Derecha, empresariado y Coronavirus: varios pájaros de un tiro

En esta grave crisis provocada por la pandemia del coronavirus, la preocupación fundamental del gobierno ha sido proteger los intereses económicos por sobre los del resto de la sociedad

No cabe duda alguna que en Chile la pandemia provocada por la expansión mundial del COVID-19 ha tenido un tratamiento ‘diferente’ al del resto del planeta. No podía ser de otra manera en un país que desde 1974 funge como “plan piloto experimental del neoliberalismo salvaje”, donde todo está bajo las reglas y férula del libre mercado.

El gobierno de Sebastián Piñera ha sido acusado de ineptitud debido a sus vacilaciones y cambios de rumbos para enfrentar, siempre con una sospechosa lentitud, los desafíos sanitarios y sociales expuestos por ese bicho llamado Coronavirus. Desde la Moneda han actuado sin tapujos para proteger, permanentemente y por sobre cualquiera otra consideración, al capital privado, a la empresa, al bolicheo, a la especulación financiera, a la banca y al negocio en todas sus variantes, por sobre las necesidades e intereses de la población.

¿Usted no cree que ello sea así? Entonces, pase y lea.

La recalada de barcos en puertos chilenos fue prohibida hasta el mes de septiembre de este año, ¿para todas las embarcaciones? Claro que no. Algunas empresas de cruceros turísticos tienen privilegios, como ocurrió con el crucero que recaló en Punta Arenas y despertó el reclamo de sus habitantes. Es bueno el cilantro, pero no tanto, susurran en la Moneda. .

Aeropuertos bajo estricta vigilancia sanitaria, menos para aquellas aeronaves que transportan elementos comerciales y para una determinada línea aérea (LATAM) en la que don Sebastián tuvo (¿o tiene aún?) intereses económicos, lo que provocó el airado reclamo de las otras compañías aéreas que operan en Chile.

Gobierno suspendió las clases, pero no el resto de actividades que hay en las escuelas, transformándolas en una especie de ‘guarderías’ obligando a gran parte de la comunidad educativa a permanecer en esos locales arriesgando, por cierto, contraer y/o expandir la infección, pero salvaguardando (he aquí el meollo del asunto) la actividad comercial-empresarial permitiendo que los padres continúen yendo a trabajar en esas empresas y no detener el flujo de dinero –menor o escaso a estas alturas- que ellas reciben.

Más de alguien hará la consabida pregunta: ¿y qué pueden hacer los padres si ellos trabajan y no tienen dónde ni con quién dejar a sus hijos? La respuesta obliga a plantear otra pregunta: ¿qué hacen los padres con sus hijos en los dos meses y medio de vacaciones de verano?

La Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz García, dio la respuesta adecuada a las dudas anteriores. “Necesitamos que se decrete la #CuarentenaNacional para que las personas no estén saliendo de sus casas y lugares de trabajo a consultar al médico para obtener licencias o para no ir a trabajar; si no generamos esa tranquilidad a la población el riesgo de perder la pega les asusta más que el #Covid19, razonablemente”.

Como simple dato (que tal vez valga poco), es oportuno informar que el gobierno de la República de El Salvador decretó cuarentena nacional para todo su territorio, con una duración de treinta días. Los gobiernos de Italia, Irán y España están debatiendo la posibilidad de seguir los pasos de El Salvador si la pandemia no cede.

Hasta el día en que se redacta esta nota (lunes 16 de marzo 2020), la autoridad nacional chilena no ha ordenado el cierre de cines, gimnasios, moteles, restaurantes y grandes centros comerciales (Mall. Han debido ser algunos alcaldes quienes están poniéndole el cascabel al gato. Vergonzoso.

Tampoco se ha determinado la instalación de bandas de precios para impedir el inmoral quehacer de algunas farmacias que han elevado escandalosamente el importe de venta aal público de ciertos artículos, medicamentos e insumos necesarios para protegerse de los efectos de la pandemia. El conocido periodista de televisión (T13), Carlos Zárate, en su cuenta de twitter escribió: “No entiendo cómo una Constitución puede proteger la libertad de precios ante abusos tan evidentes en artículos y exámenes médicos. Menos aún que el gobierno esté pasivo ante estos abusos”.

Este gobierno de megaempresarios, dirigido por don Sebastián, tampoco ha querido decretar perdonazo a los usuarios por no pago de servicios básicos (agua, luz, gas) mientras dure la pandemia, como hizo el gobierno de Francia, dirigido también por un derechista, Emmanuel Macron. O ‘nacionalizar’ temporalmente esos servicios, tal cual ha procedido a efectuar el gobierno español. O prohibir el despido de empleados, trabajadores y funcionarios por motivos económicos mientras siga presente la pandemia del Covid19, como acaba de hacerlo el gobierno italiano.

Lo dicho, el actual gobierno de este país nuestro, laboratorio del FMI, se ha preocupado preferentemente de lo económico, de no perjudicar ni molestar en lo más mínimo a sus asociados empresariales. Y junto con ello, si aún alguien duda de lo expuesto en estas líneas, es oportuno preguntar por qué Chile ocupa el 2º lugar en el ranking latinoamericano con más personas infectadas por el virus (detrás de Brasil, y por sobre países como México, Colombia, Argentina y Perú, cuyas poblaciones son más numerosas que la nuestra). La respuesta es simple: porque el gobierno neoliberal llegó tarde con sus medidas de protección a la comunidad debido a que su preocupación fundamental siempre estuvo centrada en el negocio.

Hasta el día 16 de marzo las cifras de personas infectadas en América Latina eran las siguientes: 234-Brasil

Brasil 234 infectados

Chile 156

Perú 86

Panamá 69

Ecuador 58

Argentina 56

Colombia 54

México 53

Costa Rica 41

Uruguay 29

Rep. .Dominicana 21

Venezuela 17

Jamaica 15

Bolivia 11

Paraguay 9

Bolivia 6

Cuba 4erú



69-Pana

Y si algo han hecho bien los moradores de la Moneda, con lujo de de detalles y con una desvergüenza que enfada, ha sido preocupar en demasía a la gente para poder ‘manejarla’ al amaño de los gobernantes y a placer del megaempresariado, lo cual incluye, por cierto, intentar que la mayoría de los chilenos acepte la suspensión del plebiscito constitucional que la derecha y el patronaje tenían absolutamente perdido hasta el día de ayer.

Para esos sectores predadores, el coronavirus ha sido una especie de ‘hondazo’ salvador, ya que con un solo tiro podrían atrapar varios objetivos.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 667 veces.



Arturo Alejandro Muñoz


Visite el perfil de Arturo Alejandro Muñoz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arturo Alejandro Muñoz

Arturo Alejandro Muñoz

Más artículos de este autor