Saddam Hussein: la horca de un aliado de Estados Unidos

 
El dictador Saddam Hussein llega al poder en 1963 gracias al Centro de Inteligencia Americana, CIA, específicamente del Director de Plan de dicha institución, Richard Helms.
 
Saddam Hussein en esos años ejecuta más de 5.000 comunistas árabes, 149 oficiales, encarcela 10.0000 iraquíes y comete masacres contra los kurdos.
 
En el período de la Guerra Fría , los Estados Unidos se valió de cualquier genocida para protegerse de lo que ellos llamaron “el fantasma del comunismo”, le era vital, figuras despóticas como garantía para bloquear la expansión del marxismo.
 
La peor consecuencia es el caso del genocida Adolfo Hitler en la que no fue atacado años previos, ante evidente barbarie ya que el mismo se encontraba combatiendo a la izquierda en Europa. Se realizó una alianza de ataque después que Hitler pierde la guerra contra Stalin y de no atacar entonces lo harían los soviéticos. Para muchos marxistas, gracias a Hitler el comunismo no triunfo en Europa.
 
Occidente fortaleció dictaduras en África, Latinoamérica y grupos sanguinarios islamistas como los Talibanes, que hasta hoy en Afganistán y sobre todo las mujeres viven una brutal consecuencia. 
 
Iraq e Iran, dos países muy ricos entran en guerra, este hecho hace que las riquezas de esas naciones terminen despilfarradas en un fructífero bazar de venta y compra de armas a Estados Unidos, Inglaterra, China, Alemania, la ex URSS, Italia, Francia, Chile, Brasil y el Estado Colonial de Israel. Arrojando 1.800. 0000 de muertes.
 
Las grandes víctimas del genocida Saddam Hussein fueron los árabes, en especial musulmanes chiítas y también el pueblo Kurdo. Los grandes beneficiados arriba ya mencionados.
 
Saddam Hussein gobernaba en estrecho lazo con los Estados Unidos, es frecuente citar la masacre, gaseando al pueblo Kurdo, un crimen de lesa humanidad, crimen perpetuado en conjunto con las fuerzas norteamericanas ya que las mismas fueron las que le vendieron esas armas. Las autoridades estadounidenses se encontraban en el terreno adiestrando, monitoreando y supervisaron la calidad y eficacia de su producto en venta.
 
Un vez finalizada la guerra entre Iran-Irak en la que surge triunfante Irak pero con una economía colapsada, el dictador Hussein solicita al régimen dictatorial de Arabia Saudita (previo pacto), se le remunere por combatir al rival común, Arabia Saudita niega cumplir, Hussein se encuentra traicionado ya que había sacrificado todo. Aunado a esto, Kuwait, que es una identidad nacional artificial creada por occidente y que en realidad es territorio Iraquí, se encontraba usurpando petróleo Iraquí durante la guerra Iran-Irak y prácticamente le cierra el acceso al mar a Irak. Saddam Hussein decide invadir ese reinado, y es a partir de ese momento que se produce la “ruptura” entre el tirano y su aliado de Estados Unidos.
 
Después de la caída del Muro de Berlín, en la que desaparece el enemigo del marxismo. Las potencias para continuar apoderándose de los recursos de las naciones e igualmente la crisis de las grandes corporaciones bélicas como consecuencia del fin de la Guerra Fría. Proceden a lo que en ciencias políticas se denomina: la teoría de la conspiración, que consiste en inventar exagerar, fabricar una amenaza, un peligro e infundir el pánico para así justificar sus intervenciones militares, de apoderamiento en el nombre de la democracia, la libertad, la justicia y la seguridad. 
 
Los polémicos atentados del 11 de septiembre, es una excelente prueba ante el mundo que existe una nueva amenaza, más la espeluznante alarma de la existencia de armas de destrucción masivas en Irak, el diario bombardeo mediático a fascista islamistas, (como cortina de humo) Etc. Es la carta para justificar las rentables economías de guerras e invasiones militares.
 
El genocida Saddam Hussein es derrocado por los mismos que los pusieron en el poder.
 
Los Estados Unidos y Europa bloquean rápidamente toda posibilidad de un juicio internacional para ocultar todas las implicaciones, complicidades de lesa humanidad en componenda con su aliado genocida. Se opta por un juicio local pero el mismo era completamente ilegal y un camuflaje, ya que ese país no posee una plataforma jurídica de tal naturaleza.
 
La horca, actos que nos evocan tiempos de un  pasado retrogrado, de un pasado salvaje de aquella inquisición, del oscurantismo. Hoy fue una horca mucho más vulgar que el de las plazas públicas, hoy son las horcas que encontramos en nuestras alcobas a través de la tele o el celular.
 
Lo tramposo, frustrante y cínico, es que con la pena de muerte no se ajusticia al genocida, tampoco la esperanza de ajusticiar a los tiranos de hoy y a las corporaciones transnacionales de siempre.
 
Además se ejecutó el día de la fiesta más sagrada de los musulmanes, El Aid al Ad-jah, (el día del perdón, alusivo y en remembranza al pasaje sagrado del profeta Hebreo, el profeta Abraham). Como en todas las fechas santas de todas las religiones, las actividades administrativas se suspenden. Es el día de regocijo, fiesta, la comida en familia…Estados Unidos utilizó esta fecha para humillar a los musulmanes, provocar odio, arrojar a los musulmanes al extremismo a la violencia y caos que es lo que necesita la fuerza invasora para justificar su permanencia.
 
Bagdad, ciudad de la sabiduría en la memoria árabo-semita … hoy convertida en una cloaca de matanza de árabes, triturar todo vestigio de mística civilización milenaria.
 
Perdón Mesopotámia , Babilonia, Sumeria, Caldea, Asiría
Perdón califato Abbasi
Perdón profeta Abraham que hoy arios sionistas llevan a la hoguera a nuestros pueblos semitas.
Perdón a la amante de la vejez árabe: la memoria…
Perdón a la infancia humana que le estrangulan, la ilusión, la magia y la esperanza
 
Susana Khalil.
palestinians_natives@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8679 veces.



Susana Khalil


Visite el perfil de Susana Khalil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: