¡Bolivia! el juego no termina hasta que termina: ¡Alerta Venezuela!

No es ninguna traición en este proceso de lucha a los movimientos sociales, a los movimientos indígenas, la lucha sigue"

Evo Morales, al renunciar a la Presidencia.

"A los que nos han robado el voto, no destruyan Bolivia; al pueblo boliviano siempre vamos a estar a su lado, vamos a cumplir la sentencia de Túpac Katari, volveremos y seremos millones…Estoy seguro que más pronto que tarde, Bolivia nuevamente levantará cabeza, remontará esta etapa tan triste, tan dolorosa, tan perversa de ataque a la institucionalidad democrática, de ataque al pueblo boliviano y a las instituciones. Es un momento triste y aciago, fuerzas aciagas han destruido la democracia, pero más pronto que tarde, nuevamente la democracia del pueblo volverá restablecerse en patria Boliviana para derrotar a la fuerzas pervertidas"

Álvaro García Linera, Vicepresidente de Bolivia tras anunciar, junto al presidente Evo Morales, su decisión de renunciar al mando de la nación.

https://erbol.com.bo/nacional/garcía-linera-evoca-tupac-katari-"volveremos-y-seremos-millones"

EL JUEGO TRIÁDICO SOCIAL: EL CASO VENEZOLANO

No hay dudas: Vivimos en medio de un juego – político, económico y social – dinámico y permanente. En Venezuela, en Indo-América y en el mundo. Vivimos un interesante "Juego Social", diría Carlos Matus. Inevitable "Juego Triádico", aseguraría Waldemar de Gregori. Combinando estas dos categorías de análisis y relacionándolas – no sólo como un juego de palabras, sino como herramientas conceptuales y metodológicas que nos ayudan a explicar y comprender una realidad y, además, nos aportan un punto de apoyo para transformarla – me he atrevido a hablar del concepto de "Juego Triádico Social". Hemos hecho algunos aportes, a partir de esta categoría de análisis, en el caso venezolano. (Ver en el anexo artículos publicados en Aporrea)

EL JUEGO TRIÁDICO SOCIAL BOLIVIANO

Aplicado al caso Boliviano, en la actualidad, diríamos que es el juego entre el gobierno de Evo Morales y sus aliados – quienes, en general, en el caso Boliviano, representan a las clases explotadas y excluidas durante siglos: obreros y campesinos, la gran mayoría de ellos indígenas – y sus fuerzas aliadas internas y externas: profesionales, intelectuales, académicos, líderes políticos y sociales agrupados o no en partidos políticos y organizaciones sociales en el país así como gobiernos, partidos, organizaciones e instituciones del mundo, que han compartido su proyecto y sus ejecutorias. Por otra parte, está la oposición al gobierno – quienes, en general, constituyen las clases explotadoras y privilegiadas (nacionales e internacionales) que representan al gran capital que circula por el mundo guiados de la mano del imperio sionista estadounidense-israelí y sus fuerzas aliadas – fuerzas del Estado burgués Bolivianos que no han podido ser reeducadas y reemplazadas tales como: las fuerzas armadas bolivianas (policías y militares), los estamentos judiciales y legislativos en franca oposición, que aún perviven, sumado a otros profesionales, intelectuales, académicos, líderes políticos y sociales agrupados o no en partidos políticos y organizaciones sociales opuestas al gobierno de Evo Morales y a sus fuerzas aliadas internas y externas. Adicionalmente, fuerzas políticas y sociales así como gobiernos y organizaciones, como la OEA y el gobierno de los EEUU, que se han opuesto, abierta o veladamente, al gobierno del Presidente Evo Morales. Entre estos dos extremos, que pugnan por intereses de clases sociales irreconciliables, hay una gran masa de pueblo que en algún momento estuvo de un lado y luego se cambió, por conveniencias, al otro extremo del juego o, probablemente se ha mantenido siempre al margen sin querer tomar partido por uno u otro lado de los extremos del juego. Son los llamados oscilantes, indecisos, independientes, neutros, ni-ni, tibios…que en momentos como los que, actualmente, vive Bolivia, podrían si se convencieran a dar un paso al frente y apoyar o enfrentar a una u otra opción en pugna. Es aquí donde pudiera estar dándose la batalla de ideas, la batalla mediática, la batalla por convencer a la población indecisa de cuál es el papel que le toca jugar en la historia de su país en un momento tan trascedente como el que hoy vive Bolivia. Sobre todo, si son conscientes de los logros y avances alcanzados por el gobierno de Evo Morales – como se le reconoce en el mundo – y de los cuales, probablemente, la mayoría de ellos se beneficiaron. Aquí encontraremos: profesionales, académicos, intelectuales, amas de casa, e incluso líderes políticos y sociales, militares y policías que, en un momento dado, pueden ayudar a darle un vuelco a la realidad y las tendencias actuales. Aunque el Presidente y el vicepresidente renunciaron para buscar una salida pacífica y civilizada, esto no niega que pueda haber alguna situación "inesperada" que cambié de nuevo el rumbo de los acontecimientos. Todo es posible en situaciones cuasi-estructuradas, indeterminadas y de final abierto. Para much@s, incluso, es una sorpresa que ganando las elecciones Evo, este se vea obligado a renunciar ¿Será una estratagema para ganar tiempo?

LOS JUEGOS TRÍADICOS SOCIALES NO SON JUEGOS DEPORTIVOS

Los juegos triádicos sociales no son exactamente como los juegos deportivos tradicionales. Sólo se parecen en algunos aspectos. Ambos tienen reglas de juego que cuando son violadas suelen aparecer las sanciones. Aunque ya sabemos que hay, en el mundo, quienes no respetan reglas, salvo que les beneficie a ellos. Ambos tienen jugadores, como los que grosso modo, acabamos de describir. Sólo que en uno se mantiene el número de participantes y en el otro va cambiando según la dinámica del juego. La correlación de fuerzas varía en el tiempo. Ambos requieren de condiciones para activar y desactivar el juego. Ambas pueden tener un ganador y un perdedor, incluso en ambos todos pueden perder o todos pueden ganar. Ambos tienen árbitros y un público que observa el juego e incluso, este pudiera participar en un momento dado, hasta con sus pensamientos y sus acciones, cual barra que grita a favor de uno u otro bando. Aunque hay muchas semejanzas, también hay algunas diferencias. Una de ellas es el tiempo de duración del juego. En el caso del beisbol, termina cuando se termina el último out del noveno inning. En el caso del futbol al terminar el tiempo reglamentario establecido del segundo tiempo. Y así sucesivamente. En el caso del Juego Triádico Social, el juego no tiene término definido. A veces, comienza cuando todo el mundo cree que está terminando. Por eso, en el caso boliviano, así como el juego no terminó con el primer período presidencial de Evo Morales ni tampoco con la reciente elección en la que ganó y ahora se le desconoce, tampoco podemos asegurar o garantizar que el juego ya ha culminado y está a favor de las fuerzas opuestas al gobierno de Evo Morales. Aún no lo sabemos, debemos esperar un tiempo. Tener paciencia. Así como la tuvieron los argentinos para que volviera la esperanza o en el caso de Chile para que el pueblo se manifestara en contra de la tiranía o en el caso de Brasil para que una luz saliera en medio de la oscuridad para poner en libertad a Lula o en Ecuador y Perú, donde el juego comienza a tener un ritmo más activo a favor de los fuerzas progresistas y progresivas. Nada está, totalmente, definido. Vivimos tiempos de incertidumbres y de final abierto. Aunque existan leyes que regulen los fenómenos, también es verdad que hay nuevas leyes, normas y regularidades que van naciendo al calor del juego triádico de la vida y de la creatividad que le imprimimos tod@s.

LOS JUEGOS TRIÁDICOS SOCIALES NO TIENEN TERMINO O FIN

No todo está terminado en ninguna parte. E incluso, aún no se ha terminado el juego, con Donald Trump, entre Demócratas y Republicanos, pues, apenas comienza. Aún dentro de cada clase social, partido político o movimiento revolucionario, en cada país o en cada institución como la OEA o la ONU, tarde o temprano se pone de manifiesto el Juego Triádico Social. Juego que, por ser dinámico y cambiante, de forma permanente, es capaz de alterar la posición en el juego, la correlación de fuerzas y los resultados del juego.

EL PUEBLO PUDIERA REGRESAR HECHO MILLONES

Por eso, deseándole salud y larga vida al Presidente Evo Morales. Esperamos que las fuerzas del mal no se les ocurra hacerle mártir, porque entonces, abierto como está el juego triádico social en Bolivia, se cumpliría sin ninguna duda el mensaje de García Linera, quien recordando a Túpac Katari, expresó que Evo volverá de nuevo hecho millones. Tenemos la esperanza de que Evo se mantenga, sano y salvo, para continuar la obra ciclópea que inició como símbolo indiscutible de la fuerza telúrica ancestral de los pueblos indígenas originarios.

Venezuela debe estar alerta, porque el juego triádico social se puede tornar peligroso. Las jaurías están heridas de muerte. Saben que aunque no tiene término ni fin el juego, a pesar de la difícil y dura situación que vivimos, el resultado nos puede seguir siendo favorable, desde el punto de vista político, aunque estemos pagando un alto costo económico y, sobre todo, un elevado costo social.

Quizás ese es el costo político que está pagando Evo Morales al preferir renunciar al poder político, antes de que tener que poner a sufrir, a su pueblo, violentos enfrentamientos y situaciones de hambre y miseria.

¿Qué es lo mejor? A corto plazo, tal vez, Evo dio con la solución inteligente. Al menos, para ganar tiempo y preservar el patrimonio político y social. Y evitar profundas heridas en su pueblo. A mediano y largo plazo, tal vez, la solución venezolana, por su responsabilidad como parte fundamental de la vanguardia de los pueblos del mundo enfrentados al imperio, a pesar del elevado costo económico y social que estamos pagando la gran mayoría de l@s venezolan@s, esta es la solución correcta, aunque podemos mejorarla. Tal vez. Ojalá haya valido la pena tantos sacrificios y penurias de un pueblo noble, creyente y valiente que ha sabido hacer caso omiso a tanta incapacidad, ineficiencia y, sobre todo, descarados niveles de corrupción. En ambos casos se ha hecho lo que se ha tenido que hacer. No somos quienes para juzgar la decisión de Evo Morales y de García Linera. Sus pueblos y el tiempo los juzgarán.

Estemos alertas, porque pudiera darse a última hora una sorpresa.

¡POR AHORA!

Estemos preparados en Venezuela porque viene una embestida final. Si logramos detenerla, neutralizarla o derrotarla, habremos ganado.

Somos ahora, luego de lo sucedido en Bolivia, más que nunca, paradigma de resistencia contra las arremetidas del imperio sionista estadounidense-israelí. Y, por tanto, más se afincarán en contra nuestra. No han podido y hemos jurado que no podrán. Sólo que no depende únicamente de nosotr@s. L@s otr@s, lo acabamos de ver en Bolivia, también juegan.

Para vencer debemos no sólo enfrentar al enemigo, contrincante u oponente externo sino, sobre todo, al enemigo interno quienes, todos los días, desaniman, frustran y llenan de indignación a nuestro pueblo.

Gobernadores, ministros y viceministros, líderes políticos y miembros de equipos políticos, alcaldes y alcaldesas, diputad@s, constituyentes y demás servidores públicos quienes con su mal ejemplo, su indolencia y su actitud corrupta e ineficiente, le están haciendo un grave daño a nuestro proyecto de transformación y son tan o más responsables que el imperio.

ANEXO:

"Fluyo el juego triádico político en la Asamblea Nacional"

https://www.aporrea.org/oposicion/a44183.html (08/11/2007)

"El juego triádico planetario y la Constituyente"

https://www.aporrea.org/ideologia/a249160.html (13/07/2017)

"El Juego Triádico Social: se agudizará a partir de hoy"

https://www.aporrea.org/actualidad/a249316.html (16/07/2017)

Tremenda Dictadura: ¡El Juego Triádico Social se expresó en sana paz!

https://www.aporrea.org/actualidad/a253781.html (16/10/2017)

El "chavismo disidente" es parte del juego triádico político y social.

https://www.aporrea.org/actualidad/a279508.html (11/06/2019)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 709 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a284229.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO