Piratas! Academia de C. F. M. y N. de Venezuela pirateó a Human Rights Watch y al Johns Hopkins hospital, (y viceversa)... Burdos…

  1. EE UU envía 800 súper dotados robocops, rambos y mariners para controlar el Coronavirus que puede ir de Venezuela a Colombia, Brasil, Ecuador y Perú… Se están preparando para invadirnos por recomendación de Academia de C. F. M. y N. de Venezuela en combinación con Human Rights Watch y el Johns Hopkins hospital quienes en sus informes han dictaminado que nosotros tenemos más de treinta mil muertos producto de infecciones con covid-19. Es decir, aplicando la técnica que consiste primero en destruirte moralmente para luego darte el tiro en la nuca.

  2. Se ha dado una muy incestuosa relación, como se puede ver, entre la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela pirateó a Human Rights Watch y el Johns Hopkins hospital al decir ambos por separado y al unísono, que Venezuela está cundida de muertos por coronavirus. En el fondo ambos coinciden por separado y al unísono, en que hay más de 30.000 muertos en Venezuela, aunque nadie los vea por ninguna parte, producto de que la "dictadura de Maduro tiene controlada las redes".

  3. La agencia France Press ha regado por el mundo que Human Rights Watch y la Universidad Johns Hopkins están seguros de la existencia de 40 mil muertos por coronavirus en nuestro país, según reporte actualizado de última hora; que ellos lo han cuantificado, visto y revisado en todos los tanatorios, velatorios, crematorios, cementerios, hospitales y morgues del país.

  4. Ahora se ha descubierto que el informe de Human Rights Watch y la Universidad Johns Hopkins les fue elaborado por la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela, aunque éstos dicen que fueron aquéllos quienes se lo dictaron. Se trata de un expediente que justifiquen una intervención extranjera en el país. ¿Dónde están los 30 mil muertos?, se pregunta todo el mundo. No importa que no exista, basta con se diga existirán millones de pendejos en el mundo que creerán en él y eso es lo clave.

  5. Planteaba Diosdado Cabello: "Usted cree que eso se puede desconocer, 30 mil muertos, si en Guayaquil, según las cifras, habían mil muertos y estaban tirados en la calles imagínese usted dónde esconde 30 mil muertos?"

  6. Quiero recordar a los amigos lectores, quién es este agente de la CIA, llamado José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch. Vivanco se infiltró hace unos doce años en nuestro país, llegó muy calladito. Vino a decirnos que estábamos en dictadura, que el gobierno de Chávez era narcotraficante que teníamos relación con la guerrilla colombiana, etc., etc.,.

  7. Vino este pinochecito, pues, con el único propósito de mentarnos la madre a todos. Y según el State Departament teníamos que calárnoslos so pena de que nos metieran cien sanciones de un solo trancazo, de que nos colocaran en doce listas negras, que fuésemos parte del eje del mal y de otros cuantos malditos inventos terroristas. Con esta técnica convirtieron a los indios y negros en bestias salvajes, a los árabes y norcoreanos en asesinos incontrolables, a los chinos en la amenaza amarilla, a los rusos como come-niños. Inventó esa lacra de EE UU que nosotros junto con Cuba le ponen trabas a la libertad religiosa de sus ciudadanos: un documento elaborado por el Departamento de Estado que "analiza la persecución y la discriminación, así como las iniciativas y leyes en pos del respeto confesional en el mundo. Entre los países que practican una represión total figuran China, Corea del Norte, Irán y Sudán; y entre los que ponen obstáculos a la libertad de credo, Venezuela y Cuba."

  8. Cuando precisamente, nosotros los venezolanos somos víctimas del terrorismo más bestial por parte de unos cuantos obispos golpistas y homicidas. Vivanco se vino por la sombrita, metiéndose con nosotros porque no midió y dijo, yo a estos pendejos me los meto en el bolsillo. Andaba en verdad, buscando que se desatasen las "intolerancias" producto de los insultos, mentiras y miserias en lo que ellos son expertos para luego difundirlos por los medios poderosos del planeta.

  9. El canalla de José Miguel Vivanco le decía a todos los medios: "La instrucción de Chávez es la de forzarnos a salir de Venezuela, y eso demuestra el contenido de nuestro informe, mediante el cual se denuncia la intolerancia del Gobierno frente a la crítica". Fue que Pedro Maldonado lo cogió por los calzones y lo sacó a patadas del país. Y nunca ha dejado de respirar por la herida.

  10. A José Miguel Vivanco, el Departamento de Estado le montó esa taguara llamada Human Rights Watch, y con ella pretende andar jodiendo a medio mundo. Si Vivanco quiere investigar violaciones a los derechos humanos que se dedique a tragar mierda por todo el resto de su vida, solamente "extasiándose" con lo que Estados Unidos ha hecho en Irak, Panamá, Siria, Libia, Chile, Haití, Colombia, El Salvador, República Dominicana y en Afganistán ….

  11. Había llegado a Caracas José Miguel Vivanco con su asistente, Daniel Wilkinson, y luego de mentarnos la madre, se metió en una exquisita tasca de Las Mercedes: lleno de flatulencias le cogieron en paños menores. Le dijeron respetuosamente: "recoja sus cosas porque se acabó la fiesta". Pidió que le dejaran dormir una horita, pero la orden era terminante: "en una hora será embarcado en un avión con destino a Sao Paulo". Ya convertido en un cachorrito preguntó: "Podré hacer pipí", y las autoridades le contestaron: "Todo lo que quiera". Mientras se exprimía le leyeron la orden de expulsión en la que se le explicaba que había violado la Constitución venezolana y que la visa que se le había otorgado no era para que viniera a inmiscuirse en los asuntos de nuestro país.

  12. Temblando y mojándose los pantalones expresó: "Lamento que hayan descalificado al mensajero, porque yo sólo vine a traer un mensaje, y que yo sepa nunca he sido títere de algún otro gobierno". Luego vino la algarabía mundial de los pinochecitos. El vicecanciller chileno, Alberto Van Klaveren, consideró "desproporcionada" la expulsión del director para las Américas de Human Rights Watch y adelantó que pediría explicaciones al Gobierno venezolano. Ay Dios, con cuantos miserables lacayitos nos vemos los latinoamericanos forzados a hacer patria.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1168 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas