María I de Portugal (1734-1816)

María es dulce, buena y piadosa, y comienza a gobernar con tolerancia y magnificencia. A los veinticuatro años la casan con su tío Pedro de Portugal, de quien dice Chantal, que era perezoso, ignorante y bastante estúpido. Se le veía siempre acompañado de sacerdotes, ocupado en oír sermones y asistir a las procesiones. Era tan silencioso y taciturno, observa la autora, que siempre se le creía estar entre dos copas, aunque no bebía jamás. Murió en 1786, produciéndole, aunque parezca extraño, un profundo pesar a su cónyuge. En 1788 la reina María tiene que sufrir otra pérdida, la de su hijo el príncipe José del Brasil. Es un golpe terrible. Poco a poco se va hundiendo en alarmante melancolía. Se agota en insomnios menos penosos que las pesadillas que la obligan a levantarse de la cama dando gritos. A silenciosas postraciones suceden crisis de delirio agudo. El famoso alienista Williams, que cuidó a Jorge III de Inglaterra, al ser llamado a la cabecera de Doña María, en octubre de 1792, no pudo sino declarar su locura incurable.

—Finalmente, murió la reina María en 1816, sin haberse recuperado jamás de su enfermedad mental.

En ella se dieron cita, la locura de su bisabuelo Felipe V y la de su tío Alfonso VI de Portugal, la psicopatía de su abuelo Carlos III y la perversidad de su tío Fernando IV de Nápoles.

—Trágica y tortuosa sería la ruta que seguirían sus sucesores hasta ser destronados en 1910.

¿Quién era este Príncipe tan enigmático y del cual sabemos y tan poco en Venezuela? Ante todo, debemos decirles que era el Príncipe heredero de la corona portuguesa: es decir el sucesor al trono. El Príncipe destinado a ocupar uno de los Tronos más importantes de Europa, estaba sin embargo picado de centellas, por obra de Pombal, el revolucionario ministro portugués.

Desde su juventud, había abrazado las ideas antimonárquicas que fluían de las enciclopedias: era nada menos que enciclopedista y revolucionario lo que tenía de cabecera de la Corte, (ya sabía) su madre la reina María.

Empeñados como es lógico en mantener sus privilegios; hasta el punto fue recalcitrante Don José de Brasil en sus ideales revolucionarios que fluían de las enciclopedias, murió (envenenado) misteriosamente en el hermoso País de quien tomaba su nombre un año antes de Revolución Francesa, es decir en 1788.

El Príncipe Don José, amigo de Miranda y Lafayette, estuvo de visita en Caracas, posiblemente para medir las pulsiones independentistas que desde hacía algunos años capitaneaban algunos mantuanos; entre otros: Juan Vicente Bolívar y Ponte.

—El 16 de octubre de 1817, Manuel Carlos Piar, General en Jefe de los Ejércitos de la Republica y Libertador de Guayana, sería ejecutado, a las cinco en punto de la mañana…

Nació en 1782. En el Convento de las Monjas Concepciones, donde actualmente está el Palacio Federal.

Su madre era Belén Soledad Xerez de Aristeguieta y Blanco Herrera, hija menor del poderoso mantuano caraqueño Don Miguel Aristeguieta. A Belén Soledad la sepultaron en vida en el Convento de las Monjas Concepciones y él lo entregaron a la mulata María Gomez, comadrona de oficio y partera de su nacimiento, para que se lo llevara a Curazao y lo hiciera aparecer hijo suyo y de un soldado sin fortuna a quien le pagaron milpesos de oro fino, para que consumara la farsa y su unión con María Gomez.

—El seductor de Belén Soledad, su verdadero padre, había sido José Francisco de Braganza y Braganza, Príncipe de Brasil, hijo de la reina María de Portugal y heredero de la corona de Portugal, pertecientes a la casa de Braganza.

Quienes conocieron en vida a Manuel Carlos Piar (entre ellos(as) Isabel Soublette) lo describen como un ejemplar del tipo nórdico, que bien pudiera pasar por anglosajón. De haber sido Piar de la raza de color, no hubiese podido contraer matrimonio con la holandesa María Boom y mucho menos en el Castillo de Ámsterdam, ante el Gobernador de la Isla y de la Honorable Junta Municipal.

Don Policarpo Rodríguez, quien conoció a Piar, así lo describe: "Tenía muy buen aspecto y, aunque tostado por sol, se le conocía ser muy blanco; sus ojos azules, y tenía unas manos muy bonitas". El Deán Aristeguieta, refiriere Don Policarpo si Piar era mulato, le respondió: "Eso decían, pero no lo parecía en nada".

De la misma opinión son los historiadores Manuel Alfredo Rodríguez, Rafael Pineda y Lucas Guillermo Castillo Lara.

Monseñor Arroyo Niño, Obispo de Guayana en su (Origen y Educación de Manuel Carlos Piar) que Manuel Carlos Piar no era hijo de una mulata, sino de una empingorotada señorita caraqueña y de un noble personaje.

En 1874, al mudarse o destruirse el Archivo de las Monjas Concepciones, personalidades idóneas y representativas, como Juan Pablo Rojas Paúl (futuro Presidente de Venezuela) y el Juez Ovalles, dieron fe de haber visto en las referidos Archivos el acta de nacimiento de Manuel Carlos Piar, hecho que le fuera trasmitido a Herrera Luque verbalmente por su abuelo Andrés Herrera Vegas, quien se lo escuchó decir a su padre Francisco Herrera Vegas, quién viera también el documento. Guzmán Blanco, pariente muy cerca de la madre de Piar, para preservar el honor de su familia la hizo desaparecer. La partida de nacimiento que se halló en Curazao, fue introducida fraudulentamente por Guzmán, años más tarde. Existen métodos de laboratorio que pueden decirnos la antigüedad del documento. (Recuerden que Guzmán era un gran Farsante, corrupto, ladrón y manipulador.

Un descendiente de Don Miguel de Aristeguieta, "José de Aristeguieta" confirma a Tavera Acosta haberse los mostrados Monseñor Avis, unos papeles que habían pertenecido a su finado tío el Deán Aristeguieta y que recuerda haber leído "Que Manuel Carlos Piar nacido en Caracas el Convento de las Monjas Concepciones, que era hijo del legítimo matrimonio, celebrado en secreto de un Príncipe de la Casa de Braganza" y la señorita Belén Soledad Jerez de Aristeguieta.

Historiadores de fuste, como Lino de Duarte Level, Tavera Acosta y Ángel Núñez, dieron a la publicidad y documentados artículos sobre el silenciado origen del Héroe de San Félix lo que les mereció agudas críticas y sarcasmos de la Historiografía Oficial mantuana.

Para las leyes de casta, vigentes para aquella época, el hijo de una mulata (hija de blanco y negra), era necesariamente pardo, de la clase cuarterones.

El retrato de Tauvernier hubiese provocado necesariamente escritos y protestas en la prensa por parte de quienes lo conocieron, y en especial de sus enemigos, de haberse falseador su tipo étnico. Para la fecha de la publicación del retrato están vivos Carlos Soublette, el terrible fiscal. Diego Ibarra, fallecido en 1870 y 1852, respectivamente. Están vivos, asimismo, Juana Bolívar (hermana del Libertador) y el Márques del Toro, quienes por estar involucrados familiarmente en el escándalo hubiesen sido los primeros en protestar de no ajustarse el cuadro a la realidad. Para la fecha de la aparición de la Historia de Rafael María Baralt sobreviven José Tadeo Monagas (quien lo conoció bien y fue su enemigo), Pedro Hernández (el malévolo Chingo), José Rafael Revenga, Bernardo Herrera y Toro (familiar de Francisco Herrera Luque), Feliciano Montenegro y Colón y Jacinto Lara. No obstante existir tan numerosos testigos que conocieron de trato y comunicación a Manuel Carlos Piar, ninguno objeta, al Piar caucásico de Tauvernier.

La Junta Revolucionaria de Cumaná, constituida y manipulada por la oligarquía provincial, no hubiese consentido jamás en que llevase su representación ante la Junta Suprema de Caracas. (Larrazábal y Tavera.)

Manuel Florencio O’Leary, el legionario británico que legara a la posteridad, documentos de incalculable valor y que llega a Angustura un año después de la ejecución de Piar, lo describe como "un individuo de ojos azules, barbilampiño y tez sonrosada.

¿Por qué la Historiografía Oficial mantuana, siempre coloca fotografías, que no son, del General en Jefe Manuel Carlos Piar, Libertador de Guayana?

Historia de Portugal:

Suzanne Chantal.

Philipe Jullian.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 245 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /internacionales/a253765.htmlCd0NV CAC = Y co = US