País de mierda: Nuestra vida de película

Esta frase (en singular, no como el racista Trump que la dijo en plural) la manifestó en la televisión y con toda la tristeza y rabia que lo consumía, el periodista Cesar Augusto Londoño cuando según el: "delaté al país que había matado a Garzón". El se refería a su colega Jaime Garzón, referente colombiano de la izquierda joven progresista y del valiente periodismo de la denuncia sustentada, en pleno auge de los gobiernos del narco-paramilitarismo y donde tanto Londoño como Garzón, coincidían en calificar que en ese momento Colombia era "un país de ladrones e ignorantes". Garzón fue asesinado el 13 de agosto de 1999 por integrantes de las denominadas autodefensas y Londoño, al finalizar la emisión del noticiero donde el cubría los deportes, despidió el programa con esa frase y dando un fuerte golpe a la mesa donde estaba.

No podemos calificar nuestro país como un país de mierda. Todo lo contrario, somos afortunados porque sea nuestra tierra y no tiene la culpa de lo que pasa sobre ella. Nuestra patria conformada por su nación que es su gente, ese gentilicio que mora dentro de un contorno y entorno físico denominada Venezuela, si está viviendo o mas bien sufriendo unos tiempos de mierda, una situación donde reina el desconcierto, el descontento y la decepción. Una mierda de situación o una situación de mierda, da igual como coloquemos la frase, el resultado es el mismo.

Hay diarias situaciones que comprometen el estado mental, anímico y hasta físico de los venezolanos. Nuestra vida se ha convertido en un corta y pega, en una edición y montaje de película como el famoso "Efecto Kuleshov" utilizado en el ámbito cinematográfico, en donde se unen en secuencia nuestras arrecheras, nuestros asombros, nuestras decepciones, nuestras angustias, nuestras tristezas y esa pizca de humor o alegría que aun se niega ha desaparecer. Todos estos estados de animosidad lo sentimos y expresamos en una fracción de tiempo, teniendo como escenario para la puesta de escena, nuestro hogar, la calle, una esquina o cualesquiera espacios vivenciales. Cada uno de nosotros somos los personajes de esta trama y si el guión que nos corresponde tiene los diálogos tan parecidos, es porque a todos nos pasa lo mismo. A continuación expondré algunas situaciones que son parte de este universo paralelo en que se halla nuestra tierra de gracia:

  • El Precio de Venta al Consumidor (PVC) que viene "marcado" en los productos en Venezuela, es parte del diseño de la etiqueta, por eso no es válido para pagar el artículo. El precio de los bienes de consumo los rige el dólar o los bitcoins que utilizó el comerciante el día anterior, para comprar los productos que expenderá el día siguiente. La oferta y la demanda es historia en la economía venezolana, aquí no aplica. Aclarado ese punto.
  • Antes, "pagar" el servicio militar en la frontera era una especie de castigo. Hoy algunos hombres de verde son más patriotas, se desviven por estar allá. El honor y el valor de las divisas. Cambian los tiempos y cambian los lemas.
  • Lo que queda de la MUD ya tienen un plan de gobierno, además del que siempre han tenido que es el de sacar al presidente Maduro. Pero este plan de gobierno es tan complejo, que han invertido 19 años en diseñarlo y explicárselo al pueblo y aun no logran la manera de darlo a conocer. Seguiremos esperando. Tiempo y paciencia es lo que sobra en este país.
  • Rafael Ramírez se siente traicionado por sus camaradas, que no apreciaron los servicios que prestó a la patria como revolucionario y como hijo putativo del Comandante Chávez. Los malagradecido ex-camaradas de Ramírez, niegan que este fuera hijo putativo del Comandante y creen mas bien que es un "hijo e´putin" y no precisamente por ser descendiente del presidente ruso. Vamos ha esperar sentados que regrese a Venezuela Rafael Ramírez, para que aclare esto.
  • Al menos 600 empresas colombianas han sido sancionadas por contratar a trabajadores venezolanos indocumentados. Si algún colombiano llega hoy a nuestro país, mañana ya está trabajando o bachaqueando a la vista de las "autoridades autorizadas". Aquí en Venezuela tenemos tanta solidaridad por nuestros "pueblos hermanos" que parecemos pendejos, al no aplicar las leyes en materia de migración ilegal. El realismo mágico del Gabo, hecho realidad.
  • El estado venezolano preocupado por la salud mental de su pueblo, quiere paliar esta situación a través de La Ley Constitucional Contra El Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia. Es decir, a través de esta legislación el estado quiere regular, moderar y administrar nuestras arrecheras y alegrías en tiempos de crisis. ¡Que bueno! por fin algo que no implique comprar unas pastillas para los nervios y depresión, costosas y escasas, para controlar nuestro estado de ánimo.
  • Las falanges de la MUD andan arrechísimas con Julio Borges y Manuel Rosales, porque este par se van de besos y abrazos con los hermanos Rodriguez, Delcy y Jorge en las Reuniones de Paz, que se realizan en la hermosa Quisqueya. Lo que pasa es que tienen algo en común: Luis Florido. Este diputado es primo hermano de los Rodríguez y en esas reuniones han aflorado tanto los afectos, que ya se consideran una familia. A Manuel Rosales se lo llevaron para entretenerlos, por aquello que todo zuliano es bueno para los chistes y aunque el es malo para contarlos, es bueno para crearlos. De el hay muchos.
  • El gobierno nombra "protectores" en aquellos estados donde no ganó elecciones. Pero, hay estados donde la gente se siente desprotegida por estos mandatarios regionales elegidos por el oficialismo. En ese caso ¿Qué se haría? ¿Doble protección? ¿Desproteger al gobernador? ¿Ninguna de las anteriores? ¿Hacer una llamada?
  • El ambiguo y "estimulado" periodista peruano Jaime Baily "botó" de su programa al periodista Rafael Poleo porque este se aventuró a decir que Jorge Rodríguez era un tipo inteligente. La molestia de Baily está dada porque en su propia cara, le dijeron que había alguien inteligente además de el en este mundo. Rafael Poleo, puso por encima su gentilicio sobre su oposición al "régimen". La puta televisión de entretenimiento por cable, como nos entretiene.
  • La gente no se explica como teniendo tanta leyes, exista tanta impunidad. La Ley de Precios Acordados y la Ley de los Clap, creadas por ANC son otros "instrumentos legislativos" decretados por este ayuntamiento nacional, para "combatir" la guerra económica. Lo que pasa es que para esta guerra no hay soldados que la combatan. Será necesario establecer una "Ley que produzca funcionarios honrados y eficientes en aplicar leyes". Bueno, esta ley que se me ocurrió, es parte del imaginario como lo son algunas ya promulgadas.
  • Aparentemente Albert Einstein manifestó que "en los momentos de crisis, solo la imaginación es mas importante que el conocimiento". Pero en Venezuela, esta frase se trastocó ya que la crisis hizo que la realidad superara todo lo conocido, incluyendo la imaginación. La dimensión desconocida.
  • Pregunta sin respuesta: Viene otro proceso electoral donde el gobierno promete un país potencia y salir de la crisis que el gobierno anterior no pudo cumplir y la oposición promete salir de este gobierno y llevar paz al pueblo, después que las guarimbas no cumplieron ese fin. Coño póngase de acuerdo en lo que dicen, porque la gente se queda con lo que no dijeron.

Mientras todo esto pasa, la gente se levanta y se acuesta pensando que comer, que comprar, como ir, como llegar y lo mas importante, como hacerlo. La crisis como momento de oportunidades esta vedada para el común venezolano, que ve como única oportunidad la salida diaria del sol, para saber que están medio vivos. Esta crisis es la oportunidad de invertir y acrecentar su patrimonio político y material, para los oligarcas de la añeja derecha y los "nacidos" en la zurda revolución, que ven en el desespero del pueblo la ocasión para seguir controlándolo, a través las ansiedades del colectivo. El pueblo en este trama, en este drama, en este medio vivir, quiere ver la luz al final del túnel, pero no la del tren de la desidia que lo atropelle, sino el de la real oportunidad de vivir dignamente. Estamos en tempos de incertidumbre y lo que viene es mas incertidumbre ¿Se podrá revertir eso? Carajo, que pregunta. Hasta aquí llego hoy.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2752 veces.



Carlos Contreras


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: