Mirémonos en el Espejo de Ruanda

Ruanda es un pequeño país ubicado en el centro de África y situado en una región con los más grandes lagos, con una economía mal trecha, y pobreza la que podría observarse en cualquier rincón del país, producto de la exfoliación y dominación de diferentes imperios durante casi 200 años. Primero fue colonizada por Alemania desde 1899 hasta 1916, luego al finalizar la primera guerra mundial quedo tutelada por el mandato de la liga de naciones, luego pasó a dominio de la ONU y a finales de 1961 con el respaldo de los belgas los Hutu tomaron el poder desplazando a la monarquía Tutsi y fue declarada la Republica de Ruanda reconocida oficialmente en 1962; ya para finales de 1994 más de la mitad de los Tutsi habían huido del país.

Hubo varias masacres para el momento hay que dejar claro que tanto los Huto como los Tutsi pertenecen a la misma casta o pueblos originario donde no hay diferencia lingüística entre uno y otro pero ya los imperios habían generado divisiones artificiales en las clases sociales siendo señaladas estas acciones a los belgas. No podemos obviar que producto de la exfoliación en los últimos 50 años se había inducido a una crisis alimentaria que se extendió a lo económico cuando perdieron el 40% de sus exportaciones a la caída de la mitad del precio del Café; esto origino la lucha por la tierra que producía el café pues unos se dedicaban a la ganadería y otros a la agricultura, esto inicio con más rivalidades generando represión por parte del gobierno lo cual genero una ofensiva por parte de la oposición para tumbar el gobierno de turno, luego el frente patriótico llega a firmar acuerdos de paz siendo el 4 de agosto el día en que se firma un acuerdo de paz en el año de 1993.

En la ciudad de Arusha, Tanzania ambos bandos firman el acuerdo, este fue escandalizado por el Ala Radical del poder Hutu, se acusó hasta el presidente de traición permitiendo desplegar en el país a la ONU; acompañados de los cascos azules, y es en ese momento que la emisora de radio de las mil colinas ya hacia su trabajo de fascista y conspiraba junto con los medios existentes a exaltar la violencia donde terminan asesinando al presidente Juvenal Habyarimena y al presidente de Burundi Ciprian Ntayamira, luego de haber lanzado un misil en el avión que viajaban originando la chispa para encender el odio y el fascismo a la máxima expresión exaltados por la radio del odio de carácter privada la ya mencionada Mil Colinas el cual transmitía impunemente mensajes racistas de instigación al asesinato y el odio impunemente en vivo y directo decían "¨¡Maten a esas cucarachas! ¡Maten a esas serpientes que nadie quede vivo! ¡Hay que derribar más arboles!" lo repetían una y otra vez.

Se aseguraron que los niños tutsi también fueran blanco de ataques también decían "Las tumbas están a medio llenar" y miles de emisoras en el país lo repetían, era un mensaje en cadena que llevaba consigo la muerte y la destrucción; según muchos decían que mataban porque la radio se los pedía "los tutsi no merecen vivir, las mujeres preñadas hay que cortarlas en pedazos; abrirles el vientre para arrancarles él bebe" y continuaron así los mensajes para aumentar la barbarie en la radio, la televisión y la prensa escrita; el resultad de dichas accione originaron 800 mil muertos, 200 mil niños huérfanos y viudas.

Cada día 8 mil personas eran asesinadas a machetazos, 5 mil ciudadanos quedaron mutilados, gran parte de las mujeres que sobrevivieron fueron violadas e infectadas con el VIH según estimaciones de Naciones Unidas, 75% de la etnia Tutsi fue exterminada; casualmente en este mes de abril se cumplen 23 años de esa abominable matanza; este momento es oportuno para mirarnos en ese espejo de lo que allí ocurrió, pues en nuestro país las redes sociales y los medios de comunicación generan odio contra una parte de la población no podemos negarlo han trastocado el imaginario colectivo, hay que recordar que los sectores de la oposición en Venezuela desconocen el dialogo y se niegan a sentarse en la mesa que solo busca solución al conflicto.

Creo que aun así la cordura y la sindéresis del pueblo venezolano debe tener claro que todos en nuestra familia tenemos opositores y chavistas, activistas y ninis y que es precisamente desde el hogar y la familia que debemos blindar cualquier detonante que el fascismo intente activar es la conciencia y el reconocimiento al otro que nos debe permitir dirimir las diferencias en paz. La República Bolivariana de Venezuela no es Ruanda pues nuestro pueblo en su esencia es noble y vencerá maduramente las diferencias que haya que dirimir en el hogar, en el barrio, en la universidad, en el trabajo y en cada espacio que nos brinda la vida ¡¨Queremos Paz no más terrorismo la patria entera lo aclama!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3007 veces.



Levi Medina


Visite el perfil de Levi Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Levi Medina

Levi Medina

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a244774.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO