Usar art. 33 de Carta ONU para salvar a Venezuela

Las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos viven una etapa de conflicto tremendamente dañina y peligrosa para nuestro país. El anuncio de una opción militar y una ola de sanciones económicas devastadoras han sido las preocupantes acciones de Washington hacia Caracas en días recientes. Los gobiernos de grandes poderes mundiales como Unión Europea, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, a los que se suman países como Italia, España, Canadá, Brasil, México, Argentina, Colombia, entre otros, acompañan abiertamente a EEUU en sus duras acusaciones contra el régimen venezolano.

Ver noticia: .@Jesus_Silva_R: "Hay que llevar el diálogo al ámbito del derecho internacional, jurídico y formal" https://t.co/Wlw8blnHQU

Convencido como estoy de que el diálogo informal, la retórica épica y la "diplomacia de micrófonos" nunca han dado ni darán resultados satisfactorios en las relaciones internacionales, respetuosamente sugiero revisar la estrategia internacional de Venezuela en la actualidad a los fines de no facilitar la consolidación o radicalización de una evidente y poderosa alianza mundial contra nuestra nación. La sugerida revisión incluye que el Gobierno Bolivariano eleve inmediatamente el conflicto planteado al máximo nivel jurídico internacional mediante denuncia formal ante la Organización de Naciones Unidas, en instancias como la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, todo esto con una claro reclamo: retiro de la amenaza militar y de las sanciones económicas de EEUU contra Venezuela pues ellas atentan contra la paz, la ley y la seguridad internacional.

De lo que se trata es de forzar a quien nos agrede a que exponga en un debate jurídico formal sus acusaciones y que en el marco del debido proceso y el derecho a la defensa, la verdad venezolana sea esclarecida para alcanzar rápidamente un acuerdo de paz formalizado ante el mundo. No hacer esto es permitir que al margen de la ley internacional, sean la arbitrariedad y la fuerza imperialista quienes se sigan imponiendo por encima de la razón, la mediación y la verdad.

Mi propuesta política y jurídica se basa en la Carta de la Organización de Naciones Unidas, en su capítulo VI, respecto al arreglo pacífico de controversias, artículo 33, que reza:

"Las partes en una controversia cuya continuación sea susceptible de poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales tratarán de buscarle solución, ante todo, mediante la negociación, la investigación, la mediación, la conciliación, el arbitraje, el arreglo judicial, el recurso a organismos o acuerdos regionales u otros medios pacíficos de su elección.
El Consejo de Seguridad, si lo estimare necesario, instará a las partes a que arreglen sus controversias por dichos medios".

El artículo 35 de la Carta de la ONU le da derecho a los países a elevar sus peticiones formalmente.

En definitiva, el diálogo privado o informal prolonga la incertidumbre y facilita las mentiras contra Venezuela. Sólo el Derecho Internacional puede abreviar la crisis, así como generar solución efectiva y garantías de paz satisfactorias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3820 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a252448.htmlCd0NV CAC = Y co = US