Deng Xiaoping y la revolución cultural china

En la nueva librería del Centro Nacional de Historia ubicada entre las esquinas de San Francisco y la Bolsa adquirí un texto de Luis Britto García bajo el título: "Ideologización de la historia y Descolonización de la memoria. Leyenda negra contra la democracia venezolana: Turba y sociedad civil". (Archivo General de la Nación. Centro Nacional de Historia. Colección Difusión. Caracas, 2014, pp. 27) cual sobre su lectura primaria, porque es un denso texto, conceptual, que obliga a ser leído en diferentes momentos, nos trasladó a nuestros estudios de más de 40 años del Partido Comunista Chino, PCCh, y, por supuesto, los diferentes avatares temporales por los cuales ese partido político junto con su sociedad han transitado en "las buenas y en las malas".

Ella, la lectura, nos incitó a repensar sobre aquellos momentos que transcurrieron de China durante los "10 años de Revolución Cultural" (1966-1976), por qué transcurrieron aquellos trágicos momentos históricos que influyeron en su conclusión en los actuales desarrollos socio-económicos que transita un país de 1.350 millones de habitantes; sus causas y consecuencias de aquel hecho histórico, sus aciertos y errores y el objetivo debacle por sus consecuencias de toda la sociedad china exceptuando el "cuerpo militar" cual se mantuvo dentro de las importantes tradiciones históricas por las cuales habían transitado desde su formación como "cuerpo militar" durante el proceso revolucionario, gracias a Zhu De, previo a la toma del Poder, como por aquellos tránsitos nacionales del "Gran Salto Adelante", "Las cien escuelas", las decisiones de Mao Zedong, las contradicciones internas en Zhongnanhai, las figuras como la del comisario político, Deng Xiaoping, el Presidente Liu Shaoqi, el Premier Zhou Enlai, el señor padre del actual Presidente Xi JInping, Xi Zhongxun, entre otros muchos líderes fundamentales como, por ejemplo, en lo militar, Ye Jieying, Zhu De, Li Xiannian, Yang Shangkung, Li Biao, Chen Yi y Chen Yun, como referencias obligadas.

¿Por qué se sucedió la Revolución Cultura justamente en aquellos momentos cuando la "Guerra Fría" se encontraba en su "mejor momento" y cuando la confrontación ideológica de la dirigencia china con la dirigencia de la URSS? ¿Fue una decisión con influencias externas? ¿Serían por realidades ideológicas internas frente a realidades sociales objetivas en desarrollo? ¿Quiénes y desde dónde comenzaron a aparecer las primeras expresiones de carácter revolucionario-cultural o quizás más ideológicas? Son preguntas que aún se encuentran sobre el tapete de los sinólogos y académicos expertos en la Teoría Política. Adentrémonos en los temas propuestos.

Es probable que desde la misma fundación de la República Popular China en aquel día del 1° de octubre (1949) comenzaran las contradicciones internas sobre el modelo económico que debería regir en el proceso revolucionario en el ejercicio del Poder constituido. Era de toda lógica que el referente obligado para aquellos momentos históricos era el modelo económico impuesto en la URSS por Joseph "el padrecito" Stalin que se implementó bajo las responsabilidades de Chen Yun.

Pero aquel modelo no se adaptaba a las realidades históricas de China más cuando había sido una "semi-colonia" por poco más de un siglo (1839-1949). Realidad innegable, objetiva, demostrable e histórica. Es decir, para poder comprender los procesos posteriores en lo económico-social es de obligación comprender, reflexionar y concluir los significados importantes de ese tránsito no solo en el carácter real del Estado tradicional chino sino el impacto del imperialismo en la economía y en la sociedad china post-Primera-Guerra-del-Opio.

Aquella realidad sobre el diseño económico-revolucionario la comprendió el Comité Central del PCCh presionando a Mao Zedong para su cambio estructural quien se vio en la imperiosa obligación de tener que ceder ante dichas presiones partidista, las realidades objetivas y demostrables de profundas crisis estructurales, sistémicas, por y debido a las consecuencias de la implantación del modelo socio-económico no-adaptado a las propias realidades históricas de China.

Producto y consecuencia de aquella presión se sucedieron dos programas de Estado: Movimiento de las Cien Flores (1956-1957) y el Gran Salto Adelante (1958-1961) cuales, a su vez, expresaron las confrontaciones entre los sectores de economía abierta bajo el control estatal y las tesis de Mao de la verticalidad total sobre la economía nacional.

La Campaña de las Cien Flores y permitir el surgimiento de las Cien Escuelas de Pensamiento significaban, en nuestra modesta opinión, el profundo rescate de lo histórico-nacional de China; dicho movimiento, también en nuestro criterio, podría ser considerado como la semilla que hizo surgir la política aprobada por el Comité Central en aquel diciembre de 1978, cuando Deng Xioping, con total apoyo del sector militar chino impuso la política de "reforma y apertura".

A pesar de la corta temporalidad del "Movimiento de las Cien Flores", aquel movimiento representó para Mao Zedong una amenaza para su poder como máximo dirigente del proceso revolucionario y con la astucia que siempre lo caracterizó, "movió sus piezas", consolidó los apoyos de sus más cercanos adeptos, más radicales que reflexivos, y lanzó la campaña del "Gran Salto Adelante".

El resultado de esta ilógica decisión le costó a la población china el deceso, conservador, de más de 50 millones de muertes (cifras aceptadas). La base fundamental era, en el marco del "poder popular", a nivel de pueblo, construir "usinas" para la transformación de hierro en aceros. Es decir, "…una rápida industrialización y colectivización…Los principales cambios del régimen rural incluyeron la creación de las comunas populares, la prohibición de la agricultura privada, el impulso de los proyectos intensivos en mano de obra y la política llamada "caminando con dos piernas", que combinaba las pequeñas y medianas iniciativas industriales, con los grandes emprendimientos, alejándose así del modelo soviético…". (Gray, Jack. "Modern China´s Search for a Political Form". Oxford Univ. Press. London, 1969, pp. 353-369). Una verdadera locura más producto de la ignorancia que de la lógica de la planificación sobre las bases reales y objetivas de China.

China se encontraba en un "cul-de-sac" objetivo e histórico. Su papel como poder regional no se compaginaba con las realidades circundantes. La "Guerra de Vietnam" demostraba las capacidades militares del imperio norteamericano que tenía su contra-balance en las ayudas profundas de la URSS sin negar las provenientes desde China de diferente tenor. Aquella guerra le demostraba a "lo militar" las propias debilidades internas tanto en lo tecnológico como en lo conceptual-teórico de la guerra de masas. Aquel escenario bélico exponía debilidades junto a modernidades militares que China en el marco de su tradición histórica tenía que asumir. Aquella realidad impactó a la intelectualidad china como a los sectores referidos por adscritos a la Política Internacional.

En ese orden de ideas, era lo más cercano a la lógica política que después de haber aprendido de la experiencia del "Movimiento de las Cien Flores" tanto la intelectualidad china como aquel sector político que había "fracasado" por la contra-propuesta de Mao Zedong, asumiera proponer un proceso revolucionario sobre las bases objetivas de las realidades en curso chinas. Es por ello que aquella propuesta denominada como "Revolución Cultural" se expresaría y se expusiera en dos lugares diferentes: el Ministerio de Relaciones Exteriores de China, la Cancillería, y la Universidad de Beijing; Beida (Beijing Daxue).

Mao Zedong, en su zalamería hunanesa, sobre la base de sus primeras experiencias en el movimiento anarquista provincial, objetivó aquella realidad de aquel movimiento que podría poner en jaque su poder como máximo líder y conductor revolucionario, sobre las bases de sus pensamientos primarios cuando se adscribiría a la tesis del republicanismo norteamericana para pasar a otro conjunto de ideas sustentadas en sus estudios históricos y experiencias a lo interno del partido, PCCh, de una lectura del leninismo y marxismo, en sus malas experiencias con el sovietismo ideológico y su reconocimiento a "lo americano", a aquel "mei guo" ("país de la belleza"), que tanta influencia había tenido durante la participación del general Joseph Stilweel en Xi´an, sabía y reconocía que tenía que "tomar el control" del nuevo proceso socio-ideológico-cultural que se venía desarrollando "con fuerza y velocidad inesperada".

Serían los "dazibao" el medio a través del cual Mao Zedong lanzaría su contra-campaña de "re-educación de los cuadros, estudiantes enviados al campo" y la "toma de fábricas y comunas" por obreros y campesinos, en frases de fácil comprensión popular.

Nos vamos a permitir exponer lo que conocemos in situ de las consecuencias revolucionaria-culturales en conversaciones sostenidas en China durante la primera parte de la década de los años 80. Cuando en conversación en Londres le manifesté a un camarita mi intención de trasladarme desde Londres a Peking (Beijing, Peiping), en densa conversa nos convenció lo inoportuno de esa decisión sobre las bases del desarrollo de la Revolución Cultural, realidad que pude comprobar en años posteriores, gracias a y en aquellas ilustrativas conversaciones con "participantes y afectados" de aquel movimiento así como gracias a diferentes lecturas de experiencias personales chinas. Mi honesta conclusión, sin dejar de sostener que los principios fundamentales eran correctos, su praxis, por confrontaciones internas, produjo altas cifras de muertos por inanición, suicidios, asesinatos, torturas y persecuciones.

En alguna ocasión, una importante personalidad china, nos comentaría como una sobrina del Premier, Zhou Enlai, fue enviada al campo a la provincia de Anhui junto con mi interlocutor y un cuerpo de guardaespaldas para protegerla de las normales violaciones que estaban sucediéndose entre las estudiantes universitarias que eran enviadas a "trabajar en el campo y aprender del campesinado". En una otra oportunidad le refirieron a un militar venezolano como el intérprete le describió como paraban los trenes y los ametrallaban sin sentido alguno. Una tercera persona nos refirió como conoció toda China en ese gran movimiento de masas quienes sin sentido alguno se trasladaban de un lugar a otro por el simple hecho de disfrutar sin pagar. Otro y dramático comentario nos lo relató la madre de dos hijos quienes por las presiones de los estudiantes maoístas decidieron suicidarse. Esta dama es la traductora de "El Quijote". Cuando visitamos fábricas no solo pudimos constatar su realidad de paro total como también cuando visitamos las comunas. En aquellos años justo antes del desarrollo de la política de "reforma y apertura" el hambre campeaba libremente en las zonas urbanas y campesinas. Era aquella realidad que iría cambiando, paulatinamente, en las décadas próximo-pasadas con un crecimiento sostenido para los primeros 15 años de implementación de la política de "reforma y apertura" de un 9% en el PIB inter-anual para mantener, sucesivamente, ese crecimiento en un promedio del 6,5% inter-anual.

¿Cómo Deng Xiaoping pasó de ser "coronado con una orejas de burro", a ser perseguido y, a la vez, protegido por el "sector militar", concretamente, por el mariscal Ye Jieying, en la provincia de Guangdong, a convertirse en el conductor de la "China moderna"?

Cuando los excesos se convirtieron en permanente anarquía nacional y colectiva, el ELP tomó la decisión de "salir a la calle" para establecer el orden a nivel nacional, presionar a sectores políticos y, prácticamente, imponer la celebración de una reunión oficial del Comité Central del PCCh en aquel diciembre arriba en referencia.

Es, en ese orden, después de la resolución partidista, se comenzaron a tomar duras decisiones contra la dirigencia pro-revolución-cultural-anarquizada buscando la apertura con los Estados Unidos de América estando en la presidencia norteamericana, Richard Nixon, y siendo su hombre de confianza, Henry Kissinger, con el resultado final de la firma del "Comunicado de Shanghai", también conocido como "Comunicado conjunto de los EEUU de América y la República Popular China".

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 880 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a261369.htmlCd0NV CAC = Y co = US