Día de la Tierra, entre la pandemia y la crisis climática

Fotografías Iván Piña

Hoy se cumplen 50 años de la creación o celebración del primer día de la tierra en 1970. Pero, es lamentable que lejos de lograr los objetivos para los cuales se creó esta eco-efeméride, la humanidad, especie dominante** en el planeta, se dirige hacia una gran crisis global. La pandemia del COVID 19 pone al descubierto esta crisis. **Especie dominante no significa la más importante.

El origen del día de la tierra

Se celebra desde 1970. Nació en EEUU, donde 20 millones de personas realizaron una protesta contra la contaminación ambiental fue promovida por el Senador Gaylord Nelson. Obligó al gobierno estadounidense a adoptar medidas y creó un efecto en cadena a nivel internacional propiciando la primera cumbre de la tierra. "En 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una resolución que lo reconoce formalmente como el Día Internacional de la Madre Tierra." Esta es una fecha lograda por el movimiento ecologista mundial y esa es la principal diferencia con el Día Mundial del ambiente (5 de junio) fecha promovida por los gobiernos. Es un día para la protesta ambiental, la movilización, el despertar de conciencias en todo el mundo.

Según el portal https://www.unenvironment.org/ "El 22 de abril de 2016, las Naciones Unidas adoptaron formalmente el Acuerdo de París, el cual articuló el compromiso de los países de limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2˚C por encima de los niveles preindustriales; y de fortalecer las capacidades para mitigar los impactos negativos del cambio climático". Esto comprometió a los países firmantes a reducir cada año las emisiones globales de carbono 7,6%.

Dos crisis se combinaron en 2020

La crisis climática generada por el hiperextractivsmo y el hiperconsumismo, se combinó con la crisis generada por el COVID 19, que dejó ver los colapsos de los sistemas públicos de salud del mundo. La privatización de la salud y la falta de justicia social: las personas no pueden acceder a sistemas de salud justos, ni siquiera pueden disponer de una inhumación o velorio con dignidad. Ambas crisis llevarán al colapso de los sistemas económicos, productivos y financieros del planeta y de no ser atendidas pondrán la vida misma en riesgo.

La naturaleza envía un mensaje de auxilio:

El director de Medio ambiente de la ONU Inger Andersen, dijo que el Día de la Tierra "debe generar conciencia entre los seres humanos. Agrego "que los cambios en la movilización y formas de convivencia invitan a reflexionar sobre los impactos que generamos al planeta". Esto lo dijo en entrevista concedida al Diario Británico The Guardián.

Una enfermedad infecciosa emerge cada 4 meses:

El Programa de Naciones Unidas para el desarrollo PNUD señala que una enfermedad infecciosa emerge cada 4 meses entre los humanos. De estas el 75% proviene de animales. Los virus mutan naturalmente y pueden combinarse los diferentes ADN y formar nuevos virus más resistentes y letales como el COVID 19.

Paro forzoso y respiro planetario:

Uno de los impactos de la pandemia fue el paro forzoso de actividades industriales, manufacturas, comercio, transporte, turismo, entre otras. Esto ayudó a reducir los niveles de contaminación en algunas regiones del mundo y otros efectos como aparición de animales silvestres en zonas habitadas, aclareo de cielos y ríos debido al menor nivel de emisiones y descargas. Avistamiento de mamíferos marinos cerca de las costas y playas. En Venezuela, se observaron ballenas jorobadas y delfines, debido la disminución de la pesca y la circulación marítima y en diversos lugares se ha observado especies de la fauna silvestre.

Este paro forzoso, indica que si es posible restringir, prohibir y reorganizar las actividades humanas. Las empresa y gobiernos desatienden los planteamientos del movimiento ecologista mundial, alegando que imposible paralizar la economía y modificar nuestros estilos de vida. Pero el coronavirus lo hizo, además de desplomar los precios del petróleo, las bolsas de valores y las inversiones especulativas en todo el mundo.

Desempleo mundial y carencia de servicios elementales

En varias naciones las comunidades depredan sus elementos y recursos naturales para vivir una magra existencia. De hecho, talan bosques para cocinar con leña, afectando sus vías respiratorias y las de sus vecinos. Talan bosques y cazan especies silvestres para proveer a las mafias de maderas preciosas y traficantes de animales, a cambio de poco dinero y asumiendo los riesgos frente a las autoridades; deforestan para practicar una agricultura itinerante de bajo rendimiento; sobrepescan y se internan en alta mar para satisfacer la creciente demanda de peces y especies exóticas; consumen carne de animales silvestres sin ningún control sanitario violando las vedas y normas.

En Venezuela es gravísima la escasez de gas y agua potable. Además, la población no puede adquirir alimentos por los altísimos precios; entonces, muchas comunidades están talando árboles y arbustos en parques, plazas, calles, avenidas, patios de sus casas, para cocinar en leña, preparando alimentos en equipos eléctricos lo que dispara el consumo de energía, en un país que sufre racionamiento eléctrico

Deberá medirse las mejoras ambientales a raíz de esta paralización y una vez retorne la "normalidad vigilada" que tendremos durante bastante tiempo, evaluar cuales medidas deberán adoptarse de manera permanente para mejorar la salud pública y la salud del planeta. En este 22 abril proponemos la adopción de las siguientes medidas:

1.- Movilidad sustentable: Bicicletas "pa todo el mundo", patinetas, caminatas y transporte masivo. Reubicación de los trabajadores y estudiantes en lugares cercanos a sus viviendas.

2.- Pico y placa: Los vehículos particulares deberán someterse a un riguroso plan de pico y placa, podrán circular algunos días de la semana y con varios pasajeros, medida que motivara aunque sea de manera obligada la "solidaridad social".

3.- Producción de bienes esenciales: EL corononavirus obligó a establecer prioridades en el aparato productivo de cada país. Solo pueden funcionar empresas de bienes y servicios esenciales. Una dinámica similar debe implementarse: Producir lo necesario, de calidad, a precios justos, abastecimiento de combustible, salvoconductos a trabajadores y empresas priorizadas.

4.- Detener la obsolescencia planificada: Basta de producir productos desechables o de mala calidad. Un mundo en crisis deben acabar con esta perversa práctica capitalista, diseñar productos que cada vez duran menos, para forzar a los consumidores a que vuelvan a comprar con mas frecuencias, ejemplo celulares, baterías, cauchos, ropas, zapatos, etc. Entonces ahora forcemos a las empresas a producir productos duraderos, reparables, sustentables.

5.- Enfrentar los problemas invisibilizados hasta ahora: el hambre crónica y la desnutrición, enfermedades y pandemias asociadas a los vicios (tabaco, alcohol, drogas, mala alimentación, la farmacodependencia, etc) la falta de acceso al agua potable, la erosión de los suelos y la desertificación, el calentamiento global, el debilitamiento de la capa de ozono, el impacto en la salud del consumo de transgénicos, micro plásticos y contaminantes en aguas y aire, la exclusión social, las guerras y conflictos sociales por minerales (diamantes de sangre en África, oro y coltan en la cuenca del amazonas, etc), entre muchos otros males que no son atendidos, mientras desvían nuestra atención hacia asuntos vánales utilizando la magia del cine, la televisión, las redes sociales y la farándula.

SAM_0336.JPG

Fabricar juguetes y manualidades con material reciclable ayuda al planeta y crea conciencia en los niños y jóvenes. En esta grafica el "Chapineitor" de Fundación GUARDEAM y la Cámara fotográfica Latosa. Fotografía Iván Piña

¿Qué hacer desde casa?

En medio de la cuarentena, hagamos sustentable nuestra existencia:

  1. Reducir el consumo de plásticos y reutilizar o reciclar los que podamos.

  2. Reparar equipos, prendas de vestir, zapatos y buscarles un segundo uso en vez de botarlos.

  3. Elegir productos más duraderos y evitar comprar cosas solo porque están de moda o son baratas.

  4. Practicar la agricultura familiar para producir alimentos en casa sin agro-venenos.

  5. Fomentar el amor y el respeto por la naturaleza y sus diferentes formas de vida, sobre todo, aquellas especies que parecen repulsivas como murciélagos, anfibios, serpientes y otros animales, útiles para los humanos y esenciales en los ecosistemas.

  6. Brindar cariño y alimentos a las mascotas comunitarias como perros y gatos, apoyar a los proteccionistas locales y aquellas personas que teniendo mascotas en sus casas tengan dificultad para mantenerlas. El objetivo es buscar soluciones y evitar que las abandonen.

  7. No consumir carnes de animales silvestres, denunciar ante las autoridades aquellos locales o personas que las vendan; así como el tráfico de animales silvestres. Evitar comprar loros, monos, iguanas, serpientes, guacharacas, ardillas, tucanes, porque somos "amantes de los animales encerrados" o porque creemos que los estamos rescatando del maltrato; en realidad con la compra estaríamos fomentando las mafias.

  8. No lanzar productos químicos por los desagües en nuestras casas y locales y verificar que la empresa o taller que realiza el cambio de aceite a nuestro vehículo, disponga de fosas y haga el tratamiento de los desechos cumpliendo las normas ambientales.

  9. Apoyar a los grupos ambientalistas locales, bien sea por las redes, asistiendo a sus actividades y campañas, o con recursos logísticos y económicos.

  10. No cocinar con leña, no quemar la basura, ni restos vegetales.

  11. Llamar a las autoridades en caso de incendios forestales y si está a nuestro alcance participar como voluntario para el combate de incendios o prestar apoyo logístico o movilización.

  12. Sacar la basura en nuestra comunidad en los horarios acordados, limpiar el frente de nuestras viviendas y espacios comunitarios y no lanzar basura al piso, en especial cuando vamos en vehículos.

  13. Investigar sobre las normas para reducir la contaminación y tratar de aplicarlas en nuestros trabajos.

E:calendarioP4220141.JPG E:calendarioP4220148.JPG

Eventos

Según el portal https://www.unenvironment.org/ "Puedes unirte desde casa a los debates y eventos transmitidos en vivo en earthday.org. Participar en el Earth Challenge 2020, con la cual puedes medir datos como la calidad del aire y la contaminación plástica desde el lugar donde te encuentres".

"Están disponibles desafíos para la acción diaria, materiales para compartir en las redes sociales, consejos para hacer letreros de ventana y un espacio para que les cuentes a los demás sobre tus acciones en favor de la sostenibilidad".

Este día de la tierra podemos hacer muchas cosas, aun estando encerrados por la cuarentena. Actívese por las redes sociales y converse con su familia sobre este día.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 559 veces.



José Gregorio De Sousa Infante

Licenciado en Estudios Ambientales. Abogado. Comunicador Social. Guardaparque

 ecoinfante@gmail.com      @joseinfante2016

Visite el perfil de José Gregorio De Sousa Infante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología