Pedagogía petrolera

Se caen los pronósticos de la industria petrolera mundial

I.

Todos los pronósticos que en torno a la industria petrolera se hicieron a principios de siglo, vale decir, en la Cumbre de Caracas convocada por el Presidente Chávez y que reunió a los máximos jerarcas de los países de la OPEP, se vinieron abajo, al igual que los cálculos de los países consumidores reunidos en la Asociación Internacional de Energía (AIE), que hasta principios del presente año agrupaba 29 países, entre ellos: EE.UU, Alemania, Francia, Bélgica, Austria, Australia, Canadá, Italia, Japón, España, Noruega, Finlandia, Grecia, Irlanda, Suecia, Suiza, Turquía, Portugal... Por parte de la OPEP, se avizoraron incrementos de la producción y de los precios del barril de petróleo a una tasa interanual promedio positiva, y por parte de la AIE, producción y precios estables que les garantizara ganancias y crecimiento de sus respectivas economías, suficientes para cubrir sus expectativas. Hoy día la OPEP agrupa los siguientes países: Arabia Saudita, Argelia, Angola, Catar, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irak, Irán Kuwait, Libia, Nigeria, y Venezuela.

II.

Ni uno ni otro hecho se han producido a la larga. A una recuperación de los precios y estabilización de la producción por aquellos años, sobrevinieron tiempos catastróficos en la economía mundial; los ciclos normales que periódicamente sufre el capitalismo mundial reclamaron su presencia. A la caída abrupta de la economía financiera mundial, la acompañó el desastre que se presentó en la economía real. De manera paulatina, los jerarcas depredadores del mundo de las finanzas hicieron acto de presencia con visos de terror, y la economía del mundo se estremeció. Del 2008 al 2010 la economía del mundo, en especial la de esa parte del mundo acostumbrada a vivir con holgura, comenzó a sufrir las penurias de la escasez, del hambre, del desempleo, del frío, de la falta de hábitat. Más recientemente, desde mediados de 2014, la caída drástica de los precios del crudo, la crisis político-económica y la falta de divisas e inversión en el sector le han pasado una fuerte "factura" a los principales países de petróleo de América Latina: Venezuela, Brasil, Ecuador y Colombia, y a la misma Argentina. Datos de la OPEP y los países involucrados señalan que en el primer trimestre de 2016 se registró una disminución de la producción que superó el 4% (entre 441.000 y 500.000 barriles/día), según el último informe de la Agencia de Noticias Reuters.

III.

La extracción de petróleo que en América Latina, mediada la primera década del siglo registró un bombeo alrededor de los 10 millones de barriles diarios, cayó en más de 800.000 barriles/d a fines de 2015, y allí se mantiene, con caídas de casi 200.000 barriles en Venezuela en los últimos tres años, lo que unido a la caída del precio del barril en más del 65%, ha fulminado su economía.

Investigaciones preliminares indican que el bombeo petrolero en Suramérica está en alrededor de 9,128 millones de barriles/día, el resto de países de la OPEP se acerca a 24 millones de barriles/d, mientras que los países No OPEP están produciendo alrededor del 65%, es decir, entre 58 y 59 millones de barriles/d. La última información OPEP indica que sus países están extrayendo 35.127.000 barriles/día.

Los estudios a los que accedió la Agencia de Noticias Reuters -con las que también alimentamos estas notas-, indican que, además de Venezuela, tanto Brasil, como Ecuador y Colombia, han sufrido los embates de la sobreproducción de los países No OPEP, y de la Arabia Saudita, Irán e Irak. En todo caso, la mayor catástrofe ha sido para los países productores de petróleo de América Latina, incluyendo México, que merecería un capítulo aparte, dadas sus relaciones con EE.UU., que lo trata como a un hermanito expósito.

IV.

El caso colombiano es patético. Mientras en La Habana se firma el acuerdo de paz con las guerrillas de las FARC-EP, grupos de bandoleros, narcotraficantes y paramilitares se suma a "los sabotajes de sus oleoductos, agregando incertidumbre a los padecimientos sociales de ese hermano país. Es paradójico que, frente a lo que vivimos en América Latina, en el Medio Oriente los países árabes se esfuerzan más y más para aumentar la producción y así mantener sus cuotas en el mercado.

Venezuela está viviendo un período terrible, porque aunado a los problemas de la caída de los precios del petróleo, su principal y casi único producto de producción y exportación, se suma una conspiración terrible por derrocar el gobierno, valiéndose la oposición, en alianza con sectores internacionales, de todo tipo de instrumentos políticos, parapolíticos, económicos, informáticos y hasta terroristas. Analistas también apuntan que el descenso de la producción en Latinoamérica podría beneficiar al mercado internacional que lucha, en la actualidad, con una "sobre-oferta" de casi 2 millones de b/d, gracias a la expansiva extracción de crudo de otras potencias como Arabia Saudita, Irán, Rusia, incluso, Noruega.

V.

Por supuesto que la situación por la que está atravesando América Latina contribuye a que el mercado mundial encuentre un equilibrio entre la oferta y la demanda. Y es que la OPEP no está haciendo el trabajo que sus creadores, Juan Pablo Pérez Alfonzo, Al – Tariki, aspiraban, cada país anda por su lado irrespetando las cuotas. Los No OPEP tampoco prestan mucho apoyo (...) Rusia se puso como norte superar los 11 millones de b/d y eso contribuye a que ingresen más barriles innecesarios dentro de un mercado saturado".

En Brasil y Ecuador el retroceso en la producción se calcula entre 3% y 7%, mientras que el bajón en el valor de las exportaciones se ubicó en más del 60%. Recientemente, el presidente Rafael Correa dijo que con precios bajos "no se cubren los costos de producción, hemos recibido cero ingreso petrolero". Afirmó que el Estado tuvo que desembolsar 1.600 millones de dólares para apoyar al sector de los hidrocarburos del país. "En vez de que el petróleo nos dé recursos, ingresos (...) nosotros tenemos que ayudar a la petrolera (...) eso complica nuestras finanzas". En Venezuela, los datos más recientes indican que la extracción de crudo está en el orden de los 2,494 millones de Barriles/d, por lo que el propio Presidente Maduro informó sobre "una caída estrepitosa del ingreso nacional" por la situación del mercado. Explicó que la caída en los ingresos petroleros se ubicó en 90,7%, al pasar de 12.567 millones de dólares a un mínimo histórico de $ 77 millones en enero pasado.

VI.

Para quienes gustan de las estadísticas, suministramos de seguidas una información reciente, calculada promediando las fuentes primarias y secundarias:

Países

Producción b/d

Argelia

1.110.500

Angola

1.863.000

Ecua

549.500

Indonesia

736.000

Irak

4.376.000

Irán

3.240.000

Kuwait

2.886.000

Libia

345.000

Nigeria

1.879.000

Catar

681.500

Arabia Saudita

10.172.000

Emiratos Árabes Unidos

2.795.000

Venezuela

2.494.000

TOTAL

35.127.000

Fuente: Boletín abril de la OPEP.

Un ligero alivio parece introducirse en esta vorágine de sobreproducción y bajos precios. Documentos de la Agencia Internacional de Energía (AIE) informan que la producción en Estados Unidos se ha visto seriamente afectada por el descenso de los precios del crudo. Los datos sugieren una caída de 800.000 bpd por un "fuerte descenso en las nuevas perforaciones" y se proyecta que podría perder otros 800.000 bpd en los próximos cinco meses.

A principios de año, la Opep proyectó que la producción petrolera de Latinoamérica aumentara hasta 150.000 b/d, por encima del incremento estimado de 100.000 b/d en 2015, aunque ningún pronóstico a la fecha tiene perspectivas de cumplirse por la creciente "inestabilidad económica" en el continente. Entes como la Cepal y el FMI proyectan una contracción en Suramérica y el Caribe que oscilaría entre 0,3% y 0,6%, en el mejor de los casos.

En lo que resta de 2016, los productores mantienen los "dedos cruzados" y la esperanza de que el oro negro retome la senda de la recuperación. De no ser así el trabajo para levantar la producción será "cuesta arriba" porque se necesitarán más "petrodólares" para darle oxígeno al negocio, hasta hace poco, más rentable del mundo.

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5417 veces.



César Eulogio Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a227884.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO