Tecnología Blockchain en la Administración Pública Venezolana, y su Impacto en la Población

El objetivo de esta propuesta es ser útil al país, y ofrecer alternativas viables y factibles, las cuales ya están siendo implementadas en diferentes países e industrias, y que a través de estas nuevas tecnologías, se están dando respuestas efectivas y eficientes a diferentes problemas históricos del ciudadano.

Probablemente uno de los términos más usados en los últimos años en el sector de las tecnologías, sea Blockchain o Cadena de Bloques, que, junto a Big Data, Internet of Things (IoT), Inteligencia Artificial (IA), entre otras, conforman las llamadas nuevas tecnologías.

El término Blockchain, generalmente es asociado a las Criptomonedas, sin embargo, son cosas diferentes, bitcoin fue la primera usabilidad que se le dio a esta nueva tecnología, y fue gracias a las criptomonedas y su rápida adopción mundial, que se dio a conocer la Blockchain y todo su potencial.

Esta nueva tecnología se puede aprovechar en otros sectores como; gestión de la cadena de suministros, sistemas de votación, distribución de insumos médicos, registro de salud ciudadana, registros de viviendas, identidad, sistema de justicia, seguridad social y ciudadana, procesos tributarios, gestión del presupuesto público, procesos administrativos de la gestión pública, entre otras múltiples usabilidades que se pudieran desarrollar.

En el caso específico de la ejecución del presupuesto público, y procesos administrativos de la gestión pública, es justamente aquí donde Blockchain tendría un impacto positivo de bienestar en la población, ya que mitigaría o reduciría a su mínima expresión la falta de transparencia u operaciones opacas, la ineficiencia, la corrupción, derroche y gastos innecesarios, cálculo de costos inexactos o sobrefacturación de obras, bienes y servicios, entre múltiples formas poco éticas de desviación de recursos que son de la nación.

Desde el indigente, hasta el Venezolano más adinerado, todos tenemos el derecho de saber en qué se invierte y gasta el presupuesto del Estado, cuáles son los ingresos reales por renta petrolera, por venta de hierro y otros minerales, cuanta es la recaudación en impuestos nacionales, regionales y municipales, cuanto es el presupuesto en salud, educación, seguridad y en qué y cómo se invierte esos dineros.

A la luz de los acontecimientos de corrupción revelados entre Pdvsa-Sunacrip, CADIVI, Lácteos Los Andes, por sólo nombrar los más relevantes. Casos de corrupción muy sonados, que, hasta ahora, el ciudadano no sabe cómo van las investigaciones, quienes son los autores intelectuales y/o materiales, monto del daño patrimonial al Estado, y todos aquellos otros casos que jamás saldrán a la luz pública y que quedarán impunes.

Por lo anteriormente indicado, es el momento de mirar hacia estas nuevas tecnologías y presentarle al país una propuesta seria que salga del corazón, no de la boca para afuera, en cuanto a medidas efectivas y eficientes en la administración de los recursos del Estado, en donde la discrecionalidad del Funcionario en cuanto a los manejos de los recursos financieros, sea anulada, es decir, ya está

bueno que un Funcionario quien quiera que sea e independiente de la posición o jerarquía que ostente, destine recursos financieros a su libre albedrío, como si fuera una empresa privada, sólo basta mirar la actual situación para ver lo que algunos quieren ocultar, que es la manera grosera como unos pocos se apoderaron de miles de millones de dólares del Estado, recursos financieros y recursos no financieros manejados al libre albedrío por funcionarios como si esas empresas del estado, ministerio o instituciones fueran de ellos o como si fueran sus empresas privadas.

Entendiendo la tecnología blockchain, como un gran libro contable electrónico en la nube, que se apoya en bases de datos descentralizadas, en donde sólo se permite la operación de ingresar o consultar un dato, mas no la modificación o eliminación de datos, que no permite la duplicación de información, que permite el desarrollo de algoritmos o programación de procesos, como por ejemplo todos los incidentes que ocurren en la cadena de suministros, o todos los procesos y condiciones que se deben cumplir en un proceso de licitación, todo lo cual se puede programar en lo que se denomina Contratos Inteligentes.

Estas son algunas de las características técnicas que dan la fortaleza y transparencia a esta tecnología, ya muchos países, grandes corporaciones y organismos multilaterales están implementando proyectos de blockchain para control y seguimiento de los procesos de negocios y/o administrativos. Por ejemplo, en la industria del diamante, se están digitalizando millones de piedras preciosas para evitar el fraude. Cada diamante tendrá una huella dactilar exclusiva que identificará su origen y rastreará su historial. Desde la mina de origen al escaparate del joyero. Todo ello es posible gracias a la tecnología blockchain.

Como ya se ha dicho, esta tecnología permite el desarrollo de contratos inteligentes en los que se pueden programar infinidad de procesos de gestión administrativa, y que una vez desarrollados se publican en la nube; ya en la nube, los usuarios que suscriban ese contrato inteligente, deben cumplir todas las condiciones que allí se establecen si quiere tener el resultado esperado. Éstos contratos, ya quedarían fuera del alcance de un funcionario, por lo que la discrecionalidad de esos funcionarios desaparece, y quedan obligados a cumplir lo establecido en dichos contratos, tampoco podrán eliminar o modificar información a su conveniencia, sólo pueden ingresar información o consultarla.

En estos contratos inteligentes se puede programar la ejecución de las asignaciones presupuestarias, gastos o inversiones, registro y seguimiento de activos del Estado, todos los incidentes en la cadena de suministros de las empresas del Estado, desde el proveedor de materia prima hasta incluso llegar al detalle del comprador final en los anaqueles de los supermercados, entre múltiples funcionalidades que se pueden desarrollar y que tengan un impacto positivo en el ciudadano, lo que reflejará un mejor país. Para los corruptos la blockchain no es conveniente y no es viable su implementación. Por lo que el primer requisito que se debe tener es Voluntad Política por parte de un Primer Mandatario, que quiera ser útil a la tierra que lo vio nacer, cuya meta personal sea transcender más allá de su mandato, dejando una tecnología cuya implementación sea irreversible así ya no esté al frente de los destinos del país. ¿Será posible un Primer Mandatario con éste perfil?. Sólo Dios lo sabe. La implementación de la tecnología blockchain, vendría a favorecer la transparencia, la ética y la moral en todos los niveles de la administración pública. Como por ejemplo los siguientes casos de uso:

Presupuesto Público

El actual ecosistema del presupuesto nacional, desde el gobierno central hasta el municipal, empresas del Estado, ministerios, organismos descentralizados. Todos permiten el manejo discrecional de los recursos financieros asignados, a pesar de que existe una Ley de Presupuesto Público, una Contraloría, pero ante la ausencia de mecanismos efectivos de seguimiento y control sobre esos presupuestos, en donde los administradores simplemente justifican los desembolsos de las partidas presupuestarias a solicitud de sus jefes políticos, porque si no, simplemente están botados, o porque obedecen a que ese directivo es de la gente de fulano o mengano, y para mantenerse en sus puestos de trabajo, justifican todo administrativamente.

Este escenario no ha cambiado desde hace más de 60 años, es el caldo de cultivo de la corrupción en Venezuela, desde la llamada cuarta república hasta el actual gobierno se mantiene el mismo esquema, que ningún gobierno ha querido cambiar. Y los actuales acontecimientos de corrupción en Pdvsa-Sunacrip es una demostración de lo aquí planteado.

La implementación de la blockchain, implica una reforma a la Ley de Presupuesto Público y la creación de un nuevo reglamento en el cual se definan todos aquellos procesos administrativos que serán soportados y justificados en las plataformas digitales, esto impacta al actual ecosistema y por supuesto generará una gran resistencia, por lo que la Voluntad Política del Primer Mandatario y su equipo debe ser total y decidida, sin dejarse chantajear, y dispuestos a transcender más allá de su mandato, dejando una de las huellas más importantes para las futuras generaciones.

Este reglamento de ley debe contener todos aquellos elementos, condicionales o factores a tomar en cuenta a la hora de elaborar los algoritmos que se van a programar en la plataforma blockchain.

Por ejemplo, en la actualidad ningún ciudadano venezolano tiene acceso al presupuesto que se elabora en la Alcaldía donde vive, y menos tener acceso a las diferentes partidas presupuestarias en donde pueda saber si está contemplado la construcción del pozo y bomba de agua potable, para la comunidad donde vive en caso de una zona rural, tampoco sabe cuánto es el dinero destinado a la atención en salud de su municipio, en fin, el ciudadano común no puede ejercer su derecho a saber en qué se gasta el dinero que el cómo contribuyente fiscal aporta.

Con la implementación de blockchain, el Alcalde está obligado a registrar el presupuesto aprobado, las diferentes partidas en salud, seguridad, obras civiles, etc. También debe colocar los tiempos de ejecución del presupuesto, y los tiempos de ejecución de las obras civiles, siguiendo el ejemplo del pozo de agua, los ciudadanos podrán saber la fecha de inicio programada de la construcción del pozo, el presupuesto asignado para esa obra, la fecha en que ese pozo debe estar terminado, y al estar en una base de datos descentralizada y en la nube, ni siquiera el Alcalde podrá modificar la información que fue registrada.

Dependiendo de cómo se programe el contrato inteligente de esa alcaldía, el funcionario encargado lo único que podrá hacer es registrar las justificaciones correspondientes del porque esa obra no fue ejecutada en el tiempo programado, si fue por causa de la contratista o por negligencia de la propia alcaldía, no podrán modificar el presupuesto, y para poder cerrar esa partida deben registrar los comprobantes de pagos al contratista o los desembolsos efectuados, los cuales deberán estar aprobados por las unidades supervisoras correspondientes, la contraloría podrá tener acceso a toda esa información, y sobre todo el ciudadano tendrá indicadores reales sobre la eficiencia de su Alcalde, si merece ser reelegido o no.

Hay que tener presente que una implementación de este tipo no es tarea fácil, toma su tiempo, pero hay países como Estonia donde han avanzado mucho en estos aspectos y de los cuales se puede aprender de cómo han logrado avanzar, sus dificultades y aprender de su experiencia. Pero un proyecto de tal magnitud depende en primer lugar de la determinación del Primer Mandatario y contar con un equipo de primera línea en este tipo de proyectos.

Licitaciones y Contrataciones Públicas

Los procesos de licitaciones públicas dejarían de ser focos de corrupción y sobornos, al estar todo en la nube y programado en Contratos Inteligentes, las empresas interesadas en prestar un servicio u ofrecer un bien determinado, podrán registrar sus ofertas de servicios, y dependiendo del Contrato Inteligente el contratista podrá tener en tiempo real los resultados de su oferta, si fue rechazada o aceptada, en cada caso tendrá la posibilidad de apelar o volver a concursar, aquí se puede programar el contrato inteligente para que apoyándose en la Inteligencia Artificial puedan dar un primer resultado de una licitación, o iniciar un segundo proceso de licitación con los contratistas que aprobaron una primera fase, aquí quedaría todo registrado en la nube y a disposición del ciudadano y la contraloría, se elimina la discrecionalidad del funcionario interno que amaña los procesos de licitación, generando sobornos y corrupción.

Aparte que contribuye a la disminución del tamaño del Estado, a mejorar sus procesos haciendo de este, un Estado eficiente y efectivo de cara al Ciudadano. Y le permite al Ciudadano tener una valoración más real en cuanto a la gestión de sus gobernantes.

Atención de la Salud

Otro de los procesos en donde blockchain tendría un impacto visible y directo, es por ejemplo, la atención a los pacientes renales, aquí el Ciudadano se registra en el Contrato Inteligente correspondiente, y éste le indica el día y la hora a donde debe acudir a recibir su tratamiento, pero al mismo tiempo el Ministerio de Salud debe registrar el lote, la fecha en que el medicamento llega al país en caso de producirse afuera, los datos del funcionario responsable de ese lote, cuando el medicamento llega al país, se registra toda la información de ingreso, los datos de los funcionarios responsables, igualmente cuando es distribuido el medicamento, incluso la placa del camión donde fue despachado y nuevamente la información de los funcionarios encargados de la entrega de los medicamentos, ya luego la información de donde finalmente está depositado el medicamento y la fecha en que estará disponible, y nuevamente la información de los funcionarios encargados de la entrega final.

Contratos Inteligentes programados con todas estas condiciones, obliga a cada funcionario a registrar en el tiempo oportuno la información, porque incluso se pudiera programar que pasada las 24 horas de llegada de un medicamente al almacén principal y este no fue registrado para su distribución cuando corresponde, el Contrato Inteligente envía una notificación al funcionario a su correo y teléfono, y no sólo a él, sino a su supervisor inmediato notificando esa novedad.

Aunque el paciente renal sólo ve la fecha en que le toca ir a recibir su medicamento, en el Contrato Inteligente ocurren múltiples actividades que quedan registradas en la nube y que no pueden ser alteradas por ningún funcionario, independientemente de su jerarquía.

Identidad y Pasaportes

Aquí los Contratos Inteligentes, acabarían definitivamente con las malas prácticas corruptas para la obtención de la Cédula de Identidad y/o Pasaportes, ya que por ejemplo, las citas, los procesos para solicitud o renovación de pasaportes, no dependerían de un funcionario, sino de un Contrato en la nube, en donde ningún funcionario podría alterar la información de los procesos administrativos que se deben ejecutar para que los Ciudadanos obtengan su Cédula o Pasaporte de manera rápida, segura y sin pagar sobornos.

Distribución de Programas Sociales

En un Contrato Inteligente un Ciudadano cualquiera que quiera optar por un programa Social como por ejemplo una Computadora o Lavadora del Programa Mi Casa Bien Equipada, se registra en el Contrato y si cumple con todas las condiciones sociales para optar por el beneficio de una lavadora, inicia el proceso de compra en el cual por ejemplo, el Ciudadano entra en una lista de espera con el número 1500, al mismo tiempo la fábrica de las lavadoras tiene un contrato donde deben registrar las unidades producidas, de esa manera la lavadora ensamblada con el número 1500 es la asignada al Ciudadano, al mismo tiempo el Ciudadano podrá ver que antes que la de él, hay 1499 Lavadoras por ensamblar y entregar, así efectúa el pago correspondiente a la empresa que le vende la lavadora y procede a retirar, cuando el Contrato se lo indique.

Como se puede constatar las potencialidades de la blockchain son infinitas, pero depende de la Voluntad Política del Primer Mandatario que asuma esto, como política de Estado.

Esperando contribuir con un mejor país. En un próximo artículo expondré las diferencias entre blockchain y una base de datos tradicional, las diferencias en su arquitectura, el nivel de transparencia y manejo de información que se puede alcanzar en cada caso, entre otros aspectos que se deben tomar en cuenta al momento de tomar la decisión de por cual tipo de tecnología implementar para una mejor gestión pública.

nelsongonzalezconsultor@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 944 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas