toda la actividad económica nacional: gasolina, pasajes de autobuses, medicinas, electrodomésticos, ropa, la canasta básica entre otros. Bukele quiere hacer resurgir a las empresas que han emigrado de China y les ofrece electricidad barata e inversión estatal. Bukele deslumbrado por la magia del Bitcoin: "hacer dinero con el dinero de otros". Sin que se vea la explotación. Ser rico está al alcance de los que quieren.

Esto sucede mientras la prensa salvadoreña reporta que los meses de septiembre y lo que va de octubre han sido los más letales del covid-19. Se reportó que solamente el domingo 10 de octubre en el Hospital El Salvador, que es la UCI para el covid-19, hubo 44 fallecidos y en los primeros 10 días de este mes, las muertes sobrepasan las 300 personas.

Por otra parte, miembros del gobierno promueven la visita al Estadio para apoyar la selección de futbol, "La Azulita" en las eliminatorias para el mundial de Qatar. El partido contra Honduras, a comienzos de septiembre, llevó más de 20 mil asistentes y este 13 de octubre contra México, se vendieron más de 30 mil boletos, el ingreso fue masivo al estadio "El Coloso de Monserrat".

Mientras en la realidad campea una crisis social de despidos masivos, asesinatos, rentas y desapariciones productos del crimen organizado por pandillas; el gobierno pacta con los criminales, deja de perseguirlos y ajusta el sistema judicial y penitenciario a tenor con las demandas de los cabecillas de tales organizaciones terroristas.

Los albures políticos que a los norteamericanos les parecen infantilismos, son nada menos que peligrosas maniobras que sirven para desviar la atención y la toma de conciencia de la ciudadanía sobre la verdadera causa de sus males y para esconder las transas militares de Estados Unidos con el gobierno de Bukele (armas, helicópteros y otros pertrechos) y las transas financieras con las empresas mineras de criptomonedas.

Bajo esas cortinas de humo, maestros, médicos, enfermeras y trabajadores muriendo de covid; mujeres desaparecidas y encontradas asesinadas, escuelas cerradas y miles de jóvenes reclutados al Ejército y a la policía, despido de jueces, insultos a maestros de parte de la Ministra de Educación, irresponsabilidad del Ministerio de Salud en el manejo de la pandemia.

La Asamblea Legislativa ha sido convertida en Juzgado de Paz. Omitiendo la atención a problemas serios como la distribución del agua, la caída grave de la producción agrícola, la deserción escolar, el desempleo, el agravamiento de la pandemia. Esa Asamblea se dedica por un lado, a patrocinar indultos para los actos anti democráticos y de corruptela gubernamental y por otra parte, junto a la Fiscalía detiene y encarcelan a opositores izquierdistas y de derecha. Los nuevos jueces mantienen la amnistía a altos criminales y encubren su trabajo tratando casos que no tengan que ver con el crimen organizado ni con la corrupción estatal.

A las demandas sociales, el gobierno responde con referencias al salmo 91, a los problemas limítrofes con Honduras ofrece chocolates de barras, ante el incremento de los muertos por el Covid-19, ofrece un hospital veterinario para mascotas…

Las cábalas de odio contra los Acuerdos de Paz y sus logros democráticos están presentes en cada frase de su narrativa política, el desconocimiento de los logros de la izquierda en la derrota de las dictaduras y la creación de un ambiente social de tolerancia fue sustituido por un pacto con las pandillas criminales que han asesinado casi 20 mil salvadoreños en la última década.

Como puede verse, Bukele está impulsando cambios políticos que reaniman al difunto Maximiliano Hernández Martínez y salta de entusiasmo por el Bitcoin.

El fascismo y el idealismo capitalista son dos ingredientes de la novela de Puig y el film con el mismo nombre "El beso de la mujer araña"; al final coinciden las posiciones de los personajes. Aunque la política de Bukele parece coincidir con la convergencia emocional de los personajes principales de esa película; hay algo que está rompiendo la trama apasionada de idealismo y fascismo, y ese algo es, que, a la mitad de su mandato, el discurso chocarrero se está agotando frente a la crisis y la movilización social con sus consignas y pancartas creativas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 664 veces.



Memo Fernández


Visite el perfil de Memo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas