Tabaré y Correa alertas por si Maduro daba un Knock out a Santos

Era de suponer la conversación de Correa y Tabaré previa al choque Maduro & Santos allá en Quito:

Tabaré, tú te pones del lado de Maduro y yo junto a Santos -pudo decir Correa- y si Maduro lanza el jab tú tienes que hacer como Lumumba, que pisaba discretamente a su contrincante y cuando aquél bajaba la guardia entonces éste se le metía en el “infai” -in fight- y metía el codo hasta la cacha, tú nomás contén a Maduro que yo salgo corriendo con Santos y lo pongo a salvo porque si Maduro lo pesca lo va a poner a dormir como un bebé, como tú bien sabes Maduro es castrochavista pero no radical sino lay -light- lo que a pesar de lo cual es buena gente, contra ti él lo más que puede hacer es zamparte un empujón.


Mira, Correa -pudo decir Tabaré-, y si Maduro le hace a Santos lo que Mike Tyson a Evander Holyfield ¿cómo paramos eso? A lo que Correa pudo retrucar ¿y tú para qué eres médico?, y agregar, ya sabes que la camilla está en el camerino con todos los porsiacasos, y para más, aparte de agujas, naylon, mercurocromo, mentolathie, algodón y gasa hay una totumita con borra e café, unas ramitas de tabaco y una papeleta de kerosén que también sirven para parar la sangre antes de que llegue al río.


Dos árbitros sobre un mismo ring era lo menos necesario y fue condición sine qua non para que Santos accediera, a eso se refería el Presidente colombiano cuando declaró que él iría al careo bajo ciertas condiciones y sin ninguna expectativa positiva, helas ahí, presencia de dos árbitros además de una camilla full equipo la cual estuvo encaleta por si las dípteras; mas, ésta no fue necesaria, dada la cortesía del Presidente venezolano quien pese llevar sobre sus hombros el grave remoquete de castrochavista, lo sobrelleva como si fuera una medalla y en vez de darle palos a Santos lo que hizo fue extenderle la mano y he ahí ciertamente un desprestigio para el castrochavismo que ahora luce blandengue aunque eficaz.


Hay que reconocer que el presidente Santos fue muy sincero cuando mencionó lo de ninguna expectativa positiva puesto que él ya se sentía derrotado pero rehuir el combate era peor que dar la cara ante el reclamo al que debía corresponder de alguna manera.


Luego de concluido el primer raun -round- Maduro pudo haberle mandado un tuitercito -twittercito- a Cilia explicándole lo ocurrido y pidiéndole asesoramiento, a lo que ésta seguramente retrucó con la siguiente lapidaria sentencia: “¡ Recuerda que cada tramo de una escalera es importante! Está bien que por ahora hayas ensayado sólo fintas, el ko sale cuando tiene que salir.

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2608 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a214405.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO