EEUU, un país narcoterrorista

Cuando la gente piensa en el negocio de la droga le viene a la mente la cocaína y la marihuana, sin tener presente otras sustancias sicotrópicas que se negocian en el mercado, por lo general, en los países desarrollados (en el norte) donde hay mayor y mejor poder adquisitivo. Entre aquellas podemos nombrar el alcohol, los anabolizantes, la cocaína, los hongos psilocybe, las metanfetaminas, el opio, la heroína, la morfina, agregadas a las anteriores, las drogas sintéticas fabricadas en laboratorios como el éxtasis, el lsd y otras identificadas por sus siglas tales como 2C-1, 25B entre tantas.

Es fundamental esclarecer ciertos conceptos antes de continuar con el artículo. El término de narcoestado se aplica a ciertos países cuyas instituciones políticas se encuentran influenciadas de manera importante por el narcotráfico y cuyos dirigentes desempeñan simultáneamente cargos como funcionarios gubernamentales y miembros de las redes de narcotráficos de drogas. Del vocablo anterior se deriva el narcoterrorismo, que no es más que la cooperación y alianza entre mafias del narcotráfico y grupos armados extremistas, así como otros insurgentes.

No soy experto en nada y mucho menos en negocios de ningún tipo, pero por fortuna aprendí la tabla de multiplicar y la de dividir para resolver problemas de aritmética sencilla. Por ejemplo, un kg de cocaína en polvo en EEUU cuesta 30.000 dólares USA y una vez mezclada con otras impurezas se vende a 120.000 dólares USA. Se colige que, cuando arriba a la costa del imperio, por ejemplo 500 kg de droga, alguien debe desembolsar 15 millones de dólares para pagar la mercancía. Según la gente que sabe de negocio, en el norte debe existir un financista con una cuenta bancaria pródiga de la cual deberá retirar dicha cantidad de un banco, a cambio de la entrega de los fardos de estupefacientes. No creo que los traficantes de las drogas provenientes de México o de Colombia le faciliten la mercancía a plazos, en el lenguaje coloquial, fiada. Es sabido que, cuando se compra un producto al mayor deberá existir otro mecanismo de almacenamiento, distribución y otro de venta al menudeo. Cuando esto ocurre, en el caso de las drogas, se generará una ganancia de miles de millones de dólares que luego deberán retornar a los bancos de USA, pero acrecentados. Da la impresión que el Departamento del Tesoro, encargado de espiar a los dirigentes de otros países, no repara que de los bancos, fiscalizados por dicha entidad, se retiran millones y millones de dólares. Así mismo, pasado el tiempo, a dichas entidades financieras retornarán miles y miles de millones provenientes de las guanacias de la comercialización de la cocaína y otras drogas.

El negocio de los estupefacientes en el mundo es muy prolífico, quizás por eso es muy difícil erradicarlo. Son sorprendentes las cifras que revelan las autoridades gringas a las que les compete el asunto. En EEUU, en el año 2015, se comercializaron 7 mil toneladas de marihuana, es decir 7 millones de kg además, además 200 toneladas de anfetaminas, lo cual generó una ganancia de millones de millones de dólares. Lastimosamente el Departamento del Tesoro de USA decide mirar hacia otros lugares, preferiblemente hacia Suramérica o Asia o África, es decir hacia el tercer mundo. La dependencia gubernamental encargada de controlar la entrada y salida de dólares de sus bancos parece ignorar que en su país se negocian anualmente 70 mil millones de dólares, el 47 % del mercado de la cocaína, la cual genera una guanacia de 30 mil millones de dólares.

Quien lee la cifra de 30 mil millones dólares, quizás, la magnitud de esta cantidad no la concibe. En verdad es bastante, pero muy bastante. Imagina 30 mil personas, paradas frente ti y separadas medio metro uno al lado del otro. Esto nos daría 15 km de punta a punta. Idealiza ahora a un millón de personas en fila ubicadas detrás de cada uno de los parados enfrente del lector y cada uno con un morral colmado con un millón de dólares. A pesar de este descomunal volumen de billetes verdes el Departamento del Tesoro, que es una empresa privada, no se da cuenta del negocio que permite el ingreso de esa boloña de efectivo por las taquillas de sus entidades bancarias. Al parecer, el Departamento del Tesoro de USA se mantiene ocupado vigilando a los líderes y funcionarios de la Revolución Bolivariana.

Como se sabe, una parte del dinero proveniente del negocio ilícito permanece en las entidades bancarias de EEUU, pero otra parte se va hacia México a través de las fronteras. Como son tantos los billetes verdes, todos los años son necesarios más de 150 millones de vehículos para cruzar la línea limítrofe, con el objetivo de llevar los bultos full de divisas hacia país azteca. Sin embargo, las aduanas gringas no ven los paquetes de billetes, estas se mantienen vigilantes a los dirigentes de la Revolución Bolivariana.

Según los que están al corriente de los negocios internacionales, saben que el cartel de Sinaloa está vinculado con 250 empresas que le permite blanquear el dinero proveniente de la droga. Así mismo, por el tratado de libre comercio EEUU le compra productos y le vende materia prima a esas empresas lavadoras. No solo el blanqueo de dinero le permite a los narcos y a los financistas de los estupefacientes lavar o blanquear las ganancias ilegales, es notoria la venta de armas que le hace el parque industrial bélico gringo a los carteles de la droga de México y Colombia. Sin embargo las aduanas gringas nunca han decomisado un bulto, ni siquiera de unas cuantas pistolas. Debemos entender que las aduanas de EEUU y el Departamento del Tesoro se mantienen vigilantes a los dirigentes de PSUV dado que Venezuela es una amenaza inusual al gobierno gringo.

Tal como afirmé anteriormente, el negocio de la droga genera inconmensurables réditos, tanto a tirios como a troyanos (a los narcos y a los funcionarios gringos). Por esta razón las siete bases militares gringas que operan en Colombia cuidan de los envíos aéreos que parten de la selva neogranadina hacia el norte. ¿Acaso alguna vez las autoridades de USA han reportado el decomiso de alijos de drogas por parte de la aviación o de la marina estadunidense radicada en el país colindante? Da la impresión que los radares de las bases norteamericanas solo vigilan las tierras venezolanas, dado que somos una amenaza inusual para el país más poderoso del mundo, desde el punto de vista bélico.

De acuerdo con lo anterior se concluye que existen instituciones gringas, tales como el Departamento del Tesoro, las aduanas, la policía de frontera, los bancos, la aviación y la marina gringa, además de otras intuiciones que están influenciadas y penetradas de manera substancial por el narcotráfico.

Con referencia al financiamiento de grupos insurgentes con dinero proveniente del tráfico de drogas, de eso sabe mucho el Departamento de Estado de USA. Basta recordar el caso Irán-contra (1985-1986) cuando el gobierno presidido por Reagan compró armas al gobierno Persa con dólares proveniente de la droga. Tal operación se hizo para financiar y entregar armas a los insurrectos que combatían al gobierno democrático sandinista de Nicaragua. En este caso estuvo involucrado Edwin Meese, procurador general de la república, Wilian J. Casey director de la CIA y otros altos funcionarios, entre ellos Oliver North, actual enemigo de la Revolución Bolivariana.

Si alguna nación sabe del apoyo al terrorismo es EEUU. Imposible negar los actos terroristas contra el gobierno de Cuba con saldo de varias víctimas, perpetrados por ciertos criminales mayameros, financiados por el Departamento de Estado. Es descarada la protección que reciben de USA terroristas de diferentes partes de mundo, entre estos, el forajido y prófugo de la justicia Luis Posada Carriles (agente de la CIA), responsable de la voladura del avión cubano y del asesinato de 73 persona. Es público y notorio que fue el Departamento de Estado de USA el que organizó, financió, entrenó y dotó de armas de todo tipo al Estado Islámico (ISIS) para que este aterrorizara y aterrorice a Irak, Libia, Siria, Afganistán, Yemen y actualmente a Europa. El gobierno gringo si sabe de terrorismo ¿acaso invadir a una ciudad en horas de la madrugada y bombardear a una población civil, con el resultado esperado, no es un acto terrorista? Consecuencia de estos atentados criminales debo destacar la muerte de miles niños, ancianos y la destrucción total de ciudades. De acuerdo con la definición que encabeza este artículo, no cabe duda, EEUU es una nación cuyo gobierno es narcoterrorista, un país con funcionarios forajidos convertido en un peligro para la paz mundial. Lee que algo queda.

enocsa_@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1587 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a241908.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO