Brasil: entre el vasallaje sumiso del orden unipolar y la potencia emergente del sur de un mundo multipolar y pluricentrico

El gigante del sur se debate actualmente por definir su identidad geopolítica; sin duda los resultados de las últimas elecciones y el giro total a la extrema derecha reaccionaria del país amazónico ha estremecido a la sociedad brasileña y detenido el curso de la política nacional y exterior que habían colocado a Brasil en un lugar cada vez más importante en el concierto internacional.

La imagen de potencia emergente conseguida con su presencia en el BRICS y proyectada a las masas con las olimpiadas y el mundial de fútbol estaba ubicando al país en un lugar largamente anhelado por su estamento político, diplomático y militar, es decir, en el club de las potencias del globo.

Los cambios políticos de los últimos 100 días se han caracterizado por el mencionado giro a la derecha aderezado con un fuerte tono reaccionario y hasta fascista, amén de evidente racista, clasista y xenófobo; en política exterior cambiaron las prioridades, el estilo y políticas de Trump se asumieron como modelo, los estados unidos e Israel pasan a ser aliados fundamentales al tiempo que se van enfriando la participación en el BRICS y todos los mecanismos de integración regional, la relación con China, vital para la economía brasileña parece estar en observación, como también se marca un claro distanciamiento con Rusia.

El giro en política exterior apunta a un rol de aliado regional de los estados unidos; el problema con esto es que estados unidos no tiene aliados sino vasallos que deben seguir sus designios y cumplir su voluntad, que en su mitología política es la mismísima voluntad de la providencia. La relación de vasallaje se evidencia desde Temer con la fusión (venta) de Embraer al gigante Boeing, la pretensión de ceder la base de cohetes del norte de Brasil y una actitud ingerencista y bélica contra el vecino país bolivariano.

Pareciera que la decisión está tomada y que Brasil se dirige inexorablemente hacia el rol de satrapa del imperio en su patio trasero, pero aquí es necesario analizar la composición de las bases del gobierno de Bolsonaro; si bien cierto ganó las elecciones con un notable respaldo popular, esa legitimidad se encuentra seriamente debilitada ahora en apenas 100 días de gobierno; por otra parte está claro que el grupo de los Chicago Boys se mantiene como el principal promotor y soporte del gobierno en su camino hacia el norte, la otra columna sobre la que se soporta el gobierno la constituye la rama militar, en este punto es necesario detenerse pues la doctrina militar nacionalista choca abiertamente con la actitud sumisa y entreguista del presidente y sus Chicago Boys, la razón en realidad es muy sencilla: Brasil nunca fue colonia, siempre fue imperio, primero parte del imperio portugués y luego constituido con el imperio del Brasil, por lo tanto la visión del estamento militar y el diplomático de amplia tradición, es la de un Brasil grande y poderoso, autónomo y soberano, el gran gigante del sur en definitiva.

El debate subyace en estos momentos en la clase dirigente de Brasil, es cierto que aún no es tan evidente no público pero eso solo puede ser cuestión de tiempo, la frinciones ya se están produciendo desde la propia gestión de Tener cuando el estamento militar exigió que la división de aviones militares de Embraer no fuera incluida en la fusión con Boeing, y esto no es cualquier cosa, el ala militar de Embraer produce aviones ligeros de ataque a tierra (super tucanos), aviones de alerta temprana (radares voladores) y aviones de transporte militar con calidad de exportación; actualmente en afirmar cien días los militares ya se han manifestado públicamente en contra de la cesión de la base de cohetes de Alcantara y su negativa a respaldar una aventura militar contra Venezuela; de tal forma que es probable que en poco tiempo las fisuras se vuelvan grietas.

En conclusión el Brasil se enfrentará más temprano que tarde a una decisión fundamental sobre su destino geopolítico y su lugar en el mundo, por ahora el debate parece estar concentrado en las clases dirigentes pero cada vez la sociedad toda se involucrara en esa discusión tan vital para su futuro, y si, hablo de esa misma sociedad que ahora marcha y se manifiesta con su consiga: Lula Livre!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 394 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a277905.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO