En ese Estado ampliado están los partidos y la educación

"Adán y Eva disfrutaron, antes de ser expulsados del Paraíso, de un alto estándar de vida sin trabajar. Luego de su expulsión, ellos y sus sucesores fueron condenados a ganarse una existencia miserable, trabajando de sol a sol. La historia del progreso tecnológico en los últimos 200 años es esencialmente la historia de la especie humana trabajando lenta y firmemente su camino de vuelta al Paraíso. ¿Qué pasaría si es que de pronto nos encontráramos allí? Con todos los bienes y servicios producidos sin trabajo, nadie tendría un trabajo remunerado. Ser desempleado significa no recibir salarios. Como resultado, hasta que nuevas políticas de ingreso fueran formuladas para adecuarse a las nuevas condiciones tecnológicas, todo el mundo moriría de hambre en el Paraíso"

Wassily Leontief

En Gringolandia, la forma extrema de la desigualdad en el acceso a la representación tiene lugar cuando se activa la razón de Estado, un curioso modo de representación donde no hay canales formales de representación. La excusa para activar la razón de Estado es la amenaza a la nación y la lucha contra el terrorismo, que permite que operen ámbitos bajo secreto de Estado. Aquí obra el llamado "deep state", es decir, ese ámbito estatal opaco y blindado que, sin embargo, es el responsable de las últimas decisiones en muchos países —formado por servicios secretos, grandes capitales, principales empresas que cotizan en bolsa, representantes transnacionales, inteligencia militar— En él la representación democrática directamente desaparece y la acusación de terrorismo se extiende a cualquier protesta. El único antídoto frente a este secretismo contrario a la representación es la transparencia. De no garantizarse unas reglas de juego que no saquen de la representación a los sectores populares (por el sistema electoral parcial, por fraude, por secretismo, por ilegalización de fuerzas alternativas), el Estado pasaría a entenderse como un sistema de dominación política de clase que marca de manera determinante la correlación de fuerzas y las formas de acción colectiva. La definición de Marx del Estado pasaría a ser correcta al representar la institución estatal los intereses de la fracción del capital que gobierna el Estado.

La coerción organizada está relacionada con el núcleo duro del Estado al estar en el corazón de la represión y tener además la legitimidad de la defensa de las transnacionales. Las selectividades aquí son plurales y empiezan con el reclutamiento de policías y militares y la asignación en los diferentes ámbitos de la organización. Siguiendo a la CIA, las razones de los cuerpos y fuerzas de seguridad para intervenir en los asuntos políticos:

1. El "destino manifiesto", por el cual se asigna a las fuerzas armadas la misión de "salvar a la patria"; por supuesto de EE.UU.

2. El interés nacional, cuando se instauran en las fuerzas armadas dos premisas por igual peligrosas: la primera, la idea de que la nación y el Gobierno son entidades diferentes y que su deber es para con la nación, en lo que subyace la natural pregunta acerca de quién define cuál es el interés nacional; o una segunda idea, por la cual las fuerzas armadas son el "sostén" de la democracia y de las instituciones.

3. El interés sectorial, que parte de la intención de satisfacer necesidades propias de la institución o, si se produce una mayor degradación, necesidades personales de los oficiales superiores.

"La CIA: Se dedica a construir pruebas falsas contra los gobiernos socialistas. Estas noticias falsas —incluidas facturas elaboradas con Photoshop— después eran publicadas, como noticias objetivas, portales digitales de extrema derecha y rebotadas por miles de bots. El big data se ponía en marcha. El problema añadido es que después de que las noticias se publicaran en esos libelos, el resto de los medios se hacían eco, lo que les daba el marchamo de credibilidad. La moneda falsa expulsaba a la buena moneda. O quizá sea más correcto decir que, más allá de ligeros matices, todos los medios tradicionales están en la misma lógica".

—Pensamos que sólo así deben estructurarse las relaciones entre los Estados de Nuestra América: plena Independencia al trazar su política y responsabilidad colectiva por los destinos del socialismo continental; amplio intercambio de experiencias en provecho reciproco y cooperación fraternal. Para que nuestros hogares nacionales sean sólidos necesitamos de la paz, para que el edificio de la paz se mantenga incólume, debemos apoyarlo con todos los puntales que sostienen el hogar.

¡La Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 244 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a276502.htmlCd0NV CAC = Y co = US